¿Eres de esas personas que no concibe la vida sin amigos con los que compartir buenos momentos? ¿Te han ayudado las amistades a superar momentos difíciles en los que no veías una salida? Como muchos de nosotros, seguro que habrás pasado por estos momentos, buenos o malos. En los que la amistad ha sido un factor clave. Nuestra vida no sería lo mismo sin los amigos. Es como nuestra segunda familia, con la diferencia de que a esta sí la elegimos. En este artículo hablaremos de cuándo la amistad es verdadera y de cómo saberlo.

A veces, puede que no sepamos valorar ciertas actitudes o detalles que tienen con nosotros los amigos. Para bien o para mal, estos pequeños gestos significan mucho y suelen marcar la diferencia. Ser conscientes de estos pequeños detalles. Esto nos pone en una situación ventajosa a la hora de pensar y tomar decisiones realmente importantes.

Saber cuándo la amistad es verdadera es, sin ninguna duda, una tarea difícil que sólo el tiempo puede darnos respuesta. Es casi imposible saber si los amigos que tenemos son amigos de verdad. Porque seguramente ni ellos lo sepan. En la vida, tarde o temprano, afrontaremos etapas malas y etapas buenas. Esto llega, nos guste o no, lo busquemos o no. Es en estas situaciones cuando podemos saber qué clase de amigos tenemos y ellos sabrán lo que están dispuestos a hacer por nosotros. Hasta estos momentos, todo lo anterior son palabras y buenos momentos. Cosa que es muy importante, pero los momentos decisivos son los que realmente nos hacen saber si la amistad es verdadera. Puede que sean pocas personas con las que podemos contar y decir que son nuestros amigos de verdad. Pero no es el número lo que importa, sino el grado de amistad que tienen.

La amistad

A lo largo de nuestra vida conoceremos a muchas personas, en diferentes circunstancias, con los que compartiremos ciertos momentos importantes. Desde nuestros primeros días en el colegio hasta nuestra fase adulta no pararemos de conocer gente y hacer muchos amigos. Muchos llegarán a nuestra vida, con más fuerza o menos, pero pocos terminarán por quedarse a nuestro lado para siempre. Para saber qué es la amistad, antes debemos de darle un enfoque, ya que es un concepto muy amplio. Para cada persona puede tener otro significado totalmente distinto. El concepto general es que la amistad se trata de pasar tiempo con determinadas personas y estar cuando se necesita. Otros pueden ver como esos amigos con los que sales por ahí a pasarlo bien, pero nada más. Depende de la amistad y el grado de relación que tengamos. Dicha relación depende del tiempo y de la confianza que realmente se tenga.

amistad verdadera

El grado de amistad que haya entre nosotros y otra persona también dependerá de nuestro compromiso y actitud con ella. Para que dos personas tengan una relación fuerte y estrecha, se necesita del compromiso de ambas. Si queremos un amigo que esté ahí para cuando necesitemos, nosotros también tenemos que estar ahí para lo que haga falta. De eso se trata la amistad, de siempre cuidar el uno del otro.

Al margen de los buenos ratos, la diversión y el buen rollo, una amistad es verdadera cuando se está tanto en los buenos momentos como en los malos. Es un error común en el que solemos caer; cuando nos lo pasamos tan bien y nos reímos tanto con una persona, pensamos que es nuestro mejor amigo. Puede que sea verdad. Pero hemos de pensar si realmente le importamos tanto a esa persona para tenerlo en la categoría de buen amigo.

Instrucciones para Cuando la amistad es Verdadera – saberlo

La gran duda que nos roba parte de nuestro tiempo es saber si nuestra amistad es verdadera con esa persona. Analizar esta situación es, en parte difícil, porque los sentimientos nublan nuestro juicio. Percibir la realidad como queremos que sea y no verla tal y como realmente es supone una gran diferencia.

