¿Te gustaría saber cómo ser una persona segura y confiada? Desde doncomos queremos ayudarte a lograrlo. Por ello hemos redactado para ti el siguiente artículo. Aquí encontrarás las claves para conseguirlo y sentirte mejor contigo mismo. ¿Quieres conocerlas? Entonces no perdamos más el tiempo y ¡vamos a ello!

¿Qué es la confianza?

La confianza es la seguridad que tenemos cada uno de nosotros en nosotros mismos. No todas las personas somos capaces de mostrar confianza y esto, en todas las ocasiones, está ligado a nuestros miedos. Confiar es tener seguridad en lo que se hace. Pero también tenerla en el prójimo. Tener claro que cuando se hacen las cosas da igual que estén mejor o peor hechas. Eso no importa. Es intentarlo cada día, darlo todo por uno mismo y saber que lo que hacemos lo hacemos de corazón.

Si te fijas los niños son confiados por naturaleza. Tanto con las personas que les rodean como con ellos mismos. No entienden que tengan que sentirse preocupados por su forma de vivir o que alguna persona pueda ser mala para ellos. No ven la vida como una amenaza. No sienten la necesidad de gustar a las personas ni piensan que valen menos que otro. Por desgracia la vida, en muchas ocasiones, nos va robando poco a poco esa confianza. Pero no hay porqué rendirse ni esconderse detrás de algo o de alguien. Confiar en uno mismo es la manera más sencilla de aceptarse y de quererse. Por tanto, si quieres tener confianza el truco más sencillo para lograrlo es ese: respetarte a ti mismo. Quererte. Ser feliz con cómo eres y con lo que tienes. No dejar que la vida ni las personas te entristezcan. Encontrar algo bueno cada día que pasa. Sonreír cada día para sentirte feliz.

¿Es difícil ser una persona segura y confiada?

Muchas personas creen que es complicado ser una persona segura y confiada pero no es así. Lograr recuperar la confianza o ganarla para siempre es más sencillo de lo que parece. Y lo más importante, te hará sentirte mucho más feliz y ser mejor persona. Se quieres saber cómo ser una persona segura y confiada, nosotros vamos a enseñarte.

Estaremos encantados de recibir tus propios trucos y consejos a través de los comentarios. ¡Crezcamos todos juntos!

¿Que necesitas para ser una persona segura y confiada?

¿Qué necesitas para ser una persona segura y confiada?

  • No tener miedo
  • Tener ganas de experimentar y quererte
  • Leer el siguiente post
  • Dedicarte tiempo a ti mismo. Tú eres tan importante como los demás, ¡no lo olvides! No has de quedarte en último lugar para gustar a las personas que te rodean.

