Las relaciones de pareja pueden ser el comienzo de una de las experiencias más asombrosas de la vida, pero que si llegan a terminar se pueden volver convertir en largos periodos de disgustos. Esto dependerá mucho de las personas involucradas y de lo que sienten cada uno por el otro. Pero existen algunas reglas básicas que debes aprender sobre cómo tratar a tu ex antes de retomar cualquier tipo de relación con él o ella.

Conservar el trato con tu ex es un reto que no todos están dispuestos a plantearse. Para algunas personas es más fácil cortar la comunicación por completo, de esta manera los sentimientos se mantienen ocultos (sean positivos o negativos). Otros tienen la capacidad suficiente como para mantener la simpatía con el otro miembro de la relación, al punto de que se puede formar nuevamente una amistad.

Independientemente de la decisión que tomes es válido que las circunstancias te hagan volver a tener de frente a esa persona. Bajo esas situaciones es recomendable saber cómo hay que proceder en concreto. La idea es evitar la incomodidad lo más posible, para ello debes prepararte internamente, aunque si tienes la posibilidad de discutirlo con tu ex es mucho mejor para conservar un buen trato.

¿Que necesitas para tratar a tu ex?

  • Constancia
  • Amabilidad
  • Meditar
  • Buena disposición
  • Superar los problemas
  • Cierto grado de madurez
  • Aceptación

