¿Se puede tener sexo con fimosis?

Cuando se trata de problemas, limitantes, inconvenientes o condiciones sexuales. Por lo general se trata de situaciones bastante incómodas y vergonzosas para aquellos que la padecen. Tal es el caso de la fimosis, condición sexual la cual se vuelve una pesadilla para aquellos hombres que la sufren. Resulta especialmente aberrante sufrir este tipo de condiciones cuando se es hombre por temas de orgullo y por qué no, la misma sociedad.

Se comparte cierta creencia en la sociedad de que el hombre es la figura fuerte, valiente, capaz de lidiar con cualquier situación y que sobre todo, es aquel que puede satisfacer los deseos de su mujer. Especialmente si está el sexo de por medio, porque hombre que no logra complacer a su mujer no puede ser llamado «Un hombre de verdad»… ¿Cierto? La verdad es que no, esto es un poco exagerado. Estamos conscientes que las cosas no tienen por qué ser así realmente y la figura masculina en muchos casos no tiene por qué ser representada de tal manera. Inclusive, tiene el derecho de pecar de alguna de estos estigmas.

Puede parecer que nos estamos yendo por las ramas, pues si nos detenemos a pensar… ¿Qué tiene que ver todo esto con la fimosis? Pues, te lo podemos resumir con la siguiente metáfora… Imagina un caballero que no puede desenvainar bien tu espada. Esta oración cobra mayor sentido una vez que descubrimos que es la fimosis.

Tras toda esta palabrería resulta muy probable que tengas curiosidad de conocer más acerca de esta condición y que por supuesto. Nos permita dar respuesta a la pregunta planteada en el título. ¿Se puede tener sexo con fimosis? Pues… Vamos en orden…

fimosis

Es posible que os interese leer «En qué consiste la fimosis«.

¿Qué es la fimosis?

Para poder comprender por qué es complicado responder a la pregunta «¿Se puede tener sexo con fimosis?» necesitamos primero entender qué es esta condición. Y de forma muy sencilla, la fimosis se hace presente cuando el prepucio del pene es demasiado estrecho, por lo que no deja que el glande quede al descubierto. Lo que evidentemente causa incomodidad y dolor cuando se intenta llevar el prepucio hasta atrás.

Pese a lo horrible que suena, te sorprendería saber que es una condición muy común, y suele significar un gran problema para aquellos hombres que están iniciando su vida sexual… ¿Ahora entendéis lo del caballero y su espada?

Dificultades de la fimosis.

Para entender mejor lo complicada que es esta condición, hemos decidido listar algunas de las dificultades para el hombre que supone padecer de fimosis. Ya que no todo se resume a dolor por intentar mantener relaciones sexuales o masturbarse.

  • Empecemos con lo más complicado de esta condición, básicamente la para fimosis es cuando el prepucio se lleva hasta atrás y al intentar subirlo, el glande impide que este pueda cubrir el pene en su totalidad, lo que conlleva a que este se inflame, lo que hace que requiera de una atención médica inmediata.
  • La hinchazón acompañado de una infección. Esto resulta evidente, debido a que no es posible retraer el prepucio hasta su lugar, no se puede realizar una limpieza óptima del miembro.
  • Molestias al orinar. La orina se acumula en la punta del pene, debido al mal desplazamiento del prepucio. Lo que genera dificultades para poder orinar.

fimosis

En conclusión… ¿Es posible tener sexo con fimosis?

La respuesta resulta muy evidente, pero se puede dividir en dos… «No, no puedes tener sexo porque te dolerá un huevo» y  «Si, si puedes tener sexo, pero será toda una tortura«. Después de todo lo escrito, creo que todos podemos coincidir y estar de acuerdos en que esas son las respuestas correctas.

Pero ya en serio, ciertamente puedes tener sexo con fimosis, sin embargo el dolor que se produce es muy intenso, lo suficiente como para impedir que se pueda disfrutar del acto sexual. Por lo que lo más recomendable es no hacerlo. En todo caso no significa que no se pueda tener sexo nunca, la verdad hoy día existen maneras de tratar esta condición (Cómo es la operación de fimosis), por lo que conseguir una vida sexual activa y sin molestias es posible para aquellos que padecen de fimosis.

Nuestro consejo es primero acudir a un médico para solucionar el problema y luego poder intentar tener relaciones sexuales, ya que de hacer lo contrario se corre el riesgo de parafimosis, y llegar hasta ese punto supondrá ser el único momento de tu vida en el que desearás con todo tu ser no haber desenvainado la espada ante una mujer.

Si os ha gustado el artículo y sois de esos que disfrutan conocer más sobre relaciones y su cuerpo, tener que pasar por nuestra sección de relaciones y leer más de nuestros artículos, como lo puede ser «Cómo estimular el glande«.

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.