¿Qué es el amor fraternal? Es simplemente el afecto que existe entre los hermanos que a su vez es llevadero hasta cada uno de los demás miembros de una familia desde los abuelos, tíos, primos, entre otros de los dos lados de una familia, tanto del padre como de la madre.

El amor fraternal es el más cálido refugio que existe dentro de una familia, quienes llevan el cariño más allá de los confines del corazón y que tiene como precepto el apoyo incondicional de los unos con los otros, aún si no son miembros de una familia.

Los amigos más cercanos a los miembros de cualquier familia, también se pueden incluir para ofrecerles el amor fraternal, puesto que conlleva la unión de los sentimientos en favor de la hermandad, la bondad, el aprecio, el cariño entre muchos otros sentimientos.

El amor fraternal se da a nivel mundial, y tiene que ver con cada persona sin distinción de idioma, raza o nivel social, puesto que este ofrece afecto y cariño originando en el camino sensiblería, delicadeza, afecto, ternura y en muchos casos una pasión inocente los unos con los otros.

Que Necesitas

  • Gratitud.
  • Convivencia.
  • Unión familiar.
  • Hospitalidad.
  • Abrir tu corazón.
  • Abrazos.
  • Ayudar al indefenso.
  • Obedecer y respetar a los mayores.
  • Compartir.
  • Orar por todos.
  • Desear lo mejor al prójimo.

que-es-el-amor-fraternal3

Instrucciones

El amor fraternal es un sentimiento universal puesto que en todo el mundo se llega a sentir por personas especiales que nos rodean; es algo fuerte, emotivo y tiene todas las de ganar porque se convierte en gratitud, reconocimiento de que existe la protección familiar además de una unión de todos.

que-es-el-amor-fraternal

Es importante resaltar que los que sienten amor fraternal no solo son hermanos de parentesco consanguíneo, es decir, que los une la sangre, ya que en muchos casos se incluyen todas las personas que llegan a convertirse en seres únicos y especiales en nuestros corazones.

