Todas las personas tenemos un día a día muy ajetreado, y de esta realidad no escapan ni las parejas. Es cierto que debemos trabajar para sobrevivir, así como cumplir con muchas otras obligaciones. No se trata de que sea mala la rutina pero esta, con el paso del tiempo, puede convertirse en monotonía y esto sí que sería un peligro para cualquier relación.

Muchas veces, es por esta razón por la cual uno de los dos llega al punto de ser infiel. No es porque haya dejado de amar al otro; no es que la tercera persona sea más atractiva ni por alguna otra razón, salvo que se está cansado de la rutina. Van tras una aventura, algo que les recuerde que están vivos; que aún son capaces de sentir y experimentar nuevas emociones, ¿es posible conseguir eso con quién se está casado?

Si vives con alguien, ¿qué puedes hacer para evitar que la monotonía se cuele por la ventana de tu hogar?; ¿Cómo lograr mantener viva la llama de la pasión?. Puede sonar como un lugar común pero es la realidad. Toda relación lo necesita.

En vista de eso, es necesario que pongas manos a la obra. Aquí te estaremos explicando lo que puedes hacer. Presta atención a unos pequeños, pero picantes. Juegos que puedes realizar hoy mismo con tu pareja para que le agregues sabor a tu vida sexual y comiences a disfrutar nuevamente de ella.

Juegos de adultos

La única regla para realizar estos juegos es que ambos estén de acuerdo con lo que se piensa hacer. Si a uno de los dos no le agrada la idea, es mejor que vayas pensando en qué otra cosa hacer, porque lo de los juegos de plano no funcionará.

Estaremos enumerándote cuatro juegos pero, no son los únicos. Es simplemente un estímulo para que despiertes tu imaginación y la dejes volar:

Instrucciones

Cambio de roles

Uno de los juegos eróticos más comunes es el de cambio de roles. Consiste en aparentar ser otra persona. Quizás con otra profesión como secretaria, maestra, domadora de fieras, en el caso de las mujeres y policía, bombero, stripper u otros, en el caso de los hombres.

Este juego tiene sus variantes. Por ejemplo, puede cambiar de rol una sola persona o ambos, si así lo desean. Quizás para recrear alguna escena de su película favorita o para hacer realidad alguna fantasía en común.

También pueden ir un paso más allá. ¿Por qué no salir y fingir un encuentro casual de dos desconocidos en un restaurante o un bar?… Beban una copa, conversen, coqueteen, sedúzcanse y terminen la noche en un cuarto de hotel o, por qué no, en el baño del bar.

En este último aspecto debes conservar el nuevo rol que asumiste. Recuerda que es como si estuvieran haciendo el amor por primera vez. Salgan de la rutina y compórtense como habitualmente no lo hacen.

Sería una especie de cita diferente que de cuando en cuando no caería nada mal repetir. Quizás variando los roles. Si hoy fuiste el profesor, mañana puedes ser el alumno inexperto.

Este juego permite que la pareja se desinhiba y fomente un ambiente de confianza y complicidad.

Sexteen

Ahora bien, supongamos que por alguna razón la distancia los ha separado pero conservan su relación, ¿cómo pueden hacer en este caso?… Pueden probar el llamado sexteen.

Es una práctica que está muy de moda. Consiste en enviar mensajes con contenido subido de tono, como fotos, videos o simplemente algunas palabras picantes.

Claro, esto no quiere decir que solo puedes jugar si estás lejos de tu pareja. Puede que simplemente estén en sus rutinas de trabajo y; para preparar un encuentro apasionado, pueden intercambiar este tipo de mensajes o correos.

Para aumentar la tensión sexual, puedes comentarle qué te gustaría hacerle o que te hiciera. De seguro no podrá dejar de pensar en ti por el resto del día y estará contando las horas y los minutos que falten para poder estar juntos.

Cada vez que suene su teléfono estará anhelando que sea un mensaje tuyo. Para jugar al sexteen solo debes tener confianza de tu cuerpo. En este juego no cabe la vergüenza o el pudor. Debes sentirte bien contigo mismo. Es decir, estar al guapo. Eso enloquecerá a tu pareja, a quien le gustas tal cual eres.

El juego de la sumisión

¿Has escuchado sobre el juego de la sumisión? Quizás te sea familiar si has leído ciertos libros que están de moda o si has visto alguna película para adultos.

Se trata de una figura que domina el acto sexual dejando al otro plenamente a su merced, ¿de qué manera? El dominante puede atar las manos del sumiso a la cabecera de la cama, así lo neutraliza totalmente y lo deja expuesto a sus designios más oscuros. Por supuesto, tomando en cuenta los acuerdos a los que llegaron antes de comenzar a jugar.

