Existen tres aspectos fundamentales, que se pueden denominar como “etapa previa”, antes de conquistar a una mujer:

Seguridad en ti mismo

Una persona insegura, no confía demasiado en sus posibilidades ni en sus virtudes, porque no sabe muy bien cómo manejarlas para sacarlas partido, y eso le puede llevar a ponerse bastante nervioso a la hora de acercarse y empezar a conquistar a una mujer. Por ello, una de las claves fundamentales es valorarse a uno mismo, y tener la seguridad de que puedes ir donde sea y conseguir que la mujer que te gusta te preste la atención que estás buscando, para poco a poco ir ganándotela. Nunca debes caer en ser egocéntrico, ni querer ser el protagonista de la situación, alardeando solo de aspectos de tu vida. En una cita debe haber una interacción de los dos y tratar de quedar nunca por encima del otro. Cuando uno confía en lo que es, se siente en armonía con su persona y acepta lo bueno y lo malo que tiene, pues a partir de ahí sabe manejar mejor todo tipo de situaciones.

No aparentes lo que no eres

Hoy en día, mucha gente a través de las redes sociales crea una imagen de su vida, tal y como si fuera un filtro de los que se usan en las fotos para salir mejor. Y este filtro se usa para aparentar tener una vida que en realidad no existe, con el único fin de generar envidias en los demás, fingiendo tener una vida perfecta, y muy feliz. Cuando esto ocurre y en realidad la vida que se cuelga en internet no corresponde con la real, en el momento de conocer a una mujer, o tener una cita, la chica se lleva una desilusión, porque quizá cree estar en frente de una persona que en realidad solo ha usado una máscara para tapar su auténtica vida y su forma de ser. Es por ello, que es fundamental mostrarse como uno es, pues al fin y al cabo antes o después si surge una relación, la mujer va a acabar entrando en tu vida y descubriendo aquello que era mentira y lo que es verdad, pero antes de que se desilusione y viva engañada, lo mejor es que tú te muestres tal cual eres, y le abras tu corazón, que descubra tus defectos y tus virtudes, para que desde un principio la relación sea sana y pueda perdurar en el tiempo.

Investiga sobre ella

No se trata de que te conviertas en un detective, ni que empieces a perseguirla, ni mucho menos, solo es cuestión de aprovechar las ventajas que tienes. Si por ejemplo, conoces cuáles son sus redes sociales, y la sigues, puedes averiguar qué la gusta, que la motiva, a través de sus me gusta o sus publicaciones. Si por el contrario, trabajáis en el mismo sitio o estudiáis en la misma facultad o instituto, también puedes fijarte en detalles, como puede ser su forma de ser de vestir, la gente con la que se junta, si pide café o si quizá no le gusta, y todo ello te ayudará a hacerte una idea de cómo es su personalidad, ver si puede encajar con la tuya, y a partir de ahí pensar en la mejor manera en la que la podrías conquistar.

Después de haber llevado a cabo estos tres pasos llega el momento de conquistarla:

Cuida tu presencia

Una de las cosas importantes es la imagen, y siempre hay que mantenerla mínimamente cuidada, en los chicos no es un aspecto que tengan muy en cuenta, aunque en la actualidad los hombres se dedican su tiempo para acicalarse lo máximo posible, para sentirse guapos y causar buena impresión. En el momento en el que decidas acercarte a la chica que te gusta, debes prepararte antes, oler bien es un factor en el que las mujeres se fijan mucho y que le llama mucho de los chicos, así que puedes usar una buena colonia, pero tampoco te bañes en ella, cuando los hombres se recargan de colonia o desodorante al igual que le podría pasar a una mujer, causa que la otra persona se aleje y sienta cierto rechazo por el olor pesado que desprende. Por otro lado, el aseo del cuerpo y el desodorante, no debes presentarte oliendo mal o a sudor, y el pelo llevarlo bien peinado, no hace falta ser un experto ni ir a la peluquería, solo basta con saber de qué manera te lo puedes peinar y que te favorezca, para que la chica se lleve una buena impresión al verte. Y por último la ropa, debes ir vestido acorde al lugar, no destacando demasiado, es decir, no ir muy demasiado formal pero tampoco con un aspecto que insinúe cierta dejadez, tienes que vestir adecuándote a las circunstancias, aunque un estilo casual, siempre será acertado.

Mantén una conversación interesante

Existe algo que sin duda alguna ayuda y mucho a la hora de conquistar a una mujer, y eso es un buen tema de conversación. Partiendo de la base de que has hecho una pequeña investigación previa sobre sus gustos, puedes saber que temas le interesan y preguntarle por ellos, o hacer que te cuente su opinión y que podáis intercambiar vuestros puntos de vista. Esta es una forma adecuada de ir conociendo mejor como es, simplemente fijándote en lo que piensa o en su manera de expresarse acerca de ello. A partir de ahí puedes sacar otros temas de conversación, o aún mejor que ella sienta la suficiente confianza contigo y sea ella la que los saque, porque también quiere conocerte. Es fundamental que, durante la cita, la escuches y respetes sus tiempos para que pueda contarte todo lo que lleva dentro, sin que tú la cortes o hables por encima, queriendo llevar la razón, pues si eso ocurre ella se sentirá incomoda y buscará el momento para escaquearse.

Haz que disfrute de la cita

Una de las formas más fáciles de hacer sentir a una mujer en confianza, es hacerla reír y no es tarea fácil, ya que no todo el mundo tiene esa facilidad para contar un chiste o aprovechar una conversación para sacar el lado gracioso y convertir el momento en divertido. Las citas serias o convencionales acaban resultando aburridas, causando que en gran parte de los casos no se produzcan más encuentros. Por lo tanto, puedes empezar tanteando con algunas preguntas, para descubrir qué cosas la pueden hacen reír, y usar la picardía para conseguirlo. Numerosas encuestas avalan que uno de las de las cosas que más atraen a las mujeres de los hombres, es que las hagan reír.

Ten detalles que marquen la diferencia

Los detalles siempre son factores que se tienen en cuenta y que pueden marcar que una cita, se convierta en un momento para olvidar o se transforme en un momento especial. Lo que hace que exista esa diferencia, es lo que tú hagas para que sea así, nadie es experto ni tiene la clave para conseguir que nada salga mal y acertar en todo, pero por ello nunca se deben de dejar de intentar las cosas y probar hasta dar con la tecla adecuada. A veces puede ser invitarla a bailar, limpiarle la comisura del labio por si tiene alguna pequeña mancha de comida, una caricia o unas palabras que la suban el ánimo si no está pasando por un buen momento y la sientes triste. Saber interpretar y leer su forma de ser, es fundamental para conquistarla.

Este artículo donde te explicamos cómo conquistar a un hombre también te puede interesar

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.