Cuando escuchamos la palabra “Psicópatas”, enseguida pensamos en películas con un antagonista que aterroriza a las personas; acosándolas y sometiéndolas a un sinfín de situaciones de estrés e incluso, peligrosas.

Pero, la realidad es que estas personas no solo existen en las películas. En la vida diaria podemos toparnos con más de una. De hecho, es muy probable que, en algún momento de nuestras vidas, hayamos convivido con alguno o vayamos a hacerlo.

¿Cómo podemos reconocer a un psicópata?… Un psicópata es un individuo que se encuentra ensimismado, es decir, absorto en sí mismo. No posee conciencia, por lo tanto no sufre de remordimientos. No tiene ningún vínculo afectivo con nadie. Ve a las personas como el medio para obtener lo que quiere.

Son individuos moralmente depravados, que causan muchos de los males que sufrimos en la sociedad actual. Se caracterizan por ser inteligentes, audaces, con una actitud pretenciosa, violentos, disociados, insaciables y con una tendencia innata al sadismo.

Personas con estas características pueden aterrar a más de uno. En realidad, pensar en la sola posibilidad de encontrarse con uno, puede llegar a congelarnos. Pero, como ya lo hemos señalado, siendo realistas, puede suceder.

En vista de esto, ¿Qué debemos hacer? ¿Cómo trata a un psicópata? ¿Qué podemos hacer para estar preparados y sobrellevar la situación? Aquí te estaremos informando sobre este asunto.

Es de gran importancia que te tomes las cosas con seriedad. Claro, esto no quiere decir que te volverás un paranoico buscando estas características en todas las personas. Más bien, tiene que ver con aceptar la realidad que nos rodea y estar preparado por si se presenta una situación alarmante.

Saber cómo actuar puede, incluso, hasta salvarnos la vida o la de personas allegadas a nosotros. Lee con atención cómo debes actuar.

Instrucciones para tratar a su psicópata

Llegados a este punto, es probable que te estés preguntando ¿Qué hace que una persona se convierta en psicópata? ¿Acaso se nace así? La respuesta es . El psicópata nace con un sistema cerebral diferente al nuestro.

Nacen con una amígdala cerebral que no les funciona bien y que es un 17% más pequeña que la de las personas normales, un hipocampo que no controla ninguna emoción y una zona de impulsos que actúa de un modo totalmente diferente.

No existe la posibilidad de hacer que la zona del cerebro, que maneja sus emociones, sea igual que el de la gente común. Por ello, independientemente del entorno donde vive, de la educación que recibe o del tipo de padres que lo críen, terminarán siendo psicópatas.

Cabe destacar que, en ocasiones, reconocer a un psicópata no es tarea fácil. Ya que a veces actúan como una persona buena, totalmente normal, interesada por las personas, pero puede que no controlen su ira. Pero, al poco tiempo terminas chocando con una triste realidad. La persona en quien confiaste, no era quien te imaginabas.

Usualmente, las películas, series y documentales, representan al psicópata como un hombre. Pero, la realidad es que puede ser hombre pero también puede ser una mujer. Incluso, hay mujeres que tienden a obsesionarse no solo con hombres, sino también con otras mujeres. Sea porque son lesbianas o porque sienten envidia del éxito o la belleza de la otra chica.

Ser prudente e inteligente es la clave

Ya identificado el problema, tienes que aprender a lidiar con él. La pregunta sería, ¿Cómo puedes tratar con un psicópata? Lo primero que debes hacer es tratar de alejarte de esa persona. Cierto, esto es más fácil decirlo, que hacerlo. Pero debes intentarlo. Corta toda comunicación posible con el psicópata.

Hacer esto será una tarea más difícil si tu relación con él ha sido estrecha. Por ejemplo, una relación de trabajo o romántica. En estos casos, quizás amerite que tomes medidas drásticas como cambiar de número telefónico o, incluso si está en tus posibilidades, mudarte de vecindario.