  1. La voluntad y el deseo de querer que esa persona nos tenga en tanta consideración como nosotros la tenemos a ella, nos puede cegar. Por ello, debemos centrarnos en los hechos y no en las palabras. De este modo, sabremos si la amistad es verdadera o no. La forma que tenemos de hablar con gente también puede ser muy ilustrativa.
  2. Analizando de esta manera, tenemos menos posibilidades de equivocarnos a la hora de hacer un juicio de valor sobre cierta amistad con esa persona. Hay que recordar que una relación, sea del tipo que sea, depende de dos.
  3. Ayuda sin pedir nada a cambio. Hay personas a las que no tienes que pedirle un favor, puesto que ya están dispuestas a ayudarte. Estos amigos de verdad olvidan muy rápido que nos han hecho un favor, puesto que su amistad es desinteresada. Si tenemos la suerte de contar con una de estas personas en nuestras vidas, no debemos dejarle escapar. Es un tesoro que hay que cuidar y valorar como se merece.
  4. Esa persona que nos conoce. Con el paso del tiempo, hay personas que nos llegan a conocer mejor que nosotros mismos. Son aquellos amigos que saben interpretar nuestras reacciones y el motivo de ellas. Incluso antes que nosotros. Es por ello que son de una gran ayuda. Alcanzar tanto conocimiento sobre nosotros implica preocupación e interés hacia nuestra persona. Todo ello, es una prueba definitiva de que esta persona nos tiene como una prioridad en su vida.

¿Que necesitas para Cuando la amistad es Verdadera – saberlo?

Llegados a este punto y sabiendo más sobre si la amistad es verdadera, sería de gran ayuda saber identificarla. A continuación, hablaremos de qué necesitamos para verificar si dicha amistad es real y los factores a tener en cuenta.

  • Reciprocidad. Puede que para nosotros esa persona sea nuestro mejor amigo, lo cual no quiere decir que este amigo piense lo mismo de nosotros. Para saber si una amistad es verdadera, debemos pensar fríamente si hay una reciprocidad en la relación. Si nosotros estamos siempre preocupados e intentando ayudar a esa persona y él no, puede que sea un indicativo esclarecedor.
  • Crisis. Si hay algo bueno en las crisis que pasamos, a parte de la lección que nos deja, es que nos hace saber a quién importamos realmente. Es en estos momentos difíciles en los que los verdaderos amigos hacen todo lo posible por ayudarnos. Algunos amigos pueden que no estén en estos baches o no pongan toda su energía en echarnos una mano. Sin duda, es un aspecto a tener muy en cuenta a la hora de valorar si la amistad es verdadera.
  • Presencia. A veces, las circunstancias personales de cada uno provocan que esas personas se alejen de nosotros. La distancia no es un impedimento para seguir siendo amigos, ya que no hace falta estar presente físicamente. Gracias a los avances tecnológicos, podemos estar en permanente contacto con esas personas. Sabremos si un amigo es verdad midiendo la presencia que tiene en nuestras vidas, en el día a día y en determinados momentos.
  • Puede estar presente de varias maneras. Si una persona te preocupa, hay mil formas de comunicarte con ella, si realmente quieres. También está la posibilidad de un viaje de fin de semana para visitar a tu amigo y hablar en persona. Son estos detalles que cuentan.

Consejos para Cuando la amistad es Verdadera – saberlo

A lo largo de este texto hemos ido leyendo qué es una amistad verdadera y las maneras de poder identificarla. Esta información nos va a servir para determinar si nuestros amigos son realmente amigos y podemos contar con ellos. Aunque también podemos usar los conocimientos adquiridos en este texto para analizar nuestro comportamiento. Puede que pensemos que somos buenos amigos. Una manera de saberlo es comparar los factores y las actitudes descritas en este artículo con las nuestras. De esta manera estaremos más cerca de llegar a una conclusión acerca de la amistad que estamos dando. Es de gran importancia, de vez en cuando, pensar si estamos cuidando o no nuestras amistades. Puede que los amigos nos perdones todo, pero no por ello significa que no tengamos que estar pendientes. Sin duda, se merecen ese compromiso por nuestra parte. Es una simple regla de ofrecer lo que nosotros pedimos.

A medida que vayamos creciendo y adquiriendo responsabilidades como el trabajo o la familia, tendremos menos tiempo. Ya no estaremos tanto con los amigos, pero no por ello quiere decir que tengamos que olvidarnos. Los amigos verdaderos son parte de esa familia que has formado, por lo que es aconsejable hacerles un hueco en nuestra vida. Ellos también han de hacer lo mismo, con el objetivo de mantener la relación tan unida como antes. Casarse, encontrar trabajo y tener hijos no es motivo para distanciarse. Todo lo contrario, ya que tus amigos pueden pasar tiempo con tus hijos o tu pareja. Esto afianza más aun la amistad y nos acerca a otro nivel a esa persona.

Estos consejos sirven para que seamos conscientes de que no importan nuestras circunstancias, o los problemas que tengamos. Buscar tiempo para pasarlo con nuestros amigos siempre merece la pena, en todos los sentidos. Un amigo es como una planta, a la que hay que regar día a día.

¿Te ha gustado?