Madrid es uno de los destinos más gay friendly del toda Europa, y por ende uno de los mejores enclaves para practicar el cruising. Ya sea en sus espacios tradicionales, como parques y baños de grandes superficies y centros comerciales, como en los nuevos locales que se han hecho su sede más tranquila y segura, como bares y dark romos diseñados en específico para replicar la emoción de una cacería amatoria.

Madrid, por otra parte, abunda en una amplia gama de actividades y vida nocturna en toda la ciudad para cualquier miembro de la comunidad LGBTTI, sin importar su origen y preferencias. Todas estas actividades, además del cruising, son buenas razones para considerar una visita a la capital española, pero la historia y perfil mismo de Madrid la hacen un punto esencial para el turismo LGBTTI de cualquier parte del mundo.

No es necesario recordar que España fue el tercer país del mundo en legalizar el matrimonio homosexual. No son pocas las encuestas recientes que señalan que hasta un 88% de la población acepta la comunidad gay con franqueza. Sin duda, como cualquier país, siempre hay gente que puede ser hostil y homofóbica, pero es muy poco probable que te los encuentres en la cosmopolita Madrid.

Y es que Madrid posee la comunidad gay más grande de España, que además es una de las mayores de Europa: se estima que 500.000 personas LGBTTI viven en la ciudad.

Si deseas encontrarte con gente de la comunidad es mejor que te dirijas al centro de la ciudad; ahí no te será nada difícil ver a parejas del mismo sexo demostrar su cariño por todas partes, y abundarán los espacios en donde te sentirás aceptado y seguro.

Si deseas visitar un barrio abiertamente gay en Madrid acude a Chueca. Una comunidad próspera con numerosos negocios gay friendly a poca distancia los unos de los otros: sin duda ahí vas a poder encontrar los mejores bares y clubes gay de Madrid, además de innumerables boutiques y restaurantes gay. Chueca no está muy lejos del centro de la ciudad: puedes llegar caminando y recorrer sus lugares emblemáticos en menos de 20 minutos.

El desfile del orgullo gay en la capital española llega a un millón de participantes, y es muy bien aceptado por toda la población en general.

Visto este panorama de Madrid, podemos entrar a responder tus preguntas: ¿Es posible practicar cruising en Madrid? ¿En qué lugares y épocas? ¿Qué riesgos hay? ¿Qué se recomienda hacer para tener una mejor experiencia cruising en Madrid?

Aquí te damos todas las respuestas que necesitas al respecto

Que Necesitas

¿En qué lugares se práctica el crusing en Madrid?

1. Centros Comerciales y Grandes Almacenes

Para cualquier persona gay que haya llevado los límites de su sexualidad más allá de los permitido, los baños de cualquier grandes superficies se convierten en el escenario de grande momentos amorosos? Y Madrid no es la excepción: los baños de sus almacenes y centro comerciales son el espacio frugal para que el público gay acuda a encuentros frugales.

Hay, sin embargo, de baños a baños. Y la comunidad que ha visitado y experimentado Madrid aprueba, por encima de todos, los del El Corte Inglés del Sol, con especial mención de los de su planta de discos e informática).

También se menciona con aprecio a los baños del Hipercor de Méndez Álvaro, en especial si lo que se busca es un encuentro con personas maduras.

Los baños de la tienda FNAC, en Callao. Se dice que los baños de la última planta están poblados por la posibilidad de encuentros con personas de todas las edades y de todos los orígenes.

2. El Parque Juan Carlos I

Se encuentra en el Campo de las Naciones, a unos pasos de Ifema. Es un gran aparcamiento donde la celebración cruising es emocionante, y tal y como se hacía en los viejos tiempos: en auto. Los expertos aseguran que se trata de una de las zonas de cruising en Madrid más recomendables. Se encuentra cerca de una zona de oficinas: abundan hombres en traje, oficinistas tímidos, traders… La mejor hora para hacer cruising es después de las 18:00 horas. Un atractivo extra es en la temporada que se celebran ferias en si recinto, y es posible hacer contacto con asistentes a ARCO o FITUR.

3. Casa de Campo (Cerro Garavitas)

Cuando los calientes días del verano no dan tregua, este zona del Cerro de las Canteras y del Chaparral del Casón reviste un escenario nocturno ideal para el cruising, si bien es un poco difícil de encontrar. Ideal si te gusta combinar el footing con el cruising.

4. Faro de Moncloa / Museo de América

Acaso un de las zonas de cruising gay Madrid más tradicionales, en donde se ve la acción las 24 horas del día. Es una zona universitaria arbolada, donde es posible encontrar a personas de todas las edades y orígenes, que llegan dispuestos a compartir experiencias y prodigar sensaciones.

Instrucciones

Donde hacer Cruising en Madrid

¿Cómo hacer cruising en Madrid?

1. En un baño madrileño. Taconear al entra al baño es uno de los códigos frecuentes para los hombres en busca de una pareja casual. Lo que hay que hacer entonces es dirigirse al extremo del baño. La gran mayoría de los hombres que practican el cruising no tienen interés en ser vistos, y prefieren la discreción. Algo que, sin duda, van a conseguir en la parte posterior del baño.
2. Las citas previas. Sin duda una de las maneras más seguras y efectivas de hacer cruising es encontrar a tus contactos a través de Internet, mediante foros grupos de Facebook y otras redes sociales. Gracias a estas herramientas te ahorraras tiempo y evitarás el lado negativo de la experiencia cruising.
3. Extrema precauciones. Sin importar de qué ciudad se trata, hay una regla inflexible del cruising: no hay antecedentes visibles en ninguna persona. No importa lo bien que se vean, lo higiénicos y bien vestidos que vayan, las enfermedades pueden habitar en cualquiera y es mejor tomar precauciones al respecto, y evitar posibles contagios.
4. El uniforme cuenta. Los cruising madrileños, como en otras ciudades, suelen observar un código de vestimenta, que no está de menos conocer: vaqueros muy anchos, zapatillas de deporte de colores, una sudadera, bómber sin marcas y la infaltables gorra con la visera del revés.

Consejos

La ciudad tiene lugares en los que cruising se practica durante todo el año. Por desgracia, en no poco lugares, se relaciona con un deterioro de las condiciones de vida de un lugar.

Diversas publicaciones señalan que ha crecido el número de lugares para llevarla a cabo, pero que ha ocurrido en espacios donde también ha aumentado la precariedad social y la delincuencia.

Por ejemplo: el Parque Oeste de la Moncloa es uno de esos lugares donde las intervenciones policiales se han convertido en algo común, y que nos hacen desestimar este tipo de lugares, en donde la comunidad LGBTTI no es bien vista, y muchos menos una práctica que se sabe inofensiva para los participantes y los vecinos y los participantes.

De manera que te invitamos a practicar el cruising en Madrid en espacios con una mayor aceptación y una menor intervención de público ajeno.

Te invitamos a conocer 6 señales de que tu cuerpo necesita sexo

¿Te ha gustado?
19 usuarios han opinado y a un 89,47% le ha gustado.