Cuando se trata de tener relaciones sexuales siempre es importante ser precavidos. Para ello debemos usar métodos anticonceptivos que nos evite de un embarazo no deseado, pero además si no tenemos la certeza de que la persona con la que se tiene relaciones no está completamente sana, también debemos buscar un método que prevenga de las enfermedades de transmisión sexual, como puede ser la gonorrea o la peor de todas, el SIDA.

Entre todos los tipos de anticonceptivos encontramos el condón femenino, el cual se quiere asemejar a un condón masculino pero que no llega a ser tan efectivo contra las enfermedades de transmisión sexual como este.

Si deseas saber cómo usar un condón femenino además de otra información de utilidad sigue leyendo este artículo de doncomos.com donde te daremos todos los datos que necesitas para usarlos.

Qué es un condón femenino

El condón femenino es un método anticonceptivo. Este instrumento se usa de forma similar a un condón masculino de forma que se forme una barrera que no deje a los espermatozoides alcanzar el óvulo, y así evitar un posible embarazo no deseado.

Se considera que el condón femenino es un buen aparato de control de la natalidad, pero es que además puede proteger a ambas partes de la pareja de un posible contagio de infecciones que se transmiten mediante el contacto sexual, como es el caso del VIH. No obstante, debemos señalar que en esta última función, se considera que el condón masculino es mucho más eficaz que el condón femenino para evitar el contagio de infecciones y de transmisiones de enfermedades.

El condón femenino está compuesto del material poliuretano, el cual es un plástico muy fino y fuerte, aunque también hay condones elaborados en su versión más moderna de un compuesto denominado nitrilo.

Este condón femenino está formado por dos anillos, uno a cada extremo, de los cuales uno quedará encajado en la vagina, precisamente en el cuello uterino. Así, esta zona quedará bien recubierta con el material de goma. El otro anillo permanecerá en el exterior de la vagina, cubriendo la vulva.

Este artículo también te puede interesar: Cómo tener sexo seguro.

Cómo de efectivo es un condón femenino

En el caso de que el condón femenino se use de forma frecuente, este presenta una efectividad comprendida entre el 75 y el 82%. Aunque, usándolo de forma correcta todas las veces, el condón femenino puede incrementar la efectividad hasta el 95%.

De todas maneras debes tener en cuenta que estos condones, al igual que los condones masculinos también pueden fallar si no se usa como método preventivo en cada una de las relaciones sexuales. O en el caso de que se use el condón más de una vez. Otras opciones son: que se rompa el condón (ya sea antes o durante el proceso de la relación sexual), que el condón no se haya puesto de forma correcta antes de que se realice la penetración, que el contenido del condón sin querer se haya caído dentro de la vagina mientras se está sacando este, o en el remoto caso de que se trate de un condón con algún tipo de defecto de fabricación.

Fuente foto: http://zonaforo.meristation.com

Qué más debes saber acerca del condón femenino

Los condones femeninos no son demasiado caros, por lo que resulta una forma económica de ser precavidos, no obstante, a día de hoy, los condones masculinos siguen siendo todavía más económicos.

Nunca deberéis poneros un condón femenino y uno masculino al mismo tiempo, ya que entre ellos se provoca una fricción que puede hacer que se rompan ambos dispositivos.

Puedes adquirir los condones femeninos del mismo modo que el condón masculino, sin necesidad de receta médica y en farmacias, clínicas, clínicas de planificación familiar, o incluso en grandes supermercados.

Piensa que puedes ponerte un condón femenino hasta 8 horas antes de mantener relaciones de forma que siga siendo efectivo, por lo que siempre puedes ir preparada a una cita especial o salida. Pero si confías en este método como anticonceptivo recuerda que siempre deberás ser precavida y llevarlo contigo en caso de que haya alguna posibilidad de mantener relaciones.

Podrás usar el condón en todo momento, da igual que estés embarazada, en los días de la menstruación o hasta si has dado a luz recientemente.

Fuente foto: http://laclinicadelamujer.com.mx/

Cómo usar un condón femenino

Recuerda que para poder usar el condón femenino como anticonceptivo siempre deberás de tenerlo a mano en cada momento que lo vayas a necesitar para no correr ningún tipo de riesgo.

Seguramente la forma del condón femenino te haga ver que es un método complicado, pero no te preocupes, solo será complicado la primera o primeras veces que lo vayas a usar, una vez que aprendas la forma correcta de ponerlo y hayas practicado ya te resultará realmente sencillo.

Por supuesto para ponerte el condón necesitarás retirar el condón de su envoltorio correspondiente con cuidado de no rasgarlo o rozarlo con las uñas largas.

Es preciso que estés relajada en el momento de ponerte el condón femenino, para que tu vagina también lo esté. Lo mejor es que te coloques en una posición que te resulte cómoda para poder introducirte el condón femenino. Estas posiciones pueden ser apoyando una pierna sobre una silla, o semi tumbándose con las piernas flexionadas, entre otras.

Primero debemos identificar el anillo interno del condón. Lo vamos a coger con la ayuda de dos dedos, el pulgar y el dedo corazón. Con estos dedos debemos apretar el anillo y meterlo lo más adentro posible de la vagina que puedas. Para que te guíes, el anillo deberá quedarse por encima de donde está el hueso púbico. La otra mano será necesaria para ayudarte a separar los labios vaginales y tener más espacio.

Por otra parte, el anillo externo del condón deberá quedarse colgando por fuera de la vagina, de este modo se consigue evitar que se produzca contacto entre el pene y la vagina.

Fuente foto: http://sorayaginecologo.net/

Una vez que hayas terminado de ponértelo siempre debes realizar dos comprobaciones: una que el condón no se ha girado mientras te lo estabas poniendo, y dos, que el anillo interior sigue recto, tal y como debe ir.

Mientras estés usando este método anticonceptivo siempre es altamente recomendable el uso de lubricantes artificiales, ya que así, no solo conseguirás sentir más placer, sino que evitarás la fricción y puedes evitar que el condón pueda romperse.

Después de colocártelo y de comprobarlo ya podrás disfrutar de las relaciones sexuales.

Cuando hayáis terminado recuerda que siempre deberás retirártelo, y nunca deberás usarlo en más de una ocasión. Para sacarte el condón femenino será mejor que te incorpores, que aprietes bien y que gires el anillo externo, así podrás asegurarte de que todo el semen no se derrame sin querer mientras el condón va saliendo de la vagina. Una vez que todo el contenido esté asegurado y no haya forma de escape podrás ir tirando ligeramente y con mucho cuidado de él. Por último deséchalo (procura no tirarlo por el inodoro, ya que podría obstruir las tuberías).

Ahora ya sabes un poco más sobre el condón femenino y cómo usar un condón femenino, por lo que recuerda ser precavida y no esperes a que el hombre sea el que vaya preparado. Tú también puedes actuar en temas de prevención tanto de embarazo como de contagio de enfermedades de transmisión sexual, lo cual es lo más importante.

 

 

¿Te ha gustado?