Alguna vez te preguntaste ¿Cómo disfrutar con la masturbación? No es ningún secreto que la masturbación es un proceso que puede ser autocomplaciente, pero muchos por temor o por vergüenza no lo comentan, o no se animan. Quizás si experimentan sea algo rápido y con temor a ser descubiertos. Para nuestra sorpresa, existen muchos métodos para mejorar el disfrute a la hora de realizar el auto- conocimiento. Al igual que con el sexo, existen muchas maneras de poder darse ese propio auto placer. Desde el uso de lubricantes hasta posiciones extrañas. Son muchas las posiciones que pueden ayudarte a mejorar tu tiempo a solas y convertirlo en algo muchísimo más placentero.

La masturbación masculina es un tema tabú hoy día en nuestra sociedad, pocos se animan a  hablar al respecto. Pero la masturbación no solo sirve como auto satisfacción, también se trata del auto-conocimiento e incluso puede prevenir la eyaculación precoz y la disfunción eréctil. Otro dato a tener en cuenta es que a falta de relaciones sexuales, la masturbación ayuda a prevenir el cáncer de próstata.

Existen varios métodos para mejorar la masturbación masculina, como una especia de kama-sutra de la masturbación. Técnicas que se mezclan con juegos y fantasía, para dejar liberar el estrés y vivir sensaciones únicas.

¿Te animas a poner en práctica estas alternativas? Si es así, a continuación te brindamos las instrucciones para realizarlo de la mejor manera.

¿Que necesitas para disfrutar de la masturbación (Hombres)?

  • Seguir esta guía

Instrucciones para disfrutar de la masturbación (Hombres)

Comencemos por una de las partes que se cree más importante, aunque todo el aparato reproductor masculino nos puede dar satisfacción a la hora de masturbarnos, el pene es sin duda el protagonista.

  1. Mientras acaricia el pene con suavidad, hacer un movimiento de abajo hacia arriba y detenerse en los testículos, como si estuviera tirando de ellos.
  2. Este requiere un gel lubricante o saliva, con una mano se acaricia el pene y el glande, con la otra se frota el área de los testículos.
  3. Se toma el pene con el pulgar y los dedos de cada mano, con movimientos de abajo hacia arriba en todo el cuerpo. El movimiento debe hacerse con toda la mano.
  4. Con una mano tomamos los testículos y con la otra movemos de abajo hacia arriba el cuerpo del pene.
  5. El ritmo es un punto clave, se puede ir variando de velocidades hasta llegar a un punto donde se cree estar por tener un orgasmo. En ese momento interrumpir el proceso y comenzar toda otra vez. Varias veces hasta que ya se desee acabar, una vez que se está teniendo el orgasmo se pueden presionar los testículos con suavidad para aumentar el placer.
  6. En este ejercicio intenta controlar la respiración, volverla profunda cuando se aproxima el clímax, sirve para tratar la eyaculación precoz.
  7. Otros puntos a tener en cuenta es la estimulación anal y la estimulación prostática. Esto es un terreno nuevo para la mayoría de los hombres, ya que no todos se animan o creen que esto les gustaría. Lo importante siempre es probar cosas nuevas cuando de placer y auto-conocimiento se trata. Al igual que en una mujer, el ano es sumamente sensible, para los hombres lo es todavía más. Se conecta directamente con la próstata, y según aclaran los expertos es el punto G masculino.
  8. Una técnica bastante común es acariciar el pene mientras se acompaña la masturbación con la inserción de uno o dos dedos en el ano, hasta llegar al clímax.
  9. Con algún objeto como un consolador, colocarlo entre los testículos y el ano, presionar suavemente ese punto hasta llegar al clímax mientras se practica la masturbación.
  10. Con un consolador bien lubricado, insertar levemente en el ano mientras se practica la masturbación de la manera favorita.
  11. Otra zona erógena muy importante en los hombres es la zona de los testículos, muchas veces olvidada como zona de placer, pero tiene terminaciones nerviosas muy importantes que ayudan a dar mucho más placer.
  12. Tomar el pene con una mano, usar la otra para cubrir y acariciar la zona entre los testículos y el ano.
  13. Utilizar una mano para acariciar el escroto mientras con la otra te masturbas en el pene. Se pueden cruzar los brazos. Parecerá como que otra persona te acaricia el escroto.