Cómo practicar el amor fraternal

  1. Profundos sentimientos. El amor fraternal es el único que puede tener la particular forma de llenar el corazón de sentimientos que van a ser los que originen en lograr la compenetración con todas las personas a nuestro alrededor, sin odios ni ira, ni conflictos que marquen una separación entre todos. Por ello, se incluyen sentimientos que van desde el cariño, el amor, el respeto, la confraternidad, cooperación, estima y lealtad, entre algunos que sirven para identificar si de verdad tenemos el corazón lleno de algo diferente que nos reconoce como seres humanos ¿Eres así?
  2. Ser maduro. El amor fraternal permite a las personas creer en que existe una fuerza sobrenatural que nos abre el camino a algo maravilloso y lleno de armonía, pero que a su vez tiene sentimientos en contra como la ira, el odio, el rencor que non la antítesis a sentir cariño hacia alguien. Se identifica el amor fraternal en aquellas personas que tienen un cierto grado de madurez, que les lleva a estar totalmente ligado a una persona, familia o comunidad que le sirve a su vez como sustento, apoyo, fortaleza y un pilar donde recostarse cuando se caiga, para levantarse.
  3. Vivir en armonía. Lo principal del amor fraternal, es el vínculo que une a quienes sienten la fuerza del amor además de la armonía que debe sustentarse entre cada miembro que es miembro activo de una congregación, comunidad o familia a los cuales debe respetar siempre. Esto quiere decir que se debe tomar en cuenta lo que sienten los demás en cualquier etapa de sus vidas, tratando de llenar el corazón que se encuentre vacío de afecto con la compasión además de la humildad, tomando en cuenta que es mejor ser sencillo y no vanagloriarse de las acciones que se hagan.
  4. Evidencia de ser humilde. A través del amor fraternal, se puede evidenciar que una persona es sencilla, pura y cordial, que irradia tanto amor y dulzura que llena el alma de cualquier persona a la que llega a tomar como amigo, por lo que en las acciones se puede encontrar el amor sencillo y entrañable. Para ello, no hay que albergar sentimientos malos que puedan afectar nuestra alma y nuestro buen corazón, porque al final muchas veces que podamos hacer el bien, nos va a llenar más de alegrías que si nos decidimos a aislarnos del mundo y no practicar la bondad o la solidaridad.
  5. El amor fraternal viene de Dios. Es una aseveración que hay un ser sobrenatural que nos llena el alma para que sintamos amor por todas aquellas personas que nos rodea, tales como nuestros padres, hermanos, abuelos y demás familiares que forman parte del clan o estirpe de donde provenimos. Por ello, es especial las diversas épocas en la cuales las personas se reúnen en torno a una mesa para compartir experiencias, abrazos, cariño, comprensión, entre otros más que todo en la época de Navidad donde se suele ver que de verdad existe un sentimiento profundo que une a las familias desde el corazón.
  6. Una imitación desde pequeños. El amor fraternal viene a ser una imitación de lo que sienten nuestros padres, los cuales nos enseñan desde pequeños la diferencia entre el bien y el mal; es una imitación de ellos que se va difuminando de generación en generación, dándonos la mejor de las enseñanzas, al amor filial. Por ello, es el pilar de cualquier pareja que comienza una vida juntos, para formar una familia, la cual  va a ser parte de una sociedad que cada día está más inmersa en la tecnología, obviando que deben unirse para fomentar las relaciones sociales que son parte del bien común.
  7. Parte de la ley de Dios. Por supuesto que el mensaje es amarse los unos a los otros, eso es lo importante y comienza desde el seno de la familia y se difunde en diversas direcciones, siendo que cada quien debe hacer de su parte para que esta afirmación pueda darse. Dios nos ha otorgado el libre albedrío, y para ello lo podemos usar para hacer el bien sin mirar a quienes nos rodea, enseñando que amara con fuerza es la solución a los pequeños conflictos que pueden darse en el corazón y en la vida de cualquier persona.
  8. Una amor que hay que cultivar y cuidar. Por supuesto el amor es como una flor, la cual hay que sembrar y brindarle cuidados para que nazca, crezca y embellezca con su aroma, colorido y sencillez cualquier jardín en el cual se encuentre, así mismo hay que hacer con este sentimiento que muchas veces creemos que solo hay que sentir. Si eres de los que no cultivan el amor, puedes perderlo en cualquier momento, sí que comienza a ser detallista desde hoy, no solo con tu pareja, sino también con los demás miembros de tu familia, los cuales se desviven por hacer que todos permanezcan unidos con lazos fuertes que nada puede desatar.
  9. Desechar la indiferencia. Es una parte importante del amor fraternal, porque para que exista de verdad hay que dejar las rencillas, el odio, la indiferencia a los problemas que aquejan a los demás, sobre todo cuando necesitan de nuestro apoyo para resolver muchos problemas e incluso para levantarse de cualquier inconveniente. No solo debe darse en los miembros de una familia, puede ir más allá hasta los miembros y vecinos de una comunidad, donde si se ayudan los unos con los otros, podemos lograr un nuevo mundo con el cual mejorar la calidad de sentimientos que arropa a cada uno de los corazones.
  10. Una experiencia nueva. El amor fraternal no viene a ser una experiencia nueva, más bien es una forma de unificar a las personas, desde mucho tiempo atrás se conoce que con el apoyo de todos se logran mejores ideas, construyen edificios o casas donde vivir, comen y visten gracias al apoyo de todos. Para ello, recuerda siempre que eres una persona de nobles sentimientos que quiere al prójimo, y que es mejor ayudar a los demás que hacerse el desentendido con el dolor y el sufrimiento del que está cerca; trata de hacer buenas obras para que tengas el corazón puro.
  11. El amor fraternal como virtud. El amor fraternal es una virtud que poseemos todos, pero que lo practicamos en el seno de la familia, obviando muchas veces el dolor ajeno; a pesar de todo resalta el hecho de ser una práctica para la unión, el vínculo, la seguridad, y el apoyo entre todos los que tenemos amistades verdaderas. Si sientes amor fraternal en tu corazón, tienes la posibilidad de lograr cosas increíbles con ese sentimiento en bien de todos los que te rodean, quienes son lo principal que tienes en mente para la conservación, unificación y además de ello el logro de que todos sean miembros de una sociedad más amorosa.
  12. Las relaciones fraternales. Quien cultive una relación fraternal, es sano de mente, alma y cuerpo; se lleva bien con todos y se aleja de los conflictos que le pueden afectar; además tiene la posibilidad de que la convivencia sea más llevadera, tranquila y sosegada entre todos los que le rodean. Entre las familias, puede ser que exista el caso de alguien que no es tan apegado a los otros, y sienta que es desechado del resto; por ello hay que unificar a todos para que nadie se sienta solo, herido y sin amor para evitar muchas veces malos entendidos y odio entre los miembros.

Consejos

  • Hay que ser sincero en todo momento.
  • Aleja el mal de tu mente y forma de ser.
  • No dejes que las malas críticas hagan cambiar tu buen corazón.
  • Respeta a todo aquel que te rodea.
¿Te ha gustado?