Quizás, esto de cambiar de número de teléfono o domicilio, tengas que hacerlo varias veces. Los psicópatas tienen la destreza de encontrar vez tras vez a las personas que son objeto de su obsesión. ¡Sé paciente!

Si por alguna razón debes hablar con el psicópata, evita darle información personal. No hables acerca de cómo te sientes, qué te sucede, con quién te relacionas ni nada por el estilo. Recuerda que son muy hábiles y pueden utilizar esa información para coaccionarte a continuar con ellos o para afectarte de alguna manera.

Piensa muy bien todo lo que vayas a decir. Aunque suene como un cliché, todo lo que digas puede ser utilizado en tu contra, literalmente. Habla como si tus palabras fueran a ser reproducidas en un tribunal.

Por más que desees advertirles a otras personas sobre este individuo, no lo hagas. Puesto que son 100% manipuladores, desmentirán tus palabras y, lo que es peor, tú terminarás siendo el malo de la película porque terminará convenciendo a los demás y poniéndolos de su parte.

Como pudiste darte cuenta, esto resulta totalmente inútil. Sin embargo, hay algo que puedes hacer. Documenta toda la información posible. Si te escribe algo, guárdalo, si te llama por teléfono, graba la conversación, o si daña alguna de tus posesiones, como la casa o el carro, toma fotografías.

Debes tener astucia

Guarda toda esa evidencia en un lugar seguro. Tal vez te sirva para utilizarla delante de un jurado, en el futuro. Los psicópatas tienen la capacidad de hacerte ver como un completo lunático. Tener estas pruebas te ayudará a desmentir sus palabras.

Estos individuos tratan de dañar la reputación de las personas frente a la comunidad en general, frente a sus amigos e, frente a sus familiares. No los culpes por creerle. Ellos son hábiles maestros del engaño y pueden influir fácilmente en otros.

Comenzarás a recibir este tipo de trato hostil, desde el momento que trates de cortar comunicación con él o trates de distanciarte. Incluso, pueden tratar de atentar contra todo lo que posees, acosarte. No por el hecho de quererlo para sí, sino para verte totalmente destruido.

No te descuides

Ten en cuenta que, gracias al avance de la tecnología, la tarea de dañar tu reputación se hace mucho más sencilla. Puede valerse de tus redes sociales para publicar comentarios ofensivos, imágenes comprometedoras, etc. Todo, con el firme propósito de dejarte en mal frente a los demás.

Para frenar esto, quizás se requiera de tu parte que borres todas tus cuentas de redes sociales. En realidad, ¿Qué importa tener una vida social activa si alguien está empeñado en dañártela? Puedes privarte de ellas por un tiempo, mientras logras deshacerte de tu depredador.

Si tienes la oportunidad, conversa a tiempo con el gerente de la empresa donde trabajas. Puede que se empiece a levantar una ola de calumnias sobre ti. Como por ejemplo, que vendes drogas en la empresa, que la estás desfalcando, que tienes un amorío impropio, entre otras muchas cosas que ni te imaginas que se pueden decir. Es bueno que lo tengas en sobre aviso.

No lo olvides

¿Que necesitas para tratar a su psicópata?

Si ya estás siendo víctima de ese tipo de comentarios, resiste el impulso de querer contraatacar. No caigas en su juego. Él o ella, solo quiere llamar tu atención. Si muestras algún indicio de debilidad, estarás dándole pie para seguirte atacando.

Por lo cual, aunque no sea fácil, debes esforzarte por mantener una actitud positiva, estar sonriente, mostrarte seguro y mantener la calma. Esa es la mejor manera que tienes para defenderte de sus burlas o calumnias.

¿En qué momento debes buscar ayuda?… Cuando sientas que tu seguridad, tu integridad como persona o tu propia vida se vea, o esté amenazada. ¿A quién debes acudir? Si no posees pruebas concretas de sus ataques, busca un sistema de apoyo fuerte entre tus amigos y familiares.

