Las relaciones interpersonales cada vez empiezan a una mayor temprana edad. El famoso dicho que se debe llegar virgen hasta el matrimonio parece haber quedado obsoleto hasta el punto que las nuevas generaciones cada vez tienen una mayor curiosidad por experimentar y ver qué se siente cuando se mantiene una relación sexual. Esto ha cambiado totalmente el contexto actual.

Las preocupaciones de los padres ante la falta de madurez que tienen sus hijos para afrontar una relación sexual con una persona de otro género han ido en aumento. Por ello, en muchas reuniones de padres con las escuelas se pide una mayor educación sexual para los alumnos delante del uso de métodos anticonceptivos como los preservativos, y sobretodo actuación ante cualquier problema que se pueda sufrir durante el coito. La promiscuidad con la que se tienen relaciones sexuales en edades realmente tempranas, en las que en algunas ocasiones pueden alcanzar límites insospechados.

¿Qué son las relaciones a temprana edad?

No existe un estudio científico que advierta realmente de cuando se puede considerar una edad temprana para mantener una relación sexual. Incluso, este concepto puede variar en función de la persona. No olvidemos que todos no maduramos al mismo tiempo, y que incluso, existen diferencias entre géneros en la mayoría de ocasiones. Se suele decir que las chicas tienden a madurar mucho antes que los hombres, y que por esta razón, a la hora de elegir la pareja debe existir una diferencia de entre cuatro y cinco años. Básicamente, se busca equilibrar el coeficiente de madurez entre ambas personas.

Más allá de esto siempre se señala a la educación como el principal requisito para tener relaciones sexuales, y sobretodo hacerlo con la persona adecuada. El colectivo más vulnerable es el femenino debido al enorme aumento de los casos de violencia de género que existen en la actualidad. Cada vez más son las mujeres violadas, y por tanto, una de las principales preocupaciones de la clase política es llegar a un pacto que permita la protección y la eliminación de este tipo de prácticas. Con el paso de los años, se han ido aplicando nuevas políticas que también han ido dirigidas a eliminar, sin ir más lejos, las prácticas proxenetas. A principios de siglo, muchos cuerpos policiales no sabían como actuar ante la práctica de las tratas de blancas. Ahora existe un cuerpo específico para ello.

Las nuevas tecnologías también juegan su papel fundamental en las relaciones a temprana edad. Ahora los jóvenes cada vez tienen más rápidamente acceso a material pornográfico y sexual, lo que alimenta su deseo y orientación sexual más pronto. Por ello, esta es otra de las razones por las que las relaciones a temprana edad se han multiplicado. Los jóvenes, aunque para muchos son niños, tienen más curiosidad por experimentar y por ello tienen relaciones sexuales más pronto. Tampoco hay que olvidar que los noviazgos son cada vez más efímeros lo que también acelera la práctica de relaciones y la necesidad de evitar los gatillazos.

Sea como sea, los locales de ocio, el acceso a bebidas alcohólicas más sencillo son también otros de los principales motivos. Las redes sociales, las aplicaciones para ligar o los teléfonos inteligentes también contribuyen a toda esta tendencia. El panorama ha cambiado, y parece complicado de frenar. Los padres también tienen la obligación de adaptarse a los nuevos tiempos que vienen para vigilar y guiar a sus hijos hacia la dirección correcta y evitar que puedan meterse en problemas.

Beneficios de las relaciones a temprana edad

Con todo, las relaciones a temprana edad, aunque pueda parece todo lo contrario, también implica una serie de beneficios que merece la pena mencionar y tener en cuenta:

  • Conocer el deseo y orientación sexual. La mayoría de psicólogos y expertos en sexología coinciden en que la orientación sexual de cada uno se descubre al llegar a la adolescencia. Obviamente, las relaciones a temprana edad permite que esto se descubra antes incluyendo la masturbación por primera vez.
  • Ganar madurez y confianza. Perder la virginidad es motivo de confianza y seguridad. También un signo de madurez. De hecho, en pareja se suele decir que cuando se hace el amor se suele ganar en confianza y sirve para afianzar la relación.
  • Poder compartir con los padres. Es una de las principales preocupaciones de los padres, pero al mismo tiempo, uno de los motivos que más pueden unir a hijos y padres. Las ganas por descubrir, las dudas y las respuestas que puedan obtener pueden unir a padres e hijos como los mejores confidentes.
  • Conocer el amor de la vida. Cada vez, y especialmente con el aumento de los divorcios, parece más complicado conocer al amor de tu vida desde que eres bien pequeño. Sin embargo, el deseo está intacto y las relaciones a temprana edad pueden permitir esta posibilidad para conseguirlo.

Sin duda, las relaciones a temprana edad bien gestionadas pueden ser motivo para la alegría y bien llevadas pueden dar muy buenas sensaciones. Seguir algunos de estos consejos que se dan a continuación van a permitir que los más pequeños disfruten de una adolescencia sana, puedan experimentar y, al mismo tiempo, no desviarse del camino.

