Es importante recalcar que lo que pensemos de nosotras mismas es muy importante y se verá reflejado, así que si quieres ser sensual y piensas de forma positiva que lo eres, tu actitud dirá mucho,  se reflejará y hasta atraerás a otras personas; continúa leyendo cómo ser más sensual.

También recuerda que se hace importante primero dar antes que recibir, y bueno, la mayoría de personas esperan que se dé al contrario; actuar de este modo te ayudará a tener unos pensamientos más sensuales.

El ser humano muchas veces es mucho más emocional que racional y son precisamente las emociones las que hacen que se avance y reaccione, tanto por parte de la persona que proyecta la sensualidad, como por aquella que la recibe.

Así entonces, la sensualidad es una actitud y la forma de tener dominados muchos aspectos de tu personalidad; cualquier persona si se lo propone puede lograr ser sensual.

Quienes poseen sensualidad, provocan una atracción en otras personas; es importante saber manejar los sentidos para que actúen de una excelente manera, combinándolos con la forma de vestir, de moverse, de mirar, de hablar y sobre todo con la de ser, para así irradiar la mejor energía.

Ser sensual puede estar presente tanto en mujeres como en hombres. Durante la historia se le ha atribuido al hombre la sexualidad y a la mujer la sensualidad, pero estudios más recientes han dicho que ambos aspectos los podemos encontrar en los dos sexos.

Como en todo, para ser sensual también se necesita adquirir unos comportamientos, para así obtener los resultados que deseamos, consiste básicamente en poder valorar los sentidos que poseemos y proyectarlos.

Consejos para ser más sensual

Confianza en ti misma

Siempre la actitud que se tenga será la clave en lo  que uno quiere proyectar, debes comenzar por sentirte muy buen contigo misma y ser muy positiva, así que para ser sensual lo primero que debes hacer es creerte y estar convencida que definitivamente cuentas con esta cualidad; así que si por algún motivo tienes cierta inseguridad, es hora de que la superes y te sientas bien con lo que tienes, con tus rasgos, tu cuerpo, tu personalidad, etc.; también habrá otras cosas que puedes simplemente cambiar, aumentando así tu autoestima y a su vez tu poder de seducción.

La energía sexual

Hay personas que tienen la energía sexual más fuerte que otras, y por lo general éstas resultan ser más sensuales; las personas que ven con más naturalidad el sexo y lo disfrutan, suelen tener una mayor sensualidad, así que es bueno que analices como está tu relación con respecto al sexo y mira la importancia que le das a éste y cuánto lo disfrutas; verás que cuando mejoras tu energía sexual y tus deseos se aumenten, la sensualidad saldrá más a flote.

Seguro has llegado a notar que cuando estás excitado sexualmente te sientes con una energía mucho más intensa, teniendo un objetivo de poder satisfacer tu deseo, y lo más seguro es que si en ese momento puedes seducir a tu pareja, efectivamente tu sensualidad será más alta comparada con una situación normal. La sensualidad entonces, es una energía bastante intensa, la cual se puede transmitir entre las diferentes personas y sin duda alguna si aprendes a potenciar tu energía sexual, aumentarás tu capacidad de seducción y ser más sensual.

Analiza tu personalidad

Hazte un estudio de tu propia personalidad; eres humano y por lo tanto tendrás cualidades y defectos, pero extrae lo mejor que tengas; sacar a relucir los aspectos más positivos de tu personalidad te ayudará a ser más sensual, verás cómo las personas se sentirán más atraídas hacia a ti. Aspectos como la alegría, ser simpática, ser gracioso y una inteligencia algo pícara son difíciles de ignorar.

Apariencia física

Es importante aclarar que ser sexy y ser sensual no son sinónimos, aunque no quiere decir que una misma persona no pueda tener las dos cosas.

Podemos decir que la sensualidad sí puede depender mucho del físico, pero no se trata de si se es lindo o feo, sino de la seguridad que proyectas, de la forma en que te expresas y te mueves, así como la forma en que te vistes y cómo miras; así que volveríamos al primer consejo, para ser sensual lo más importante es que te sientas a gusto contigo misma, en donde lo importante no es mostrar, sino que destaques los mejores puntos de tu cuerpo.

Si por ejemplo muchos te han dicho que tienes unos encantadores ojos, debes potenciarlos con algo de maquillaje, si por el contrario te han dicho que tu cabello es espectacular debes cuidarlo mucho, si tienes bonitas piernas no necesariamente te tienes que poner una falta corta, sólo busca algo que te quede bien.

Los sentidos

Ya hemos mencionado que en la sensualidad es factor clave estimular los sentidos de las otras personas, así que los olores, la forma en que te comunicas, las elocuencias, el tacto, tu vocabulario, la manera en que llegas a los otros, entre otros, se hacen elementos esenciales para ser o no una persona sensual.

Los movimientos

Moverse de la forma correcta se convierte prácticamente en un arte, si pretendes ser sensual debes hacerlo de una manera sutil y delicada, no debes ser brusca, muchas personas lo primero que notarán es la forma en la que buscas desenvolverte. Es muy importante llegar a un punto medio, tratar de llamar la atención tampoco te dará buenos resultados.

La mirada

Los ojos son una de las partes más expresivas de nuestro cuerpo, pueden incluso reflejar el estado de ánimo que tengamos, por lo tanto una mirada puede resultar ser muy sensual; debes mirar de forma fija pero a un punto que no llegue a intimidar; maquilla tus ojos que se vean naturales y no recargados.

El vestido

Debes vestirte acorde con tu personalidad, sólo busca un look que sea armonioso, con el que te sientas cómoda y que te dé seguridad, pero recuerda potenciar lo mejor que tengas.

Ejercítate

Busca alguna actividad física para hacer, es bueno que mantengas activo tu cuerpo para que así durante el día tus movimientos sean ágiles y armónicos, puedes practicar yoga por ejemplo.

El intelecto

Es bueno que cultives tu intelecto, para que tengas unas buenas conversaciones con fluidez y que puedas hablar de diferentes temas; llega a un punto intermedio donde no te veas ignorante, pero tampoco una sabelotodo creída.

Ventajas de ser sensual

Es importante aclarar que el ser sensual no tiene un significado exclusivamente sexual en donde se busca ser más atractiva; a continuación te mostramos otras ventajas:

Aumenta tu poder de convencimiento

Puedes convencer de tus argumentos con mucho menos esfuerzo, la razón es porque tu interlocutor estará más atento y receptivo.

Ayuda a que mejores tus relaciones sociales

Verás que cuando se es sensual se ampliará el círculo social, pues habrá mucha gente que se quiere relacionar contigo y no precisamente porque haya una atracción meramente física.

Aumenta tu autoestima

Lo primordial para poder ser sensual es sentirse bien con uno mismo, por lo tanto esto va aumentando la autoestima.

Puedes mejorar la vida con tu pareja

Cuando te sientes bien, eso es lo que irradiarás, al igual que toda tu energía positiva, lo que hará que seas más atractiva para tu pareja.

Te conviertes en una persona más segura

Estarás muy segura de lo que proyectas y de lo que tienes.

¿Te ha gustado?
12 usuarios han opinado y a un 83,33% le ha gustado.