Tener sexo anal con Hemorroides – Todo lo que has de saber

A veces, cuando se trata de simplemente hablar del sexo común y corriente que se supone que toda la peña practica, resulta ser un tema tema tabú para algunas personas. Pero si os hablamos de prácticas un poco menos comunes como el sexo anal y lo aderezamos con una condición que adversa contra la estética y la salud de vuestra pareja como las hemorroides, la verdad es que las alarmas suenan de forma trepidante en todos aquellos que no tienen la mente tan abierta como para plantearse a hacer el intento de probar; si os gusta mantener relaciones sexuales anales con vuestra pareja, y presenta esta condición, aquí tenéis todo lo que necesitas saber sobre las hemorroides.

paja

Seguro os interesa leer «Cómo quitar hemorroides«.

¿Qué son las hemorroides?

De una forma clara y concisa, sin muchos tecnicismos médicos. En la región anal de cualquier persona (hombre o mujer) hay como una especie de almohadillas que facilitan que podamos defecar con tranquilidad. Ante ciertos escenarios reiterativos estas almohadillas se pueden inflamar generando lo que conocemos como hemorroides.

Algunas causas pueden ser:

  1. Estreñimiento: Las personas que sufren esta condición pueden terminar sufriendo de hemorroides por el esfuerzo crónico que deben mantener para hacer sus necesidades y también a causa de la dureza de las heces que friccionan la zona rectal.
  2. Diarrea: Las sucesivas evacuaciones ocasionadas por la diarrea plantean un escenario favorable para desarrollar la enfermedad, o contribuyen a empeorar los síntomas en caso de ya estar padeciéndola.
  3. Postura estática prolongada: Si os pasáis demasiado tiempo de pie o sentado, de forma frecuente, esto puede ser una causa o un agravante.
  4. Embarazo: En el caso de las mujeres, el feto durante la gestación sobre todo en las últimas semanas puede ejercer presión en la zona rectal, y también los esfuerzos de pujar durante el parto pueden ser causas probables de hemorroides.

Síntomas comunes de las hemorroides:

  1. Sangrado: Existencia de goteo de sangre que se puede apreciar en las heces al defecar.
  2. Prolapso anal: Salida de las hemorroides internas y/o externas hacia afuera del ano, con el tiempo quienes padecen de forma crónica estos síntomas pueden quedar con las hemorroides por fuera de forma permanente
  3. Sucio en la ropa interior: Puede generar manchas anormales en la ropa íntima ya sea de mucosa, sangre o heces.
  4. Molestias: Picor, ardor y dolores en la zona.

¿Cómo tener sexo anal con hemorroides?

La primera pregunta obvia es si es posible mantener relaciones sexuales con alguien que tenga hemorroides, de una forma que sea saludable y segura. La respuesta es un sí, lo importante es resolver algunas dudas primero y saber cómo proceder en estas condiciones; lo primero que debéis saber es que tener sexo anal nunca causa las hemorroides. Aunque es posible que vuestra pareja tenga las hemorroides internas inflamadas y no lo sepa, y durante la práctica sexual terminéis encontrando sangre.

¿De mente abierta? Leete esto «Relaciones Abiertas: Todo lo que has de saber«.

Pero no se puede atribuir al hecho en sí, si no que probablemente provenga de antes bajo otras causas, o incluso, otras condiciones que no tengan que ver con las hemorroides. Así que en este sentido podéis calmaros. Aquí tenéis algunos tips y datos relevantes respecto al tema:

  1. Tener sexo anal con hemorroides no es contraproducente: No hay ningún motivo por el cual sea malo llevar esta práctica a cabo solo por las hemorroides en sí. Hay que tener el mismo cuidado y la misma delicadeza que se ha de tener con un ano totalmente sano. Pues no es un área preparada de forma natural para la penetración.
  2. Es recomendable usar condón en la mayoría de los casos: Si se trata de sexo casual, no conocéis bien, o no tenéis plena confianza en la salud sexual de vuestra pareja. Es altamente recomendable el uso del condón, porque se puede presentar el caso de que tenga alguna enfermedad de transmisión sexual. Y mediante un simple sangrado de una hemorroide interna, transmitírosla.
  3. Es seguro hacerlo sin protección si la persona es saludable: Si la pareja sexual no presenta ningún tipo de ETS, y hay plena confianza, es completamente seguro tener sexo anal. Pues como se mencionó anteriormente, el hecho de que haya hemorroides no es contraproducente para ninguna de las dos partes. Solo es aconsejable lubricar bien el área de la misma forma que con un ano sano.

Como veis no es muy complicado ni se presentan procedimientos especiales ni medidas rigurosas para poder tener sexo anal con hemorroides. Pues con conocer lo que rodea a esta condición. Se puede acabar con los mitos y preocupaciones que existen al hablar de este tema.

Pero que con la mentalidad abierta de disfrutar plenamente de la sexualidad. Y tomar las mismas medidas preventivas que se deben tomar en todos los escenarios para llevar una vida sexual activa y saludable. Esto es todo lo que necesitas saber para tener sexo anal con hemorroides.

Si os gusta este tipo de contenido, por que no visitas «Cómo hacer sexo oral a un hombre«.

 

 

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.