En las películas, generalmente, las historias de amor siempre son entre personas jóvenes. No es común ver que los dos protagonistas pasen de 50 o 60 años. Esto ha creado un estereotipo social, haciendo creer a las personas que cuando se está en la Tercera Edad, ya es muy tarde para el amor.

De hecho, esta forma de pensar se ha colado en las familias. Cuyos miembros más jóvenes opinan que es una idea descabellada y absurda; que sus padres o abuelos deseen rehacer sus vidas encontrando el amor en otra persona. Para ellos, sencillamente, no tienen el permiso de hacerlo.

Pero, ¿Es eso cierto? ¿Acaso las personas mayores no tienen derecho a amar? ¡Claro que sí! Nunca es demasiado tarde.

Aún más admirable es ver cómo la pareja envejece junta con el paso del tiempo y, aun así, siguen disfrutando de una relación de pareja sólida, con una vida sexual activa. Pero, ¿Hay algún secreto? ¿Cuál es la clave para mantener viva la llama del amor aunque se esté en la Tercera Edad?

Instrucciones para Tercera Edad – encontrar pareja en la Tercera Edad.

Para mantener una vida sexual saludable y un libido alto, cuando se está en la Tercera Edad, es necesario estar al tanto de dos aspectos importantes:

  • El factor fisiológico, esto tiene que ver con los cambios a nivel corporal que han sufrido las personas. No es para nadie un secreto que, los años no pasan en balde y que, según las leyes de la gravedad, todo lo que sube, tiene que bajar. La piel del adulto mayor no solo deja de ser firme y se arruga, sino también se reseca, le salen manchas, características comunes del envejecimiento. Para una persona joven, quizás esto no suene nada provocador. Pero, cuando ambas personas atraviesan por este proceso natural juntas o al mismo tiempo, entonces hay una aceptación sobre el cuerpo. No se trata de que la persona sea conformista con respecto a las expectativas que tiene, más bien es realista y está consciente de que ella también está afrontando esos cambios.

tercera edad

  • También, deben considerar el factor patológico. ¿Qué quiere decir esto? La vejez no viene sola. Siempre llega acompañada de enfermedades, y algunas de ellas pueden dificultar la actividad sexual. Por ejemplo, la hipertensión, la diabetes, la angina de pecho, el infarto al miocardio, entre otras. Esto no quiere decir que la pareja deba de privarse por completo de las relaciones sexuales, no. Lo que esto indica es que, conociendo estas patologías, es necesario acudir al médico para tomar las medidas preventivas. Él le indicará las diferentes soluciones y terapias que puede realizar cada paciente, de acuerdo a su condición de salud.

Por otra parte, es bien sabido que debido a diferentes factores, las mujeres suelen perder el lívido, o deseo sexual, al llegar a cierta edad madura. Pero, esta es una excepción, no tiene por qué convertirse en una regla.

Existen diferentes formas con las cuales se puede mejorar este aspecto. Entre ellas, podríamos resaltar la creatividad y la paciencia.

Ahora bien, si ya pasaste los años mozos, quizás te estés preguntando ¿Cómo puedes ligar con alguien? No te preocupes y sigue leyendo que lo que viene se pone bueno.

¿Que necesitas para Tercera Edad – encontrar pareja en la Tercera Edad.?

Un refrán popular dice que nunca es tarde para el amor y, qué bueno que eso es cierto. Hay muchas maneras de encontrar el amor y la satisfacción personal a pesar de que ya haya pasado la flor de la vida. ¿Cómo?

Por ejemplo, en muchos países existen los llamados Clubs. En estos lugares existen una cantidad de actividades que estimulan la interacción entre las personas. Tales como el baile, los juegos de mesa, las excursiones, etc.

¿Por qué no considerar la posibilidad de inscribirse en uno? Si no surte el efecto deseado, no habrás perdido nada. Por el contrario, habrás ganado nuevos amigos y nuevas experiencias. No se trata de que esa persona especial no exista, sino que se está en el lugar inapropiado.

