Qué hacer cuando te deja tu pareja

En toda relación, como todo en la vida, tiene un principio y un final. Hay relaciones que son más dolorosas que otras. Hay unas que han sido de poco tiempo y otras que han durado mucho. Siempre sentimos algo. El sentimiento de abandono provoca tristeza. Está de más decir que siempre podemos pasar, aunque sea un día sintiéndonos mal. Aunque pudiéramos haber deseado esa separación, vamos a sentir algo de tristeza. Este sentimiento es propio del ser humano, durará hasta que te des cuenta que quizás era lo mejor.

Hay parejas que tenían un objetivo planeado, un propósito y de buenas a primeras “bum”, se acabó. Este abandono tiende a doler un poquito más. Pensaban en compartir quizás una vida juntos, tenían planes futuros y a lo mejor hasta llegaron a pensar que eran las dos mitades de una misma naranja. Cuando planeas compartir tu vida con alguien y juntos contar una historia de vida, duele mucho descubrir que no va a ser así. Este abandono provoca un sentimiento no solo de tristeza, de humillación, derrota y frustración.

te deja tu pareja

Hablemos de los matrimonios de cincuenta años. Imagínate después de cincuenta, de treinta o de veinte años de casados. ¿Te imaginas después de toda una vida con alguien, quedarte sola(o)? ¿Cómo crees que te sentirías si tu pareja te abandonara? Dos personas que se han visto envejecer juntas, que tienen los mismos hábitos. Ya en esta relación existe más una costumbre y una dependencia que quizás amor.

Quiero ayudarte para que conozcas algunas formas de aliviar ese dolor que vas a sentir si tu pareja te abandona. ¿Qué hacer cuando te deja tu pareja? A lo mejor piensas que mis consejos no son muy fáciles de llevar a cabo pero te aseguro que poco a poco te sentirás mejor.

Relación de pareja

Todo comienza por un placer absoluto y llegamos a sentir que estamos en las nubes. Cuando tenemos un romance y lo disfrutamos, muchas veces pensamos en formalizarlo. Si nos sentimos bien es casi imposible que se piense en una separación. Podemos hablar de relaciones abiertas, dependientes, formales y relaciones de amistad con ciertos derechos.

Tú puedes tener el tipo de relación que desees o el que mejor te convenga según tus expectativas. Ahora, tienes que estar bien segura de lo que quieres. No puedes desear de momento una relación abierta sin compromiso y después exigirle a tu pareja lo contrario. Si lo que quieres es pasar el rato con esta persona que te hace sentir tan bien, perfecto, házselo saber y solo disfruten el momento.

Cuando como pareja conversamos de lo que realmente queremos y después cambiamos lo que antes pensábamos, podemos estar haciendo presión sobre la otra persona. Esta puede sentirse acorralada y presionada y de seguro te va a dejar.

 te deja tu pareja

En las relaciones de pareja muchos dicen que lo principal es el amor. Discrepo en cuanto a esto. Pienso que lo principal desde el comienzo hasta el final de una relación es una buena comunicación. Me gustan mucho estos dichos: “las cartas sobre la mesa” “cuentas claras conservan amistad”. Cuando hablamos claro y con la verdad el otro sabe cómo pensamos y sabe lo que realmente queremos.

En toda relación es importante que seas tú mismo. Cuando tratas de ser lo que la otra persona quiere que seas, te puedo asegurar que esa relación va a ser un fracaso seguro. Al final va a salir a la luz quien realmente eres y quizás esa nueva persona no le guste a tu pareja.

Abandono o dejación

La palabra abandono tiene muchos significados y puede ser provocada por muchos factores. Te mostraré alguno de ellos y quizás te sientas identificada.

  1. Debemos terminar, necesito un tiempo, me estoy ahogando. (esta persona puede sentirse hostigada con la relación. Quizás no pensaba tener una relación formal pero la asumió por su pareja hasta que se dio cuenta que no era lo que deseaba en ese momento).
  2. Te dejo porque no eres lo que yo pensaba. (aquí podemos estar ante la presencia de lo que te comenté anteriormente. Desarrollaste tu personalidad con el propósito de obtener lo que querías, la otra persona. Le hiciste ver que tú eras lo que él quería. Más temprano que tarde tu personalidad salió a la luz y tu pareja se dio cuenta quien eres realmente y no le gustas.
  3. Me cansé. (puedes cansarte de una vida monótona, de un sexo aburrido, de celos. De ver todos los días al lado tuyo a la misma persona despeinada, despreocupada o abandonada).te deja tu pareja

Existen muchas justificaciones y motivos reales para dejar o para que tu pareja te deje, no me alcanzaría el tiempo para contarte. Cuando esto sucede los ánimos van al piso y nos sentimos peor que la basura. La realidad es que todo pasa y siempre hay un porque, nada sucede por gusto.