Instrucciones para ser una persona segura y confiada

Instrucciones a seguir para ser una persona segura y confiada

  1. Confía en ti mismo. El miedo al ridículo o a ser rechazado por los demás son dos de los elementos que más minan la confianza de las personas. Las personas que padecen muchos temores por estas causas terminan por quedarse en su zona de confort y no arriesgar. Ese es sin duda uno de los mayores enemigos para ganar confianza y seguridad. Si quieres ser una persona segura y confiada has de salir de tu zona de confort y conocer más gente. Experimenta en la vida aunque te dé miedo. Busca cosas nuevas que puedan hacerte feliz. La confianza llegará sola.
  2. Busca aquello que se te da bien por naturaleza. Las personas nacemos con ciertas habilidades innatas. Esto no quiere decir que no podamos ser buenas en muchas otras cosas que inicialmente no se nos daban bien. Pero hay ciertos aspectos que nos atraen más y por ello tenemos más facilidad. Hay quien dibuja bien, quien se convierte en un gran deportista, quien es un aficionado de los videojuegos o quien ama las plantas. Estas pequeñas habilidades nos definen y nos hacen confiar más en nosotros mismos. Un truco muy bueno para ser una persona segura y confiada es mejorar estas habilidades. Lo harás con gusto y sin ningún tipo de esfuerzo. Si te enfocas en mejorar estos aspectos de tu vida irás desarrollando grandes éxitos a nivel profesional y personal. Que nadie te diga lo contrario. Si eres un amante de los videojuegos a lo mejor puedes dedicarte a hacerlos. Cuanto más disfrutes con estas cosas más confianza tendrás en ti mismo y mayor seguridad.
  3. Habla con los demás. Una de las características comunes de las personas que tienen poca autoconfianza es que son muy tímidas. Temen molestar, caer mal, hacer el ridículo. Pero esto no tiene por qué darnos miedo. Cada persona es de una manera y lo que creemos que pueden considerarse defectos para muchos son virtudes. Yo siempre digo que no tenemos defectos sino peculiaridades. Y que en nuestra mano está que esas peculiaridades nos gusten o no. Así que, ¿por qué tener miedo de hablar con los demás? Esto te ayudará a salir de tu zona de confort y a conocer otros puntos de vista. Y, sobre todo, a darte cuenta de que las cosas no son tan importantes. Charla con la gente en tus trayectos de metro o de autobús. Sé amable en la cola del supermercado. Habla con desconocidos cuando salgas con tus amigos. Esto te ayudará a practicar y a comprender algo muy importante: todos somos iguales. Con los mismos miedos. Con las mismas ganas de conocer a más gente. Todos somos seres sociales. Verás cómo, muy pronto, comienzas a charlar con todo tipo de personas sin miedo al ridículo. Fácil, ¿verdad?
  4. Haz actividades con otras personas que no conozcas. Experimentar cosas nuevas y hacerlo con personas nuevas, es la manera más fácil de ganar seguridad en uno mismo. Seguro que en más de una ocasión te ha apetecido hacer algún tipo de actividad y no la has hecho porque tenías que hacerlo sin nadie a quien conocieras. Pues, ¡olvídate! La vida está para vivirla y para hacer todas esas pequeñas cosas que nos hacen felices. Incluso aunque a tu pareja, a tus amigos o a tu familia no les apetezca. Es una oportunidad fantástica de hacer algo nuevo y de conocer gente distinta que comparte tus mismos intereses. ¡Adelante! Apúntate a ese curso de maquillaje que querías hacer, aprende encaje de bolillos o las técnicas más refinadas de la cata de vinos. Esto te ayudará a abrirte a situaciones distintas a las que estás acostumbrado a vivir. Y, sobre todo, a darte cuenta de la de cosas buenas y divertidas que te esperan al otro lado de tus miedos. ¿Qué más se puede pedir?
  5. Sonríe, no tengas miedo. Aunque parezca mentira, cuando sonreímos nos cambia la forma de ver las cosas. Haz la prueba cuando hables por teléfono. Si sonríes, aunque la otra persona no te vea, lo va a notar. Tu tono de voz se va a relajar y vas a ser mucho más empático. La sonrisa es un elixir increíble para ayudarnos a vivir la vida con más confianza. Es una manera de restar importancia a las cosas y de disfrutarlas. Sean buenas o menos buenas. Un punto de vista positivo ayuda a afrontar el día a día y a perder de vista nuestros miedos. Lánzate a la calle y sonríe cuando te miren, no te escondas. Sonríe cuando hables con las personas de tú a tú. Cuando trabajes, cuando estés nervioso. Pronto los pensamientos positivos te inundarán y podrás ganar mucha más confianza y seguridad.
  6. Haz un viaje solo. Sí, has leído bien. La manera más sencilla de ser una persona segura y confiada es hacer un viaje solo. De esta manera estarás obligado a valerte por ti mismo en cualquier lugar al que vayas. Y lo que es más importante. Te darás cuenta de lo fácil que te resulta abrirte a personas que no conocen y que están haciendo lo mismo que tú. Vete de vacaciones tú solo o coge la maleta si no encuentras trabajo y múdate a otro país. Empezar solo será duro pero pronto te enriquecerás tanto a nivel personal que habrá merecido la pena. Además, si aprovechas a irte a algún lugar en el que no conozcas el idioma, a lo mejor terminas aprendiendo una nueva lengua. O puede que conozcas al amor de tu vida a un amigo que jamás olvidarás. O simplemente que te adentres en una cultura y en unos paisajes que no se parecen en nada a lo que tú conoces. ¿Quién sabe que te puede deparar el futuro de un buen viaje?viajar solo

Consejos para ser una persona segura y confiada

Un último consejo para ser una persona segura y confiada

El último consejo que nos queda por darte desde doncomos es más sencillo de lo que puede parecer a primera vista. Quiérete a ti mismo. Pero hazlo de verdad. Todos y cada uno de nosotros somos distintos y esto es precisamente lo que nos hace especiales. Tus vivencias, tus peculiaridades y todo lo que experimentes a lo largo de tu vida van a crear tu personalidad. Y cuanto más conozcas, cuánto más viajes y más miedos pierdas, más rápidamente te convertirás en una persona segura y confiada.

No tengas miedo tampoco del fracaso o de la tristeza. Son parte de ti. Al igual que los buenos momentos. De todo se aprende y se gana autoconfianza. Estamos deseando que muy pronto seas una persona segura y confiada y sobre todo, que te quieras mucho. Estaremos encantados de leer tus propios consejos en el apartado de comentarios.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.