Cómo educar las relaciones a temprana edad

La educación se erige como un factor fundamental para controlar de primera mano que las relaciones a temprana edad puedan no convertirse en un verdadero problema. La intervención de los diferentes actores tiene una importancia realmente grande a partes iguales. Para empezar, los padres son los principales responsables de los hijos y, en ese sentido, deben saber dónde van, con quién se mueven y en qué ambientes se relacionan. Las malas compañías deben ser una señal de alerta. Sin embargo, controlar totalmente a los hijos es realmente complicado y, por tanto, limitarles de aquello que quieren nunca suele ser una buena solución. Acostumbra a crear confrontación y distancia entre padres e hijos.

En su lugar, los expertos siempre recomiendan crear un ambiente de confianza. En muchas ocasiones se comete el error de no dejar a los hijos dormir en casas ajenas por miedo a que puedan tener relaciones sexuales. Sin embargo, dichas relaciones también pueden ocurrir perfectamente durante la mañana o la tarde de cualquier fin de semana. Por esta razón, transmitir el mensaje de ve con cuidado y, sobretodo, ante cualquier problema puedes consultarme que estaré allí suele ser mucho más constructivo. La cercanía es mayor y también te asegura que ante cualquier duda o problema que tenga tu hijo o hija te va a consultar para pedirte consejo. Se refuerza la figura paterna o materna y se eliminan todas las posibles barreras que puedan crearse.

Sin embargo, esto no quiere decir que sea amo y señor de su vida. Mientras sea menor de edad, y viva en tu casa, debes establecer tus normas. Obviamente debe cumplir con su expediente escolar y debe tener horas de llegada. No es normal que un crío de 14 años se pase la noche de fiesta o bebiendo con los amigos ya que no tiene la madurez suficiente. Sin embargo, se pueden hacer excepciones en días especiales como las fiestas de final de curso o cumpleaños, pero obviamente se debe controlar el consumo del alcohol y las drogas. Una combinación entre mediación y liderazgo es clave para poder controlar a los hijos que no se descontrolen. Al mismo tiempo, las niñas son un tema más delicado debido a que son algo más débiles que los hombres en cuanto a posibilidad de violación y maltrato sexual.

Las escuelas también tienen su parte de importancia

Además de los padres, las escuelas también juegan un papel fundamental. No olvidemos que llevamos a nuestros hijos a las escuelas para que se formen en conocimientos pero también aprendan valores. La educación sexual y de drogas también forma parte del «plan de estudios» que se puede ver en un colegio. Los niños deben conocer los peligros de las enfermedades de transmisión sexual, como podría ser el sida, y especialmente qué métodos tienen a su disposición para prevenirlas. Para empezar, el uso del preservativo es fundamental. No solo para evitar un embarazo no deseado, sino porque es absolutamente vital para prevenir cualquier ETS con otra persona que lo pueda haber pillado. También con educación sexual con posturas para masturbarse en pareja.

Esa cercanía y confianza con los padres puede ser muy importante en este momento. El uso de un condón no garantiza que pueda haber problemas. Un preservativo no es más que látex en forma de pené y, por tanto, se puede romper en cualquier momento. Cuando eso ocurre es necesario actuar cuanto antes, especialmente en el caso de la chica que puede sufrir un embarazo no deseado. Acudir a un ginecólogo a que haga una revisión exhaustiva y, sobretodo tomarse la pastilla del día después son solo algunas de las medidas que lideran los remedios rápidos para conseguirlo. Obviamente, cuando una pareja tiene suficiente pareja, la chica puede tomarse la pastilla anticonceptiva. De este momento, se pueden mantener relaciones sexuales sin preservativo sin posibilidad de quedarse embarazada.

No obstante, el nivel de confianza debe ser realmente alto. No hay que evitar tener en cuenta que las ETS también están presentes, y que ninguna pastilla anticonceptiva puede evitarlo. Por tanto, si no se confía suficiente en una persona no hay que dar el paso ya que puede provocar daños irreversibles pese a los avances en medicina que se están produciendo. Además, las relaciones a temprana edad también están marcadas por la aparición de muchos desconocidos que se conocen en redes sociales. Las precauciones también deben ser extremas. La primera cita siempre debe producirse en un lugar público. Son muchas las ocasiones en las que se han producido violaciones, hurtos o robos por demasiada confianza. Al mismo tiempo, las fotos que se pasan por móvil también deben vigilarse. Nunca se sabe la persona que está al otro lado de la pantalla y el uso que puede darle a todos esos datos.

Finalmente, otro tema realmente preocupante relacionado con el sexo son las diferentes prácticas que se llevan a cabo. Algunas producciones cinematográficas, como pueden ser las 50 Sombras de Grey, han llevado a realizar posturas que pueden ser perjudiciales para el cuerpo humano. Se debe evitar en todo momento por posibles consecuencias que pueden producirse. Las drogas son otro posible tema controvertido. El aumento de cannabis, marihuana o cocaína ha aumentado en los últimos años incluyendo a aquellas personas más jóvenes y de temprana edad. La falta de control es uno de los principales motivos. Las influencias por intentar pertenecer a un grupo social también son otra de las preocupaciones. Por esta razón, las relaciones a temprana edad cuentan con muchos beneficios pero también deben controlarse en todo momento. Una correcta orientación suele ser suficiente para crear ese clima de felicidad que permita que las cosas fluyan entre las dos partes. En caso contrario, puede haber crispación y descontrol por parte de los más pequeños que lleve a muchos problemas de valor añadido en el futuro.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 0,00% le ha gustado.