Posturas para hacer el amor en un Jacuzzi

Cualquier persona adora disfrutar de un momento íntimo, lleno de mucho amor con su pareja y, sobre todo, cuando se trata de un sitio con mucho romance como, por ejemplo, es un jacuzzi. Si se toman en cuenta diversos estudios que han sido llevados a cabo por muchos psicólogos, se puede decir que hacer el amor estando en el agua representa una situación que puede ofrecer mucho más placer debido a que hay mucho más contacto con la pareja y aquí no influye tanto el peso que pueden tener ambos cuerpos.

Sumado a esto, otra cosa que favorece compartir intimidad en el jacuzzi es que este es un excelente lugar que servirá para que las caricias se incrementen al igual que los juegos, pero también les ofrecerá una experiencia bastante osada y divertida. Por estos y muchos otros motivos es que mencionamos algunas posturas para hacer el amor en un jacuzzi, ya que así tendrás la oportunidad de disfrutar de una práctica completamente nueva.

Que Necesitas

Para tener un momento que sea especial y sobre todo en un jacuzzi, es que el ambiente sea adecuado. Los jacuzzis que también suelen ser llamados bañeras tiene como objetivo principal disminuir el estrés, pero no hay nada mejor que puede potenciar este fin que tener un encuentro apasionado con el amor de tu vida.

posturas-hacer-amor-jacuzzi3

Por lo tanto, es importante que te tomes el tiempo necesario para poder crear un excelente entorno romántico para que el disfrute sea lo más pleno posible

Uno de los elementos que te va a ayudar mucho con este punto, es usar un jabón que cree mucha espuma y, por supuesto, burbujas. Porque como muchos saben algo que no puede faltar en el jacuzzi son las burbujas. ya que eso hará que el encuentro sexual se convierta en algo increíble.

Los primeros minutos son lo que van a marcar el inicio de todo y es por eso que tienes que enfocarte mucho en el contacto con las caricias y también con besos. Se trata de un espacio bastante reducido, por lo que estarán muy apretados y esto hará que se incrementen las ganas.

Para quienes lo desean, pueden potenciar mucho más el ambiente colocando en el lugar unas copas y una buena botella de vino. Esto puede hacer que el encuentro sea todavía más romántico, y hará que la pasión se desborde dejando para ambos una experiencia que no olvidarán.

Instrucciones

Así puedes hacer el amor en el jacuzzi y no olvidar la experiencia

posturas-hacer-amor-jacuzzi2

  1. Siempre hay que hacer todo lo que se pueda para lograr que todos los días sean diferentes, y es por eso que cuando de hacer el amor se trata, el jacuzzi puede ser una de las mejores alternativas.
  2. Es cierto que no muchos cuentan con la posibilidad de tener una bañera en sus hogares, pero no quiere decir que tú y tu pareja no puedan saber de qué se trata esa experiencia, ya que hay lugares a donde pueden ir tan solo para disfrutar de esto, como por ejemplo los hoteles. Y una vez que se encuentren en el lugar indicado, empiecen por preparar el espacio con los accesorios necesarios, que bien pueden ser unas velas aromáticas en el suelo, unos cuantos pétalos de flores y, si son de rosas mucho mejor, pero por supuesto no olviden nunca el jabón espumoso, que hasta puede ser de esencias aromáticas para mayor disfrute.
  3. La postura del barco para el jacuzzi es excelente y para llevarla a cabo, los dos necesitan estar sentados de frente. El hombre mientras tiene sus piernas abiertas, la mujer estará sobre él mientras mantiene elevadas sus piernas y las coloca encima de los hombros de su pareja. Se trata de una posición con la cual pueden tener una penetración mucho más profunda, pero aparte de eso, puedes realizar muchos más movimientos con mayor facilidad.
  4. El acoplado es ideal para disfrutar de muchas caricias y, para hacerlo, el hombre tiene que recostarse un poco encima del jacuzzi conforme ella se sienta sobre él. La mujer puede usar las piernas como impulso para realizar los movimientos que mantendrán el control al momento de penetrar, que además pueden combinar con besos o caricias y puedes sacar partido para sentir como los movimientos que generan estando en el agua hacen que la misma roce con su piel.
  5. Cuerpo con cuerpo es una postura bastante cómoda, donde el hombre, al igual que en la posición anterior, tiene que acostarse un poco en la bañera mientras la mujer se sienta de espaldas encima de él. Los movimientos que se realizan son de abajo hasta arriba repetidamente y la pareja puede aprovechar para hacer caricias en los pechos, en los muslos y también en las caderas conforme avanza en la penetración.
  6. Una postura bastante divertida es la que recibe el nombre de caballo de mar, pero el único inconveniente es que solo se puede realizar en jacuzzis que tengan escaleras. Sin embargo, si son una pareja que cuenta con la posibilidad de tener una tina, pueden hacer lo siguiente: el hombre debe estar sentado en un escalón mientras que ella se coloca sobre él estando en cuclillas. Al estar dispuestos de esta manera hará mucho más sencilla la penetración, pero es la mujer la que mantiene el ritmo de la misma. Para moverse la mujer tiene que subir y bajar de manera consecuente conforme mantiene el control de la velocidad.
  7. Una postura que te ofrecerá todo el placer es la llamada balsa y eso es porque se parece mucho a estar como perrito. Estando sentado, el hombre tiene que colocar sus piernas abiertas, mientras que ella se sienta encima de él estando de espalda y también con sus piernas abiertas. El hombre puede sacar provecho de la situación para agarrar a la mujer de la cadera, o también para dar caricias en los glúteos.

Consejos

  • Es importante que tengas presente la temperatura en el agua, ya que puede ser demasiado incómodo si se encuentra extremadamente fría o caliente. Es necesario que pienses que ese es un encuentro donde evidentemente la temperatura subirá y es por eso que al tener un nivel adecuado será mucho mejor.
  • Al estar en una tina con mucha agua no quiere decir que no uses algún método de protección, sino todo lo contrario. Si no quieres pasar por un tremendo susto lo mejor es que siempre usen protección.
  • No es lo mismo disfrutar del sexo con tu pareja estando en una cama o algún sofá que estando dentro del agua. Y es por ese motivo que como medida de seguridad necesitan tener presente que el lubricante necesita ser resistente contra el agua. Para estos momentos siempre se recomienda usar este tipo de producto ya que al no contar con suficiente lubricación natural puede que la vagina de la mujer sufra muchas heridas.
  • La higiene es otra de las cosas indispensables que no puede faltar en un momento como este. Por lo tanto, el jacuzzi tiene que mantenerse constantemente limpio para que hacer el amor resulte una vivencia perfecta y saludable y no se convierta en algo que lleve múltiples infortunios.
  • Es evidente que hacer el amor en un jacuzzi es diferente ya que no solo es divertido y romántico, sino que también tiene efectos relajantes que no desearás dejar de experimentar.
¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.