Instrucciones para tratar a tu ex

como-tratar-a-tu-ex2

  1. Deja de lado la intensidad. Una de las cosas que se debe tomar en cuenta en primer lugar es dejar por completo los comportamientos intensos a un lado. Con esto nos referimos a las llamadas y mensajes constantes, a los reclamos excesivos o a las publicaciones de despecho en las redes sociales. Cada una de estas actuaciones debe desaparecer, independientemente de cómo haya terminado la relación. Otro factor que cabe dentro de la intensidad es buscarlo en sus sitios de trabajo, estudio o hasta con su familia. Recuerda que es tu ex y que por ello ambos tienen que marcar una distancia que les permita el saneamiento de las heridas.
  2. Ya no hay culpables. Si la relación ha terminado es momento de dejar de lado las culpas, por parte y parte. Un aspecto fundamental, en el trato con tu ex, es que no puedes seguir mitigando sobre el causante de todo lo ocurrido. Puede que ambos estén consiente de este hecho o por lo contrario ninguno admita su porción de culpa, en ambos casos se debe hacer caso omiso al respecto.
  3. El trato con tu ex no debe depender de los errores que ambos cometieron sino de lo que son en el presente. Por ello olvida los rencores y comienza a valorar nuevamente a esa persona, puede que en principio sea difícil pero más adelante iras comprendiendo cada uno de los acontecimientos.
  4. De hecho esto puede ayudarte a entender que estuviste involucrado en las situaciones que hicieron que la relación terminara, lo que te servirá para no cometer las mismas equivocaciones más adelante.
  5. Las peleas quedan atrás. Al igual que con el paso anterior, las peleas tienen que quedar en el pasado para tener un buen trato con tu ex. No puedes seguir alrededor de los mismos problemas y reclamando por cosas que ya no son de tu dominio.
  6. Superación. Para dejar los problemas de lado hay que superar cada una de las etapas que vienen después de un rompimiento. La más importante, por más repetitiva que suene, es la aceptación de que esa persona ya no compartirá contigo como lo hacía antes. Luego de esto hay que proponerse aprender de lo sucedido, es otra manera de dejar atrás el pasado. Otra etapa de la superación puede ser el borrado de las fotografías y escrito de las redes sociales, aunque también se pueden devolver los objetos de valor sentimental. El llegar a esta época es un símbolo de distinción y ambos deben estar en sintonía al respecto. No puedes tener un trato con tu ex si alguno de los dos no ha dejado atrás al otro por completo.
  7. Preguntas y respuestas. Al pasar por cada una de las situaciones anteriores ya estás listo para comenzar el trato en vivo y en directo. En este caso puede que sea necesaria una última conversación sobre ambos. En las mismas se harán las preguntas necesarias para poder esclarecer todo lo que las discusiones y problemas empeñaron en el pasado. Esta no es una conversación para reconciliarse como pareja, sino más bien para volver al inicio como seres humanos sociables. Es importante que los dos tengan la madurez suficiente para afrontar y comprender lo que el otro tenga par decir, de lo contrario es mejor que no ocurra manteniendo la distancia entre ambos.
  8. Es un ser humano. Puede sonar obvio pero debes recordar que él o ella es otra persona al igual que tú. Con esto te queremos decir que se merece un trato digno, por más horrible que se haya comportado. En este caso debes marcar muy bien tus valores e infundir la amabilidad, honestidad y sobre todo el respeto. Independientemente de que su relación se mantenga cercana, o de que cada quien está por su lado, no se debe divulgar lo ocurrido. Tampoco hay que hablar mal del otro ante la presencia de terceros y mucho menos conversar sobre los detalles íntimos de ambos.  Por más de que sea tu ex no tienes el derecho a difundir su vida privada, es una persona que compartió un tiempo contigo y por ello hay que mantener el silencio sobre lo que compartieron durante su experiencia juntos.
  9. Define tu posición. El trato con tu ex dependerá también de la posición que tengas ante él o ella. Existen ciertas reglas que ambos deben seguir si lo que quieren es mantener una relación de conocidos armoniosa, en donde si alguno las incumple habrá consecuencias al respecto. Esto aplica sobre todo cuando ya alguno o ambos están en una relación aparte, donde hay que honrar la presencia terceros. En las relaciones en donde hay hijos de por medio este paso será fundamental, recuerda que ahora es un ex con el que tienes que compartir en gran medida.  Por esta razón en particular el trato debe ser lo más llevadero posible y, mejor aún, satisfactorio para ambos. Hay cosas que se pueden o no hacer y precisamente eso es lo ambos tienen que definir. La idea es evitar inconvenientes en un futuro, que pueden darse ante la presencia de malos entendidos. No es nada difícil de hacer, de hecho es algo que tiene que darse en cada una de las relaciones del ser humano, ya sea con amigos, familia, pareja o en este caso un ex.
  10. Amistad con límites. Si has decidido mantener el trato cercano con tu ex, haciéndote incluso su amigo o amiga, debes de tener presente el tipo de relación que llevaran de ahora en adelante. No es lo mismo una persona que acabas de conocer, que un ex con el ya has compartido cargas emocionales fuertes y cuya amistad puede exceder la confianza sino está bien establecida. Existen diferentes tratos y situaciones que alcanzan a ser compartidas con un amigo común y corriente, pero que no pueden darse con un ex. Estos hechos dependerán de cada individuo, ya que lo que es incómodo para unos, puede que para otros no haya ningún inconveniente.
  11. Los limites sobre tu ex, ahora tu amigo, deben estar bien marcados para que la relación pueda funcionar. Los mensajes y llamadas no serán tan urgentes como antes, al igual que las veces que se vean. Puedes ser amigo de tu ex perfectamente, de hecho es algo completamente sano, pero hay que tener precauciones al respecto sin caer en exageraciones o en la paranoia.
  12. Palabras o frases que no hay que decir. Sean amigos, se vean o conversen de vez en cuando, “desconocidos” o compartan una carga familiar, hay frases y palabras que no deben decirse bajo ninguna situación. Las mismas puedes estar determinada por ambos, dependiendo de lo que les incomode, aunque hay algunas que no deberían mencionarse independientemente de lo que opine el otro. Frases como te extraño, te amo o ven que te necesito urgente, deben ser eliminadas del trato entre los dos. Por más de que sean comunes para ti son propensas a malinterpretarse, sobre todo si alguno de los dos es excesivamente sensible. Obvia este tipo de comportamientos, junto con actitudes como abrazar o estar muy cerca del espacio personal del otro individuo.
  13. Disfruta lo nuevo. Después de que has aprendido todo lo anterior no queda más que disfrutar de esta persona que ha llegado de nuevo a tu vida pero con otra finalidad. Además de que, a raíz de la culminación de la relación, ambos están pasando por una nueva etapa en la que están conociéndose nuevamente a sí mismos. En estos procesos hay una renovación ya que se aprende de lo que sucedió con ese ser que ahora es parte del pasado, en cuanto a una relación de pareja.

como-tratar-a-tu-ex3

Es significativo que sepas cómo tratar a tu ex debido a que, si se hace de buena manera, pueden llegar a definir otras relaciones que tendrás a lo largo de tu vida. La idea es que te sientas cómodo con esa persona y no que la trates con hipocresía porque no tienes otra opción. Para que esto ocurra toma en cuenta todos lo que te hemos dicho anteriormente.

Consejos para tratar a tu ex

  • Finalmente un consejo que te podemos dar sobre cómo tratar a tu ex es que no olvides la relevancia emocional que tuvo esa persona en tu vida y que por ello se merece el mejor saludo que puedas brindarle. No quedes como un mal ser humano solamente porque no puedes superar ciertos acontecimientos, más bien procura crecer y dejar de lado todo lo negativo.
  • El trato con tu ex no debe ser la peor experiencia de la vida al contrario, si tomas en cuenta todo lo anterior será una buena experiencia. Sobre todo porque está brillando tu lado sincero y estás continuando con tu recorrido sin ningún problema.
¿Te ha gustado?