Si te has planteado cómo pedir matrimonio a tu pareja, en este artículo te lo contamos todo.

Puede que lleves tiempo queriendo pedir matrimonio a tu pareja y no sabes cómo hacerlo. Es normal que tengas algunas dudas sobre cómo llevarlo a cabo. Actualmente se pueden encontrar por internet un montón de vídeos de hombres y mujeres pidiendo matrimonio de mil formas. Quizás quieras ser original pero no se te ocurre nada. No te preocupes, aquí te mostraremos algunas formas de hacerlo.

¿Cómo pedir matrimonio de forma original?

Pedirle la mano a tu pareja en un restaurante caro y meter el anillo en un postre es algo que está muy visto. Si quieres ser original y que tu amada o amado no olvide nunca cómo le pediste matrimonio, busca algo más original. A continuación te enseñamos algunas opciones que puedes llevar a cabo. Para elegir una, ponte en el lugar de esa persona que tanto quieres y que va a compartir el resto de su vida contigo. Piensa bien qué es lo que más le gustaría y qué es lo que le hace ilusión. Escoge bien dentro de tus posibilidades, ya que quizás habrá cosas que no puedas hacer. Busca algo que no sea demasiado complicado de realizar ya que, muchas veces, en la sencillez está lo más bonito. No es necesario cosas extremadamente grandes para ser original y llegar hasta el corazón de la persona que quieres.

Instrucciones para pedir matrimonio

  1. Una cena a pie de playa con un camino de pétalos de rosa. Si vivís cerca de la playa o, aunque no viváis, y a tu pareja le gusta mucho el mar y la arena, esta opción será perfecta. Prepara una cena romántica e intenta escoger un sitio donde no pase mucha gente. Haz el camino de flores para que conduzca hasta la mesa con la cena y las velas. Otra opción para completar esta forma es vendarle los ojos hasta que lleguéis al principio de los pétalos de rosa.
  2. Viajando. Si quieres que sea especial y tu pareja es una de esas personas que aman viajar, ¿qué mejor forma de perdile que se case contigo que en un viaje? Seguro que hay algún lugar al que siempre haya querido ir. Proponle viajar a ese destino y después, en uno de los sitios más emblemáticos o en una cafetería peculiar, pídele que se case contigo. El simple hecho de estar en la ciudad que le gusta y que nunca antes había visitado hará que tu pedida sea realmente especial.
  3. Utilizando luces. Una manera especial de pedir matrimonio es usando efectos luminosos. Puedes organizar una pequeña velada de noche en un sitio conocido para ambos. O también en vuestro jardín o sala de estar. Para tenerlo todo preparado, prueba que todo funciona bien antes de su llegada. Coloca las letras luminosas pidiendo que se case contigo en un sitio visible. Prepara una botella de vino y unas velas para iluminar un poco. Mantén la habitación casi a oscuras, a excepción de las velas. Ten cuidado que no se vean las letras. Cuando llegue el momento, ilumina las letras. Verás la cara de asombro de tu pareja.
  4. Jugando con notas. Una forma original de pedirle matrimonio es jugando. Deja notas personalizadas por los rincones de tu casa y haz un camino del tesoro con ellas. Asegúrate de que se puedan entender y seguir fácilmente. Haz que haga un pequeño recorrido y, en cada parada deja una nota con un mensaje especial y la pista para encontrar la siguiente nota. Ve dejando junto a las cartas pequeños obsequios. Y, en último lugar, la nota final debe encontrarte a ti. En este momento, saca el anillo y proponle matrimonio.
  5. En la naturaleza. Si sois una pareja deportista y os gusta estar al aire libre, no hay mejor forma de pedirle matrimonio. Invita a tu pareja a pasar la noche en el campo viendo las estrellas. Cuando estéis allí, saca unas copas y vino. Después, cuando creas que es el momento apropiado, pídeselo. Seguro que no se lo esperaba y le hará mucha ilusión.

Una vez hayas elegido la forma en que vas a proponerle matrimonio a tu pareja, debes empezar a organizarlo todo. A continuación te dejamos con las cosas que necesitas para empezar a hacerlo:

¿Qué necesito o qué debo tener en cuenta antes de pedir matrimonio?

¿Que necesitas para pedir matrimonio?

  • Lo primero que tienes que tener para pedir matrimonio a tu pareja es el anillo. Esta parte queda a tu elección, ya que conoces en profundidad a tu amada o amado y sabrás lo que le gusta. No te apresures en conseguir un anillo. Mira bien todas las opciones y busca en todas las joyerías que puedas encontrar. Suele pasar que cuando ves el anillo perfecto, lo sabes desde el primer momento. Hay algo en él que te recuerda a tu amor y sabes que le va a encantar. Pero debes tener en cuenta todos los factores y comprar un anillo que, a parte de ser bonito y saber que le va a gustar, se ajuste a tu presupuesto. No derroches el dinero pues, aunque no puedas permitirte el mejor anillo del mundo, el amor entre vosotros es lo que realmente importa.
  • Si vas a escoger una forma original de proponerle matrimonio a tu pareja, seguramente necesites ayuda de tus familiares y amigos. Para organizar algo realmente bonito e inolvidable necesitarás ayuda. Una vez hayas elegido la forma para pedirle la mano a alguien, debes empezar a organizar las cosas para hacerlo. Esto te será mucho más fácil si cuentas con ayuda y apoyo de las personas cercanas tanto a ti como a tu pareja. Además, puedes grabar todo el proceso en vídeo y después enseñárselo a tu pareja para que se sienta parte de él también.

Una vez tengas estas dos cosas solucionadas, es hora de pasar a preparar tu pedida de mano. Recuerda que lo más importante es escoger el sitio perfecto para hacerlo. Cuando hayas decido el lugar, empieza a trazar un plan. Lo mejor que puedes hacer es coger papel y boli e ir apuntando todo lo que necesitas. Haz listas de cosas que tienes que llevar ese día y las personas que necesitas que te ayuden. Después pregúntale a las personas si pueden ayudarte. Seguro que estarán encantados de hacerlo. Otro aspecto importante es elegir el día para hacerlo. Tiene que ser uno que ambos estéis libres y que podáis estar todo el día juntos. Si has elegido algún lugar donde tenéis que viajar, elige fechas en las que podáis estar varios días sin preocupaciones.

Recuerda que este será un día muy importante y que cualquier detalle cuenta. Invierte el tiempo necesario para que todo salga bien. Pero recuerda que lo que más importa es que lo hagas todo con amor. La persona se dará cuenta de lo que te importa y de todo lo que te has esforzado para hacer de ese momento el mejor de vuestras vidas. No te pongas nervioso o nerviosa y piensa que, aunque no salga todo a la perfección, estás pidiéndole matrimonio a la persona que amas. No hay cosa más especial que esta.

Desde aquí te deseamos toda la suerte del mundo y esperamos que este artículo te haya sido de gran ayuda.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.