La erección del pene comienza, por sentir deseo sexual hacia otra persona, la imaginación del hombre y sus cinco sentidos se estimulan y se excita, lo que provoca que su sistema nervioso central envíe impulsos nerviosos que aumentan el flujo de la sangre que llega al pene. También se genera por una incitación en el cerebro, las hormonas y los capilares. Tras la erección, se produce la segregación de semen, conocida comúnmente como eyaculación, y se produce el orgasmo.

Cuando finaliza una erección, la sangre sale del pene y este se relaja. En los casos en los que se produce una interrupción de esta fase, aparecen la disfunción eréctil o impotencia masculina, esto puede deberse a numerosas causas de tipo hormonal, vascular, psicológicas o neurológicas. Todas estas causas influirán de tal manera que el hombre, no podrá tener una erección normal, para poder mantener relaciones sexuales satisfactorias.

Estos dos artículos seguro que también serán de tu interés: Cómo tener una buena erección y Cómo evitar el Gatillazo

Este tipo de problemas de disfunción, se dan entra los hombres cuyas edades están entre los cuarenta y los setenta años, aunque, pueden aparecer a cualquier edad. Según numerosos estudios, se ha podido saber que un cuarto de la población masculina, los cuales están dentro de estas edades, han tenido en alguna ocasión disfunción eréctil.

 

Cuando este problema se da en hombres, a una edad más temprana, suele aparecer como consecuencia de ansiedad, falta de seguridad y confianza en una mismo, nervios. Otros factores externos como son el consumo de alcohol y drogas, producen problemas a la hora de mantener el pene erecto, durante un corto espacio de tiempo o se alargue.

Cuando hablamos de impotencia masculina, nos referimos a no ser capaz de hacer que una erección sea lo suficientemente firme durante la mayor parte del tiempo, que dura una relación sexual. En la gran parte, esto se produce de manera temporal. Si el hombre tiene problemas ajenos de tipo psicológico, como depresión, falta de autoestima, y además siente que no está provocando la satisfacción suficiente o dando la talla con su pareja, todo eso se agrava, produciendo un estancamiento emocional, que empeora la situación.

Aunque exista un problema de este tipo en el hombre, este mantiene su deseo sexual hacia su pareja, y puede tener relaciones sexuales donde haya orgasmos, y segregar semen.. Sin embargo, siente frustración, pues su erección no dura lo que el querría, por lo que las relaciones sexuales que mantiene son cortas e insatisfactorias.

Causas

La edad es una de las principales causas, pero lo habitual es que la disfunción eréctil se presente en una edad avanzada, como consecuencia de la llamada “aterosclerosis”, la cual se produce, por una acumulación de placa en las arterias, esa acumulación impide que la sangre fluya de manera normal hacia el resto del cuerpo. La falta de flujo de sangre al pene, provoca problemas de erección. Este es el motivo por el que la impotencia es el síntoma que encabeza la lista, de la aterosclerosis en los hombres.

Problemas físicos:

Alrededor de 8 de cada 10 casos de disfunción eréctil, son causados por problemas físicos. En los hombres que tienen cincuenta o más años, esta es una causa provoca a menudo su impotencia.

Dentro de los problemas físicos que influyen se encuentran:

  • Lesiones pélvicas y complicaciones de la próstata o de otras cirugías que interfieren en los impulsos nerviosos o en el flujo de sangre al pene.
  • Los problemas nerviosos oproblemas neurológicos. Estos pueden impedir que las señales de excitación que emite el cerebro lleguen correctamente.
  • Problemas con vasos sanguíneos. Estos problemas impiden que la sangre que se encuentra dentro del pene permanezca el tiempo necesario para tener una erección.
  • El consumo tabaco, alcohol o drogas. Dejar de tomar o reducir el consumo puede hacer que el problema de erección mejore.
  • Trastornos nerviosostales la enfermedad de Parkinson, Alzheimer, o un accidente cerebrovascular.
  • Los efectos secundarios de medicamentos, utilizados para tratar problemas de hígado, corazón o riñón, así como algunos medicamentos para la presión arterial alta o la depresión, antihistamínicos y medicamentos para prevenir la eyaculación precoz.
  • Los factores hormonales, como un bajo nivel de la hormona testosterona.
  • Algunos ejercicios y actividades físicas, pueden causar disfunción eréctil.
  • Los nervios dañados por algún tipo de operación, especialmente cirugía de la próstata
  • Condiciones de salud y enfermedades como:
    • Las enfermedades del corazón
    • Enfermedades cardiovasculares
    • Diabetes
    • Problemas Renales
    • Esclerosis múltiple y….
    • Enfermedad de Peyronie
    • la presión arterial alta
    • colesterol alto
    • problemas de tiroides.
    • la mala circulación de la sangre en el cuerpo

Causas psicológicas.

Los problemas mentales o psicológicos, también están involucrados en muchos casaos de problemas de erección. Algunos de ellos son.

