Posturas para hacer el amor en la playa

Las relaciones sexuales al aire libre son una fantasía para muchas parejas, aunque es verdad que puede resultar algo vergonzoso para aquellos que son más tímidos. No obstante, nunca es tarde para probar experiencias nuevas. Y, sin duda alguna, una de las preferidas es hacer el amor en la playa. La playa es un lugar con muchos alicientes eróticos, como el calor, los bañadores, los cuerpos desnudos, las pieles bronceadas y el juego que nos ofrecen el agua y la arena. Todo ello logra despertar el deseo sexual en las parejas.

Además, muchas personas encuentran excitante el riesgo de ser descubiertos. Gracias a su connotación de pública, las playas se han convertido en sitios ideales para que los enamorados den rienda suelta a sus fetiches. Aunque, la forma en la que lo hacen no puede ser explícita, ya que esta práctica está prohibida en sitios públicos. Para que los amantes logren su objetivo, es necesario que adopten ciertas posturas para hacer el amor en la playa que sean lo más discretas posibles y que, a continuación, pasamos a mostrarte.

Que Necesitas

posturas-hacer-amor-playa3

Ser discretos es una de las claves al momento de llevar a cabo algunas de las posturas para hacer el amor en la playa. Adicionalmente a las posiciones sexuales, es importante tomar en cuenta algunos detalles:

La lubricación natural de los órganos sexuales, especialmente de la vagina tiende a diluirse en el agua, de modo que los lubricantes con base de silicona son recomendables para estos momentos de lujuria.

Debido a la falta de lubricación y al entorno acuático, existe una gran posibilidad de que el condón se rompa. Al igual que puede quedarse dentro de la vagina, por ello cuando se haya terminado el acto sexual, es recomendable sujetar la base del pene con el condón para que este no se quede dentro de la vagina.

Según muchos expertos, tener sexo en la playa es un acto arriesgado debido a que el riesgo a contraer infecciones aumenta. Se debe tener en cuenta que la arena, el agua salada o el agua con cloro en las piscinas, pueden generar infecciones e irritaciones en los órganos sexuales.

Instrucciones

A continuación se verán algunas posturas sexuales para hacer el amor en la playa, teniendo en cuenta los tres entornos que se pueden encontrar.

posturas-hacer-amor-playa

En la arena

En la arena se pueden practicar varias posiciones, ya sea a la orilla del mar o en la arena como tal.

  1. El misionero: es una postura tradicional, pero la chica queda totalmente cubierta por el cuerpo del chico, quien puede manipular su pene por la abertura delantera de la prenda. En esta postura puede resultar muy evidente una penetración, por lo que podría llevarse a cabo durante la noche o en playas que cuentan con pocas personas.
  2. La siesta: en esta el chico se encuentra acostado de lado apoyando su cabeza en la palma de su mano, mientras la chica se encuentra acostada boca arriba de forma diagonal al chico reposando las piernas sobre las caderas del chico. De esta manera la vagina y el pene estarán alineados. Esta posición permite dar una impresión de familiaridad y la penetración podría pasar desapercibida.

En el agua

La capacidad que tiene el agua de restar peso resulta atractiva para llevar a cabo algunas posturas sexuales que en tierra pueden resultar un poco complicadas.

  1. La ascensión de la lujuria: esta podría considerarse una postura clásica en las playas. Se trata de que la chica rodee con sus brazos el cuello del chico y con sus piernas rodear sus caderas. Las otras personas solo verán una pareja abrazándose. Esta posición puede llevarse a cabo hasta la profundidad en la que los enamorados quieran. El vaivén ayudará a la penetración y la sensación del agua relaja los músculos al mismo tiempo que genera bienestar. Convirtiendo el momento en una experiencia inolvidable.
  2. La sirenita: esta se tiene que hacer en una parte de la playa en la que el agua llegue al nivel de la pelvis del chico. Luego de encontrar un buen sitio, la chica se tumba hacia atrás para flotar, dejando sus genitales a la altura del pene del chico. Luego el hombre cogerá a la chica por las caderas y la penetrará. Esta postura no es muy discreta, ya que los genitales de ambos quedarán expuestos. Es recomendable buscar una zona que esté solitaria.
  3. La gran carretilla: al igual que la postura anterior se debe buscar un lugar en el que la altura del agua esté al nivel de la pelvis masculina. Con ayuda de un flotador, la chica abraza al flotador y deja que el resto de su cuerpo flote, con su trasero flotando abre las piernas y el chico sujetándola por los muslos podrá penetrarla.
  4. Sobre un flotador: con ayuda de un flotador grande el chico podrá sentarse con sus piernas colgando, la chica se subirá sobre su pareja y la penetración podrá llevarse a cabo sin complicaciones. Esta postura podrá hacerse lejos de la orilla y con un poco de privacidad.

En las rocas

Las playas con riscos y rocas grandes ofrecen buenos escondites para tener encuentros sexuales excitantes. Pero hay que tener en cuenta que la superficie puede estar resbaladiza, así que llevar calzado anti deslizante, especiales para agua sería un plus. Asimismo se debe estar pendiente de que no exista algún animalillo adherido a las rocas y que pueda originar un mal momento.

  1. La subida de pierna lujuriosa: para llevar a cabo esta postura es aconsejable que la chica sea un poco flexible para evitar calambres. Se trata de que ambos queden cara a cara, pues la mujer subirá una de sus piernas hasta apoyarla en el hombro del chico, quedando totalmente expuesta para la penetración.
  2. Por detrás: esta postura también es un poco clásica, ya que se trata de que la chica se incline un poco y abra las piernas mientras el hombre la penetra.
  3. Fuerza aérea: es un poco parecida a la ascensión de la lujuria que se mencionó anteriormente. En esta postura para hacer el amor en la playa, la chica se agarra al chico al rodearlo por las caderas con sus piernas, al mismo tiempo que el hombre la agarra fuertemente por las nalgas. Para llevarla a cabo más cómodamente se puede usar la superficie de una roca para apoyar a la chica.

Consejos

El factor más importante al mantener un encuentro sexual en un sitio público es ser rápido. Parte de la emoción es lograr el objetivo sin ser descubiertos, ya que si esto pasa, la pareja de amantes podría terminar pasando un rato tras las rejas o pagando alguna multa.

Cada pareja puede escoger las posturas con las que se sientan más cómodas y con las que puedan satisfacer sus ganas de probar nuevas experiencias sexuales. La clave consiste en:

  • Ser inteligentes. A pesar de estar muy excitados no dejarse llevar tan rápido,pues la idea es recopilar una nueva experiencia positiva. Observar a los alrededores, si en el lugar se encuentran familias con niños pequeños, pues en tal caso no sería adecuado intentar tener un encuentro sexual en la arena, por ejemplo.
  • Buscar el momento adecuado (día o noche), si la pareja decidió acampar en la playa unos días, puede tener la posibilidad de experimentar mucho ya sea de noche o de día. Aunque no es recomendable hacerlo en el mar o en las rocas, debido a los animales o a los cambios de marea.
  • El lugar perfecto (playas con poco afluencia de personas). Si los amantes se dedican a hacer algunas investigaciones previas, podrían escoger playas un poco solas y que sean propicias para tener sexo al aire libre.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.