Algunas otras técnicas que nos pueden servir para variar entre las más conocidas son las siguientes:

  1. Entre más se toque al pene, más placer se obtendrá. Rodéalo con toda la mano y deslízala con movimientos envolventes.
  2. Esta táctica es muy útil cuando el pene es pequeño. Situó cuatro dedos por debajo del pene y deja el pulgar arriba, comienza a acariciarlo recorriendo el pene con tus manos.
  3. Otra técnica es tomar el pene como si de un lápiz se tratara. Se palpa el pene, pero hay menos contacto por lo tanto no es tan grande el placer.
  4. En esta táctica se debe frotar el glande con una mano, se desliza hacia arriba y hacia abajo por el cuerpo del pene. Para aumentar el placer utilizar lubricante.
  5. Envolvemos el pene con las dos manos, una cerca de la base y la otra en la cabeza. Las movemos rítmicamente hacia arriba y abajo, y luego con movimientos contrarios.
  6. Para esta técnica se necesita lubricante. Lo pasamos por el glande del pene y el pliegue entre el pulgar y el índice. Se debe colocar el miembro entre estos dedos y comenzar el proceso de  masturbación con el típico movimiento hacia arriba y hacia abajo. Con la otra mano libre, debemos acariciar el escroto o ano.
  7. En esta táctica utiliza solo el pliegue de la mano para acariciar la cabeza del pene. No se deben utilizar los dedos por la sensación no es la misma. Hay que ir despacio y con tiempo, es la clave del placer. No olvides utilizar un buen lubricante.
  8. Esta técnica trata de la simulación del sexo oral, para lograr esta sensación de unos labios deslizándose por la cabeza del pene es necesario lubricar una vez erecto y sostenerla con una mano. Con dos dedos juntos y de manera horizontal, con la palma hacia nuestro rostro. Presionamos el glande contra la abertura, los cuales deben estar relajados, esto es primordial para que la sensación aumente. Repite esto hasta que un tercio del cuerpo del glande haya pasado por la abertura, luego hay que regresar a la posición inicial. Las repeticiones son a gusto. Mantén la posición del pene colocando la palma de la otra mano sobre el glande y oprimiendo con suavidad.
  9. Este método es conocido como sábanas de seda, necesitamos una cama y una sábana que nos cubra, de preferencia de material suave. Se sostiene el pene con una mano y se estimula por fuera de la sabana, la cabeza del mismo con la otra mano. La ventaja es que no se necesita lubrican, aumenta la sensibilidad del pene y esto genera placer.
  10. Otro método muy famoso es el del anillo. Se tiene que formar un anillo en la base del pene con el pulgar, el dedo medio de una de las manos, las cuales tienen que estar muy bien lubricadas. Se desliza a lo largo de la superficie del pene hasta llegar al glande. Cuando el anillo de una mano llega al final del miembro, se forma otro anillo con la otra mano. Se repite hasta que se llegue al clímax. La idea es seguir estimulando hacia arriba, nunca hacia abajo.
  11. Otra técnica estimulante para el escroto, es sostenerlo con una mano mientras te masturbas con la otra. La mano dominante tiene que ser la que utilizas con frecuencia, si por ejemplo tu mano dominante es la derecha, sostén tu escroto desde el lado izquierdo y pasa la mano izquierda por encima de la muñeca derecha, para sostenerlo desde el otro lado. Puede ser complicado en un principio, pero si lo practicas, se sentirá como si alguien más sostuviera tu escroto.
  12. Esta técnica sirve para simular una vagina o un ano, se agarra el pene, se recuesta sobre uno de los costados mientras lo sostienes firmemente con ambas manos. En lugar de mover las manos, movemos la pelvis para simular el movimiento de penetración. La sensación es diferente a la de la masturbación tradicional, ya que el cuerpo entero nos está dando la estimulación que buscamos. Es una técnica sencilla, pero muy placentera.

Consejos para disfrutar de la masturbación (Hombres)

Las técnicas para la masturbación masculina son muchas, pero en todos los casos debemos poner en práctica consejos útiles para no descuidar nuestra salud sexual, ni la de nuestro miembro. A pesar de ser muchos los beneficios de la auto estimulación, muchos no tienen en cuenta ciertos cuidados que son altamente necesarios. Sobre todas las cosas para evitar lesiones graves en nuestro miembro que pueden generar ampollas u otras quemaduras dolorosas. Debido a la fricción generada por el contacto del rose y nuestras manos, a veces es recomendado el uso de lubricantes o aceites. También hay que tener en cuenta otra serie de consejos útiles, que nunca están de más.

  1. El escroto es parecido a los labios vaginales exteriores en la mujer, por eso es un dato importante a tener en cuenta manejar la zona con delicadeza y gentileza. Para evitar posibles dolores o lastimarnos.
  2. La lubricación es un paso muy importante a tener en cuenta, no solo mejora la estimulación, sino que además previene que nos autolesionemos con la fricción provocada por nuestras manos y el glande. Permite cambiar las velocidades y ser cuidadosos.
  3. La higiene es otro paso importante, siempre debemos recordar limpiarnos de manera correcta con un paño húmedo o un baño luego del clímax, para evitar que se formen costras o bacterias infecciosas.
¿Te ha gustado?
6 usuarios han opinado y a un 83,33% le ha gustado.