Hace ya cierto tiempo que se ha puesto de moda una nueva práctica sexual. Se trata del Stealthing. Es probable que no sepas que has formado parte de esta actividad, porque se realiza sin tu consentimiento. Puede que seas un hombre y la hayas practicado sin tener en cuenta sus consecuencias para con tu pareja.

Desde doncomos vamos a explicarte un poco más esta tendencia sexual y sus posibles riesgos para que seas consecuente de tus actos si eres un hombre. Y para que, si eres la pareja de ese tipo de hombre, estés al tanto de que puede sucederte.

Comencemos.

¿Qué es el Stealthing?

Se conoce como Stealthing a aquella práctica sexual en la cual el hombre decide retirar el preservativo durante la penetración si avisar a su pareja de coito. Puede darse por tanto entre parejas homosexuales y heterosexuales. La pareja en ningún momento es consciente de que haya sucedido este hecho. Ni durante la penetración ni tras su finalización.

Muchos hombres que recurren al Stealthing vuelven a colocarse el preservativo después de eyacular dentro de su pareja y sin que esta lo sepa.

Este acto ha llegado a considerarse un tipo de agresión sexual, e incluso violación ante los tribunales. Al retirarse el preservativo sin consentimiento de la otra parte se está vulnerando la libertad sexual de la pareja y haciendo que corra un grave riesgo para su salud. No hay que olvidar que la pareja de cama solo ha consentido en mantener relaciones sexuales con el otro individuo con protección. En el momento en el que el hombre decide retirar el preservativo sin avisar a su pareja, está incumpliendo el acuerdo al que ambas partes habían llegado.

Además de las implicaciones legales, el Stealthing puede tener graves riesgos para nuestra salud.

Solo se considera Stealthing cuando el hombre que retira el preservativo lo hace de manera consciente. Es decir, que no se trata de un accidente. Como por ejemplo que el preservativo se salga sin querer o se rompa durante el acto sexual. Tampoco se considera Stealthing si la pareja está de acuerdo en retirar el preservativo para terminar el acto sexual.

Aunque el Stealthing es más habitual entre parejas heterosexuales, también ocurre entre parejas homosexuales.

¿Cómo se puede llevar a cabo el Stealthing?

El hombre que realiza esta práctica sexual la lleva a cabo aprovechando cambios de posición durante la actividad sexual. Por ejemplo cuando se cambia a posiciones en las cuales la pareja no está cara a cara. O incluso cuando se llevan a cabo juegos eróticos donde la pareja que no consiente tiene los ojos tapados o no ve lo que sucede.

En ocasiones los hombres que practican el Stealthing se retiran el preservativo durante el acto sexual y se lo vuelven a colocar tras terminar la relación. De esta manera mantienen por completo engañada a su pareja sobre el hecho de haber mantenido una relación sexual segura.

¿El Stealthing es peligroso? Riesgos del Stealthing

, el Stealthing es una práctica sexual de alto riesgo. Además de violar los derechos y la libertad sexual de la pareja, puede provocar enfermedades de transmisión sexual. Y no solo eso, sino que también puede dar lugar a embarazos no deseados que provoquen graves problemas en las familias.

Las enfermedades de transmisión sexual, como el VIH, se pueden contraer si se pone en la práctica este juego sexual sin consentimiento.

El Stealthing suele ser bastante habitual entre los jóvenes debido a la gran cantidad de información que obtienen sobre esta actividad sexual. Muchos lo utilizan como reto personal o entre amigos. Hay algunos que incluso apuestan sobre la capacidad de realizar esta práctica.

Se ha escrito mucho sobre la motivación que puede llevar a los hombres a realizar el Stealthing. Las teorías son varias. Las más conocidas son sin duda las siguientes:

  • Para aumentar la excitación del acto sexual por medio de juego prohibido. El Stealthing se convierte en un verdadero reto para los hombres que lo practican. Es una manera de lograr mucha más excitación por miedo a “ser pillados” después de retirarse el preservativo. Además la sensibilidad masculina es mayor sin condón, lo que hace que el sexo resulte todavía más agradable para el que lo lleva a cabo.
  • Por la consideración de tener derecho a expandir los genes. Algunos expertos creen que el Stealthing nació entre grupos que pensaban que tenían derecho a expandir sus genes. Tanto si su pareja sexual quería como si no.
  • Provocar un embarazo no deseado. En muchas ocasiones el Stealthing está detrás de provocar un embarazo no deseado en las mujeres. Ya sea por venganza o por conseguir “atar” a esta mujer al hombre que la deja embarazada.