Otra manera de conocer personas, y posibles opciones de pareja, es viajando en grupos. Eso permitirá conocer la personalidad, los intereses y gustos de los demás, y así saber qué tan compatibles pueden ser. Los años vienen acompañados no solo de achaques, también traen un cúmulo de experiencias que puedes compartir con otros, lo cual resulta ser, para muchos, algo fascinante.

¿Te gusta la tecnología? ¿Tienes un espíritu aventurero? Entonces tienes la clave del éxito para experimentar con otra forma de conocer personas. Se trata de los chats en la red. Hay páginas web especiales para establecer contacto con personas que compartan tus ideales. En estos sitios de internet puedes pasar ratos agradables y encontrar a esa persona especial.

Siguiendo con la onda de la tecnología, puedes descargar aplicaciones, para buscar parejas, en tu móvil. Es cuestión de llenar un pequeño formulario con tus datos personales, gustos y características de tu personalidad para crear un perfil, el cual podrán visitar las personas que estén interesadas.

¿Y si quien se interesa por mí está en otro país? ¿Qué pasaría si la persona con la que tengo química está muy lejos? Tranquilo, para que esto no suceda, se pueden filtrar a las personas según tus intereses.

Por ejemplo, puedes buscar personas que su edad esté entre 50 y 65 años y que vivan en Madrid. Eso reducirá considerablemente el número de candidatos a conquistar de nuevo tu corazón.

Luego de establecer contacto con una persona, si vez que pasa un tiempo y sigues cultivando la amistad, sería conveniente que concertaran una cita para poder conocerse personalmente y poder ver si hay la misma química cuando se está frente a frente.

Estos consejos son útiles, tanto si estás en esta situación, o sea en busca de pareja en la Tercera Edad, o si conoces a alguien que quieres ayudar a encontrar el amor.

Consejos para Tercera Edad – encontrar pareja en la Tercera Edad.

Recuerda que nunca es tarde para amar y ser amado. Si tuviste la desventura de perder tu pareja a la fuerza porque enviudaste o de forma voluntaria porque decidiste separarte, siempre puedes rehacer tu vida. No tienes por qué resignarte a estar solo el resto de tu vida.

Deja a un lado la idea de que a cierta edad solo se puede cuidar a los nietos y esperar que alguien se acuerde que existes y te visite. Si lo deseas, puedes emprender nuevas aventuras y dar un toque picante a tu vida.

Toma en cuenta las sugerencias que te hemos dado. Inscríbete en algún club que te permita ampliar tu círculo de amistades y también tus horizontes. Atrévete a usar las redes sociales para conocer personas con gustos afines a los tuyos. ¿Por qué no le pides a un amigo que te presente a alguien con quien puedas socializar? Esa también puede ser una buena oportunidad de encontrar el amor.

¿Y si la relación prospera?… ¡Venga! Eso sería maravilloso. Quítate de la cabeza los prejuicios y tabúes propios de una sociedad miope. Que se encarga de etiquetar quién puede hacer cierta cosa y quién no. Recuerda que mientras tengas conciencia de tus cambios patológicos y fisiológicos, puedes llevar una vida sexual activa y plena, sin ningún remordimiento.

La edad otoñal es ideal para entablar nuevas relaciones, pues ya se tiene la madurez y la experiencia necesarias como para definir qué es lo que se quiere. Así que no hay excusa que valga. Lánzate al agua y si no sabes nadar, aprendes.

tercera edad

El amor y la vida sexual en la Tercera Edad son posibles. Solo debes estar decidido a reescribir tu historia y ser el protagonista que tiene un final feliz. Recuerda que a esa edad ya no se tienen demasiadas responsabilidades. Aprovecha el cambio de circunstancias para empezar de nuevo y volver a amar.

 

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.