Qué hacer cuando te deja tu pareja

Como te dije, puede que estés sintiendo dolor, tristeza y ganas hasta de quitarte la vida. Recuerda esto: naciste sola(o), y hasta el momento en que conociste a tu primera pareja, estuviste solo. Es muy lindo tener compañía en el camino de nuestras vidas pero la verdad nadie merece una lagrima tuya. Quiero mostrarte algunas cosas que te pueden ayudar a pasar este mal rato. Quizás te cueste un poco de trabajo pero hazlo por ti, tú eres importante.

  1. Mírate al espejo y piensa, soy bella, repítelo cuantas veces necesites. Maquíllate, arréglate el pelo. Si tienes y puedes cómprate lo que te gusta. Arréglate bonita y comienza a gustarte tú. Si tú no te gustas, te admiras y te vez tu misma bella, nadie te verá igual.
  2. Ocupa el tiempo en algo que te guste hacer, disfrútalo. Ayuda a los demás, es una muy buena terapia. Cuando haces feliz a otros, aunque no lo pienses, comienzas a sentir felicidad tú también.
  3. Llama a tus amigos, no para llorar y mucho menos para hablar sobre tus penas. Comparte con ellos, salgan juntos, disfruten un trago y proponte conocer a otras personas. Dicen que un clavo saca otro clavo, no es verdad, pero si ayuda un poco.
  4. Sonríe, aunque no tengas ganas. Esto ayuda a darle movilidad a los músculos de tu rostro, te verás más relajada.
  5. Pon música en tu casa, invita a alguien y si quieres comparte unas copas. Necesitas algo de compañía para pasar este mal rato. Aunque sientas que puedes pasarlo sola esto solo te hará pensar una y otra vez en todo lo que viviste con tu pareja. No es bueno puesto que demorarás un poco más en olvidarlo.

Consejos

  1. Que te puedo decir, eres única(o) e irrepetible. Nadie merece ni tus lágrimas ni tu sufrimiento. Valórate, respétate, quiérete y piensa en todo momento que no perdiste nada, él o ella te perdieron a ti.
  2. Levanta tu autoestima y tu cabeza, camina erguida y segura, aunque te sientas una mierda por dentro.
  3. Demuestra que no te importó para nada, aunque te estés destruyendo por dentro.
  4. No lo busques o la busques, no lo vale. Tienes que demostrar que no perdiste nada.
  5. Si por casualidad te dejó por otra. Mira, que no se te ocurra por nada de este mundo ir a reclamar nada. Si te encontraras en la calle con los dos, tu saluda como si no te importara. Por nada de este mundo demuestres que estás sufriendo por su causa. Tú eres demasiado importante como para humillarte delante de ellos.

Con todo esto el mundo sabrá que eres capaz de vencer cualquier obstáculo que se te presente en esta vida. Que eres una persona fuerte que merece un valor y un respeto. Que tienes confianza en ti mismo, que sabes lo capaz que eres para asumir lo que venga y que nadie puede hacerte daño. Te daré un consejo más:

Cuando termina una relación, sea por el motivo que sea, debes sentarte a meditar. Tienes que descubrir que llevó a esa ruptura, que errores se cometieron de varias partes. No puedes rectificar los de la otra persona pero si los tuyos. Piensa donde fallaste, asúmelo, y trata de mejorar para no cometer los mismos errores una y otra vez con tu próxima pareja. El hombre es el único animal que choca varias veces con la misma piedra. La vida es un libro y tiene muchas páginas, pasa esta y lee una nueva y si es posible escribe como te gustaría que fuera tu historia.

No sufras, esfuérzate

te deja tu pareja

En los tiempos antiguos, los noviazgos y los matrimonios eran arreglados. No tenías el derecho de escoger a tu ser amado, todos decidían por ti. Se vivían relaciones de frustración, de agonía, sufrimiento y las mujeres teníamos que ser sumisas ante el hombre en todos los aspectos.

En la actualidad y gracias a Dios todo esto ha cambiado. Hoy escogemos lo que queremos para nosotros. Podemos tener relaciones heterosexuales, homosexuales y bisexuales, vemos relaciones amorosas entre blancos y negros y hasta en las diferentes clases sociales. Tenemos la posibilidad de ser libres, aunque todavía encontramos ciertos tabúes.

Lo que más deseo es hacerte comprender lo importante que eres para mí, para tu familia y amigos, vales mucho. La tristeza avejenta el alma, no sufras, esfuérzate y sonríele a la vida. Aprende cómo tener una postura positiva. Recuerda que te enseñé: Cómo hacer cuando te deja tu pareja.

No perdiste nada, quien te dejó, se lo perdió todo.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 0,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.