  • La Ansiedad: producida por nervios incontrolables, pensamientos negativos recurrentes, falta de seguridad en sí mismo.
  • Estrés: debido a la rutina del trabajo o a circunstancias personales.
  • La depresión:  generada por una gran pena, lo que lleva a tener el ánimo bajo, un decaimiento de la autoestima, así como la disminución del interés por cualquier aspecto de la vida, causando problemas de tipo psicológico.
  •  Producida por decaimiento anímico, baja autoestima, pérdida de interés por todo y disminución de las funciones psíquicas.
  • El dolor: de tipo físico, que llega a influir a nivel mental.
  • Problemas con relaciones anteriores o actuales, estas cosas provocan una distracción en el hombre, por lo que acaba apagando su instinto sexual. Cuando la disfunción eréctil, aparece en hombres jóvenes, menores de cuarenta años, la causa no tiene relación con problemas físicos, sino con problemas psicológicos.

Otras Causas

  • La falta de comunicación con tu pareja de manera habitual. Las conversaciones han de ser fluidas, y si se tiene este tipo de padecimiento, no se debe ocultar, sino intentar buscar una solución lo antes posible, pues la pareja juega un papel fundamental, pues debe servir de apoyo y ayuda.
  • La presencia de sentimientos negativos como el de fracaso, el estrés, la ira, la ansiedad y la depresión.
  • Lesiones de la médula espinal.
  • La implantación de expectativas sexuales que no son realistas. En diversas ocasiones, el hombre se genera unas metas que quiere alcanzar, como por ejemplo, que el coito dure más tiempo del habitual, o realizarlo de manera excesiva.

Soluciones

Dependiendo de la causa que provoque el problema de erección, se ponen en marcha la solución o tratamiento adecuado para hacer que se reduzca y acabe por desaparecer.

Tipos de soluciones:

  • Si la causa es psicológica, se pone un tratamiento, basado en la ayuda por parte de un profesional que imponga la correspondiente terapia, la cual puede colaborar a la hora de paliar el estrés, los nervios que provoca la ansiedad, así como la depresión, siempre debiéndose mezclar con algunos ejercicios, específicos para este problema, y medicinas que solventan problemas de erección.
  • Tratamiento con medicamentos, como por ejemplo sildenafil, tadalafil, y vardenafil llamados inhibidores de la PDE-5,
  • Modificación del estilo de vida, dejando hábitos como el tabaquismo, la realización de ejercicios con regularidad yendo al gimnasio por lo menos 3 veces a la semana, ya que, si no se practica ejercicio, tiene como consecuencia la aparición de vasos sanguíneos más finos, lo que provoca que el pene no se ponga erecto. Si la persona es obesa, o excede su masa corporal, se le recomienda ponerse a dieta, para conseguir reducir la talla. Dejar el trabajo, si consume muchos cigarrillos al día, así como someterse a los tratamientos adecuados para dejar de hacer un consumo excesivo de alcohol y drogas
  • Utilizando otro tipo de medicamentos, los cuales se inyectan o se insertan en el pene.
  • Para corregir la disfunción del pene, existen dos métodos, por un lado, están los anillos de constricción y por otro la bomba de vacío. El anillo logra que el pene se mantenga erecto durante más horas, mientras que la bomba de vacío, consiste en colocar sobre el pene una especie de cilindro, haciendo que se bombee aire fuera del mismo, de manera que hace que el pene tenga su correspondiente erección.
  • Realizar cirugía de implante de pene, consiste en introducir un implante en el interior del pene, permitiendo que este, tenga más facilidad a la hora de doblarse para abajo y para arriba, durante el acto sexual, y a la hora de hacer pis. Es el implante el encargado de que la erección se produzca, pues rellenan el implante con líquido. Es una de las opciones más remotas a las que los hombres suelen recurrir.
  • Dormir las horas adecuadas. El descanso es fundamental, se debe dormir durante 8 horas al día, pues si se duerme menos, se produce un aumento de los niveles de estrés.

Otros recursos

A pesar de que no es el método apropiado ni más aconsejable, hay quien opta por tomar pastillas para la impotencia sexual, tales como:

Por un lado, está la famosa pastilla azul, también denominada “viagra”, genera una relajación sobre el músculo liso del pene, provocando que circule por él una mayor cantidad de sangre, por lo que el pene se mantiene erecto durante más tiempo. Se recomienda tomar con sesenta minutos premia a la relación sexual. Y por otro esta, la pastilla amarilla, llamada “cialis”, su uso es bastante popular, es una pastilla que ayuda a que el pene se mantenga duro durante más tiempo, además de ayudar a que el pene relaje sus vasos lisos, provocando que la vaya más sangre hacia él. El efecto es más corto, tiene una duración aproximada de media hora. Puede tener efectos secundarios, como dolor de cabeza, malestar estomacal etc.

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.