El Stealthing y las enfermedades de transmisión sexual

Sin duda uno de los mayores riesgos del Stealthing son las enfermedades de transmisión sexual o ETS. No hay que olvidar que le preservativo es el método anticonceptivo más eficaz contra este tipo de enfermedades. Se consideran como enfermedades de transmisión sexual aquellas que se transmiten entre hombres y mujeres por medio del contacto sexual. Por norma general los problemas de salud que provocan las ETS suelen tener peores consecuencias para las mujeres. Por ejemplo una mujer embarazada que contraiga una enfermedad de transmisión sexual puede provocar graves problemas de salud en el feto. Incluso puede que el embarazo termine en aborto o que el niño acabe con algún tipo de malformación o enfermedad.

El condón te puede ayudar a evitar:

  • El contagio del VIH
  • El contagio de la clamidia
  • El contagio de la gonorrea
  • El contagio de diferentes tipos de hepatitis
  • El herpes genital
  • El virus del papiloma humano (VPH)
  • El virus zika

Aunque existen antibióticos para luchar contra las ETS que son causadas por bacterias, hongos y parásito, no hay manera de deshacerse de las ETS provocadas por un virus. El ejemplo más conocido es sin duda el del SIDA. Aunque existen tratamientos para paliar los dolores y las afecciones que provocan al resto del organismo, las ETS que se contagian por culpa de un virus no tienen cura.

¿Por qué el Stealthing va contra la Ley?

Básicamente porque se trata de un acto sexual sin consentimiento por ambas partes. Aunque la pareja de coito haya aceptado mantener relaciones sexuales no ha dado su aprobación a llevarlas a cabo sin protección. Cuando el varón que practica el Stealthing realiza esta práctica, incumple el acuerdo al que habían llegado ambas partes.

Según recoge el código penal español cualquier persona que lleve a cabo acciones sexuales que vayan en contra del consentimiento de la pareja es considerada responsable de abuso sexual. Y pueden incurrir en penas de hasta 3 años de prisión por practicar esta actividad.

En otros lugares del mundo se ha llegado a considerar una violación y no solo un abuso sexual. Es lo que sucede, por ejemplo, en el estado de California donde el Stealthing se define como violación.

Uno de los problemas más graves asociados a esta práctica sexual es que aquellas personas que lo padecen no saben si se trata de una violación o no. Además, muchos de los que lo practican no consideran que estén realizando ningún acto sexual peligroso o que estén cometiendo un delito.

En la mayor parte de las ocasiones las personas que sufren Stealthing no lo denuncian porque no saben que se trata de un delito. Esto sucede en muchas ocasiones cuando se mantienen relaciones esporádicas. Muchas mujeres que sufren Stealthing con hombres que conocen de una noche no denuncian porque piensan que ha sido culpa suya. Al haber consentido a mantener relaciones sexuales creen que el que el varón se haya quitado el condón era algo que podía llegar a pasar. Muchas veces la vergüenza de ser juzgadas por tener una vida sexual más libre hace que no piden justicia.

Es importante concienciar contra el Stealthing

Como se trata de un acto sexual sin consentimiento por parte de la pareja, es importante concienciar a quien lo practica que no lo haga. Por desgracia hoy en día existen multitud de foros donde hombres que practican el Stealthing dan sus consejos e ideas para que puedan seguir utilizando esta técnica sin el consentimiento de la pareja.

Piensa que se trata de un riesgo que ni tú ni tu pareja tenéis por qué asumir. Y sobre todo es mucho más arriesgado si se trata de parejas jóvenes. Un juego de este tipo puede provocar que termines en la cárcel. Además de que puedas terminar teniendo una ETS o trasmitiéndosela a tu pareja.

Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda para comprender un poquito más esta práctica sexual tan poco recomendable. Si estás interesado en obtener más información sobre relaciones o sexo, puedes encontrarla en nuestra web.

Aquí podrás encontrar solución y respuesta para casi cualquier tipo de duda que te asalte. Tanto sobre prácticas sexuales como sobre cualquier otro tipo de actividad sexual. Te recomendamos que leas algunos de los siguientes artículos que pueden resultarte de interés:

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.