¿Qué son los lubricantes íntimos?

Los lubricantes íntimos o lubricantes vaginales, son unos geles especializados en reducir el roce entre los genitales o en el ano cuando se tiene contacto con esas áreas. Se utilizan en muchas prácticas sexuales y, además, está especialmente recomendado para las mujeres que tienen un flujo vaginal muy pobre o no lubrican adecuadamente.

¿Por qué utilizar un lubricante íntimo?

El lubricante facilita la penetración vaginal, hacerla más suave y permitir que la mujer no sienta ningún tipo de molestia o dolor que suelen producirse por la sequedad vaginal, haciendo que las relaciones sexuales sean mucho más placenteras. En cambio, en otras ocasiones, el hombre puede recurrir al lubricante íntimo cuando no produce líquido preseminal, evitando así el roce y las molestias.

Por otra parte, este producto se suele utilizar en ausencia de problemas para hacer que la práctica sexual sea más divertida y picante, se utiliza para probar cosas nuevas y salir de la rutina.

Imagen de: http://101farmacias.com/

Imagen de: http://101farmacias.com/

 

Ventajas de utilizar el lubricante íntimo

  • Una de las ventajas de utilizar este producto es que es hipoalergénico. Es decir, que es totalmente compatible con todo tipo de preservativos.
  • El lubricante íntimo mejora considerablemente las sensaciones que se tienen en las relaciones sexuales y, además, las intensifican.
  • Algunos tienen diferentes sabores. Esto supera las incomodidades de lubricar la vagina o el pene con saliva, ya que además de dejar la piel pegajosa, deja un olor que no resulta para nada erótico. Esto, como hemos dicho, se soluciona fácilmente con los lubricantes de sabores.
  • También existen los que cambian de temperatura, lo que proporciona diferentes sensaciones en los distintos momentos del sexo. Puedes jugar con ellos e ir intercambiando sensación de frío y de calor. Son un gran aliado a la hora de estimular.
  • El lubricante presenta sus mayores ventajas en el sexo anal. Esta práctica sexual tan placentera se ha ido normalizando con el paso del tiempo. Pero para disfrutarla sin ningún tipo de dolor, es necesario dilatar y estimular el ano. Para ello, es fundamental utilizar un lubricante para que no se experimente ningún dolor y la penetración sea fácil y suave.
  • Hay ventaja que no todo el mundo sabe acerca de los lubricantes íntimos. Y es que protegen de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y embarazos no deseados. Esto pasa porque al hacer que la penetración sea más suave, es más difícil que el preservativo se rompa.
  • Los lubricantes de base acuosa son transparentes, no manchan la ropa ni el cuerpo, por lo que no te tienes que preocupar de que se ensucie tu ropa ni el lugar donde estás.
  • Por otro lado, permite que las relaciones sexuales duren más, prolongando el tiempo de placer entre ambos. Esto se logra porque, al disminuir el roce del pene, los chicos logran controlar mejor el tiempo y pueden retrasar el orgasmo un poco más, pudiendo llegar al orgasmo al mismo tiempo que la mujer.
  • Los lubricantes con base de silicona están especialmente indicados para cuando mantengas relaciones sexuales en el agua. Este tipo de lubricantes son más resistentes y también pueden ser utilizados en el juego previo como aceite para masajes.

 

Como puedes observar, las ventajas de utilizar lubricantes son muchas. Recuerda siempre leer bien las instrucciones antes de utilizarlos. Puedes usarlos en todas las ocasiones que se te ocurran. Y, sobre todo, para dar una nueva vida a tus relaciones sexuales, sorprender a tu pareja y probar cosas nuevas.

Por último, te dejamos unos consejos que podrán serte de gran utilidad.

Consejos

  • El lubricante íntimo está especialmente indicado cuando exista sequedad vaginal o, aunque no haya, el pene tenga un tamaño grande o la vagina sea estrecha, casos en los que es más probable que ocurra fricción y aparezcan molestias.
  • Una buena opción para aumentar las sensaciones es echar un poco de lubricante en la punta del glande y después poner el preservativo.
  • Lo bueno de los preservativos es que tienen solución a casi todo. Si en vez de querer un orgasmo a la vez con tu pareja quieres que uno de los dos llegue antes o después, solo tienes que utilizar los distintos tipos de lubricantes para acelerar o retrasar el orgasmo según os apetezca.
  • El tabaco, la mala alimentación, el café, la excesiva higiene vaginal, el tipo de ropa interior que usamos o pequeños cambios hormonales afectan al flujo vaginal, en este caso, haciendo que no se fabrique mucho y se produzca la sequedad vaginal. El uso de lubricantes ayuda a resolver estos problemas, haciendo que el cuerpo se prepare para tener relaciones sexuales.
  • Cuando utilices el lubricante íntimo junto a los preservativos debes tener en cuenta que si echas una cantidad extrema del lubricante puede ocurrir que se deslice el preservativo y lo pierdas.
  • Los lubricantes de bases acuosas tienen el inconveniente de que no pueden ser utilizado en la bañera, piscinas y en el agua en general, ya que se disuelven en el agua.
¿Te ha gustado?
6 usuarios han opinado y a un 83,33% le ha gustado.