¿Qué es un condón femenino?

Aunque son poco conocidos como medida anticonceptiva y para evitar enfermedades de transmisión sexual, existen condones femeninos, que otorgan una efectiva protección contra embarazos e infecciones. Ofrecen algunas ventajas sobre los condones masculinos.
Aquí te contamos todo acerca de estos preservativos.
Los condones femeninos son una versión un tanto más sofisticada de los condones comunes, adaptados a la fisiología de la mujer. Podemos afirmar que proporcionan la misma protección que los condones masculinos, pero con un extra: es la mujer la que decide y controla su uso.

Así es: con los condones femeninos la mujer se evita la negociación (no siempre efectiva) cuando se encuentra con una pareja sexual que no desea usar condones durante un coito.

¿Cuál es la diferencia entre los condones masculinos y los femeninos?

Se trata sobre todo del lugar donde se colocan, y por ende de la forma que tienen.
Si el condón masculino va a lo largo del pene, cubriéndolo en su totalidad, los condones femeninos se colocan dentro de su vagina, aunque también son efectivos para usarse dentro del ano. En ambos casos, ofrecen una cobertura total, que protege con eficiencia de las ETS.
Como pueden ser usados por hombres (cuando se colocan dentro del ano) también se les conoce con el nombre de “condones internos”, si bien su definición más común, y su primer uso está dirigido a las mujeres.

¿Que necesitas para utilizar el preservativo femenino?

¿Cómo funciona un condón femenino?

Un condón femenino es, en esencia, una bolsas de nitrilo (plástico blando) de pequeñas dimensiones, que se coloca dentro de la vagina, de manera que recibe al pene. Aunque también se coloca dentro del ano. Puede proporcionar, además, protección en el caso del sexo oral, cuando lengua y labios se ponen en contacto con la zona de la vagina.
Una vez en el interior de la vagina, cubren toda su zona, y se consolidan como una barrera que impide que los espermatozoides alcancen un óvulo o que algún fluido infeccioso alcance los tejidos.

¿El condón femenino es efectivo contra las Enfermedades de Transmisión Sexual?

El condón femenino no es sólo un eficiente anticonceptivo, también reduce la incidencia de infecciones de transmisión sexual.

¿Cómo funciona en este sentido el condón femenino?

Se trata de un proceso muy sencillo, pero altamente eficiente: el material del condón femenino cubre el interior del ano, de la vagina y de algunas regiones de la vulva. Esto disminuye en grado máximo el contacto con el semen o con zonas de la piel que pudieran propagar las enfermedades de transmisión sexual.

¿El condón femenino es más cómodo y eficiente que el masculino?

Los preservativos femeninos en realidad ofrecen una mayor comodidad a la mujer, una mayor protección y un mayor control. Al cubrir las zonas que intervienen en un coito, no hay riesgo de que se rompan o se salgan, son sencillos de extraer, contienen los fluidos sin riesgo de fugas y ponen en manos de la mujer la alternativa y control de su uso, lo que le ofrece una mayor libertad al momento de una relación sexual. De hecho, si ocurre que el hombre no desea usar un condón, la mujer puede usar el femenino, y protegerse sin necesidad de consultarlo.

¿Son difíciles de conseguir los condones femeninos?

No: cada vez son más sencillos de encontrar en farmacias, en sitios web y en centros de salud y de planificación familiar. Son pequeños y discretos. Fáciles de transportar y de usar.

Instrucciones para utilizar el preservativo femenino

¿Cómo se usa el condón femenino?

Cómo utilizar el preservativo femenino
Es muy recomendable que antes de usar el condón femenino por primera vez en una relación sexual, te des tiempo para practicar la colocación de este tipo de preservativo en tu vagina. Es una precaución necesaria para que familiarices con su uso y su colocación, y que de ese modo puedas adelantarte a cualquier eventualidad.

Te recomendemos que realizar esta práctica por lo menos un par de veces.
Recuerda que cada vez que colocas el condón femenino, se te hará más sencillo usarlo.
1. Cuando estés a punto de mantener relaciones sexuales, ten a mano tu condón femenino. Lo primero que debes hacer es comprobar su fecha de caducidad en el paquete. De esa manera t aseguras de que todavía puedes usarlo.
2. Entonces abre el envase y extiende el lubricante o espermicida en el exterior del extremo cerrado del condón femenino.
3. Una vez que lo hayas hecho, el condón femenino está listo para ser colocado en el interior de tu vagina. No hay una postura única para realizar este paso. Te recomendamos que encuentres por ti misma la posición más cómoda y segura que funcione para ti. Puedes ponerte de cuclillas, acostarte, sentarte en una silla o hacerlo de pie.
4. Para colocar el condón femenino; con el pulgar y el dedo índice forma una pinza y apriete los lados del anillo interno, manteniéndolos juntos. Ten cuidado: el condón puede ser un poco resbaladizo. Agárralo con firmeza antes de tratar de insertarlo en su vagina.
5. Usando el dedo índice como una guía, inserte el anillo interno del condón femenino como si fuera un tampón, y empuje hacia arriba hacia el cuello uterino con este dedo.
6. Una vez que haya llegado al cuello del útero, el condón se expandirá naturalmente.
7. Si no sientes al condón femenino, es que lo has colocado de manera adecuada.
8. Con suavidad, retira el dedo y comprueba de que por lo menos una pulgada del condón ha quedado colgando fuera de tu vagina. Si una sección mayor del condón femenino queda fuera es señal de que no ha lo has colocado correctamente.
9. Durante el coito, haz que tu pareja inserte su pene en el anillo exterior y dentro del condón.
10. De ser necesario, comprueba que el pene realmente está entrando en el condón y que no lo empuja hacia un lado de tu vagina.

cómo usar un condón femeninoTe invitamos a conocer más acerca de .

Consejos para utilizar el preservativo femenino

¿Qué tan eficaces son los condones femeninos?

El condón femenino es una forma de control de la natalidad. Como cualquiera medida anticonceptiva tiene algunos riesgos. Es necesario aclarar que ninguna forma de control de la natalidad, fuera de la abstinencia, es 100% efectiva.

Si los condones femeninos son usados correctamente, resultan en sólo 5 embarazos de cada 100 coitos. Y lo que tal vez es más importante aún; los preservativos femeninos ayudan a proteger contra las ETS, incluyendo el VIH, con mayor efectividad que los condones masculinos.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los condones femeninos?

Los preservativos femeninos son seguros, sencillos y efectivos. Tanto hombres como mujeres pueden beneficiarse del uso de condones femeninos por una variedad de razones.

Ventajas:

  • Compartir la responsabilidad en lo que se refiere a las ETS
  • Puede ser adquirido en farmacias y algunos supermercados con discreción
  • Puede ser insertado por cualquiera de los miembros de parejas antes de la intimidad, de manera que puede convertirse en parte del juego previo
  • Son un sustituto conveniente para aquellas personas con alergias al látex
  • Se pueden utilizar con aceite y lubricantes a base de agua
  • Permanece en su lugar con o sin el pene erecto

Desventajas:

  • No se sienten naturales
  • El pene puede deslizarse fuera, lo que puede interrumpir el coito
  • Puede causar irritación en la vagina o en el pene
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.