No tienes que usar un par de esposas ni una soga. Puedes usar tu misma ropa interior o la sábana de la cama. Si así lo prefieres, puedes vendarle los ojos.

Algunas personas se sienten más cómodas y libres de hacer lo que sea de esa manera. Además, al impedirle ver a tu pareja, estarás forzándola a agudizar otros sentidos. Lo cual la hará disfrutar más del momento.

¡Ahora es el momento de ponerse creativo! ¿Por qué no pruebas usar chocolate derretido, miel o alguna otra cosa por el estilo para estimular el gusto o el tacto? Puedes usar tu lengua para limpiarlo.

Aplícalo en los lugares que sepas que son los más sensibles de tu pareja. Recuerda que solo puedes utilizar estas cosas de forma externa, de lo contrario podría ocasionarse algún tipo de infección o molestias que arruinarían el momento, lejos de hacerlo más interesante.

Este suele ser uno de los mejores juegos que puedes practicar con tu pareja. A medida que intensifiquen la frecuencia con la que juegan, pueden intercambiar roles e ir agregando otros elementos.

Cronosex

Ahora, si lo que deseas es volver loca a tu pareja e incrementar el deseo sexual, entonces no puedes dejar de jugar esta última opción.

Juegos para parejas

Para jugar debes usar un cronómetro o una alarma y programarla para sonar cada 30 segundos durante un máximo media hora.

En el transcurso de esos 30 segundos uno se dedicará a darle placer al otro de distintas formas, terminados esos 30 segundos será el turno de intercambiar papeles y darle placer al otro. Puedes utilizar cualquier tipo de elemento o juguete sexual que hayan consentido en emplear.

Para hacer más interesante el juego y convertirlo en todo un reto, no pueden repetir las formas de brindar placer. Esto logrará hacer volar tu imaginación y llegar a límites que ni pudieron imaginar.

En algún momento del juego alguno quedará pidiendo más tras haber concluido sus 30 segundos; pero reglas son reglas y su tiempo habrá concluido. De seguro esto solo logrará aumentar el calor y la tensión sexual.

Este intercambio lo llevarán a cabo durante media hora, sin llegar a la penetración. Pasado ese tiempo entonces se acaban las reglas y son libres de hacer lo que deseen.

La intención es acostumbrarse como parejas a, no solo recibir, sino también a estar dispuesto a dar placer. Disfrutar de poder satisfacer al otro lo mejor posible. Ver cómo el otro disfruta también es muy excitante.

Que Necesitas

Debes recordar que, aunque los dos deben estar interesados en mantener viva la llama de la pasión en la pareja, uno siempre debe tomar la iniciativa al proponer y promover nuevas experiencias.

Si no deseas que tu relación se vuelva más aburrida que una película del cine mudo, pon manos a la obra y deja que salgan a la luz tus inclinaciones más ocultas. No solo su pareja será sorprendida, tú también lo estarás.

Varíen los lugares, las posiciones, las actitudes. Prueba usando música, velas, inciensos. No solo estimules los órganos sexuales. También debes hacerlo con los ojos, los oídos, la lengua y el olfato de tu pareja. Eso hará de cada encuentro sexual, una aventura diferente.

Los juegos que te hemos mencionado son solo propuestas. Tú puedes inventar tus propios juegos con tus reglas.

Atrévete a hablarlo con tu pareja. De esa manera mantendrás abiertas las vías de comunicación y tendrás la confianza de expresarte y decirle cuáles son los lugares en los que sientes más placer y la forma correcta de recibirlo. Recuerda que es importante que le preguntes qué le gusta a él o ella para saber cómo satisfacer sus necesidades también.

Consejos

Vuélvanse cómplices. ¿Han intentado hacer el amor en el coche, por ejemplo?… ¡Venga! Admite que te gustaría experimentarlo aunque te multen.

Juegos para parejas

Considera llevar a la práctica los juegos que te hemos propuesto para prevenir caer en la monotonía sexual. Pero, si ya han caído en ese estado, no te desanimes. No todo está perdido. Proponte cambiar la situación y salva tu relación con un poco de picante y picardía. Los resultados te sorprenderán.

Hacer esto no solo mejora la vida sexual de la pareja, sino que los une más y fortalece los lazos de confianza y comunicación. ¡No te arrepentirás! Te sentirás más pleno y hasta con una mejor autoestima.

Está más que comprobado que una vida sexual activa y sana contribuye al bienestar de la pareja. Además, no habrá excusa que valga, ninguno de los dos buscará en otro lugar lo que ya tiene en su casa.

Entonces, ya sabes lo que debes hacer. No dejes para otro día lo que en verdad puedes hacer hoy. No te quedes de brazos cruzados viendo como el día a día los priva de pasar momentos agradables.

Atrévete, juega y disfruta.

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.