Teniendo ya pruebas contundentes, puedes ir hasta las autoridades y hacer una denuncia formal. Lo importante en este punto es que no pierdas la tranquilidad. Ten cuidado con volverte paranoico viendo cosas donde no las hay.

Consejos para tratar a su psicópata

En vista del constante ataque que reciben, muchas víctimas llegan a pensar que han hecho algo mal y que por tanto, son culpables de lo que les está pasando. Resiste la tentación de pensar de esa manera.

No hiciste nada malo. Tú no lo provocaste. No eres el culpable. En esta historia, tú eres la víctima, no el victimario.

No trates de volverte un buen samaritano. Los psicópatas no van a cambiar. No puedes ayudarlos ni hacer la diferencia con ellos. Simplemente, es parte de su naturaleza. Recuerda que ellos nacen con ese cortocircuito cerebral.

Para ellos, son demasiado perfectos como para tener errores. Además, lo que para ti puede ser un maltrato, para ellos es el resultado de algo que has hecho mal. En otras palabras, para ellos tú eres el único culpable.

No importa lo bueno que seas, las conversaciones que tengas, las terapias de pareja a las que acudan, la situación no va a mejorar. ¡Asúmelo!

En tus manos no está la oportunidad de brindarles estabilidad. Tu amor no es el que los va a salvar. De hecho, con perdonar al psicópata y readmitirlo en tu vida, le estás diciendo que puede seguir abusándote. No caigas en su juego.

Perdonar es bueno pero no en el caso de tratar con estos individuos. Ellos suelen ser muy carismáticos. Por lo que, en más de una oportunidad, te harán pensar que han cambiado, que son otra persona pero no es cierto. No vuelvas a establecer ningún tipo de contacto con ellos. Esto solo les daría pie para seguir intentando manipularte.

Importante

Recuerda que ellos no son malas personas. Lo que en realidad sucede es que hay algo en ellos que está mal. No es que quieran ser así. Es difícil de comprender esto cuando has sido agredido o la estás pasando muy mal. Pero, siendo objetivos, no son del todo culpables.

Tampoco todos los psicópatas son violentos ni homicidas. Claro, no lo queremos averiguar pero es bueno que lo tengas presente. En ocasiones, ellos mismos suelen ser los que se alejan. Sea porque hayan alcanzado su objetivo o porque han encontrado una nueva fuente de mayor satisfacción que tú.

Esto nos da a entender que el problema no durará para siempre. En algún momento el depredador social desistirá. Así que mantén la esperanza. Toda historia tiene un fin y esta no será la excepción.

Qué puedes necesitar

Obviamente necesitas la ayuda de un profesional. Él te ayudará a determinar el tipo de psicópata con el que te estás enfrentando, cómo puedes tratarlo y sobretodo, cómo puedes protegerte a ti mismo y a tu familia.

El especialista te ayudará a entender cuáles son las motivaciones d este individuo. De esta manera podrás conocer cómo fue que llegó a atraparte y manipularte. Esto te permitirá retomar el control de la situación y tener un punto de vista objetivo de los hechos.

Debes documentarte. Puedes hacerlo valiéndote de libros sobre el control mental, películas, documentales, entrevistas de psiquiatras, etc. Trata de aplicar la información que has investigado a tu caso particular.

¿Cómo te engañaron? ¿Qué táctica utilizaron? ¿Cómo pudo sostener la farsa? Estar consiente de todo esto te ayudará a desprenderte de cualquier sentimiento de culpa por no poder olvidarlo que puedas abrigar. También podrás ir eliminando la influencia que ejercieron sobre ti.

Aunque no es fácil, puedes salir adelante. Recuerda que no estás solo. Cuentas con la ayuda y el apoyo de muchas personas. Puedes recuperar tu vida y terminarás haciéndolo tarde o temprano. Solo tienes que conservar la fortaleza emocional, no puedes decaer. Ánimo arriba. Pronto saldrás de esta.

 

 

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.