Todos los seres humanos y la gran mayoría de los animales somos inteligentes. El simple hecho de poder generar abstracciones en nuestro cerebro es una muestra de inteligencia. Sin embargo el nivel de la misma y la manera en la que la desarrollamos puede variar mucho de persona a persona y de individuo en individuo. Por eso si quieres saber cómo ser inteligente son muchas las cosas que tienes que tomar en cuenta al respecto para poder desarrollar mejor tu capacidad intelectual y para aplicarla correctamente cuando lo requieras.

La inteligencia es algo que sin duda muchas personas encontramos sumamente atractiva. Hoy en día es muy poco posible encontrar alguna persona que sea aparentemente inteligente, posiblemente debido a la cultura popular, la influencia de la redes sociales, e incluso la influencia cultural, la mayoría de las personas prefieren dejar sus dotes intelectuales como una característica no tan importante, algo que puede ocuparse en tercer plano.

Es por eso que cuando vemos a una persona que sabe hablar, que sabe argumentar, y con quién podemos charlar de una manera interesante, nos resulta bastante atractivo. Hoy en día en realidad es muy poco probable encontrar una persona que tenga buenos conocimientos culturales y que sepa hablar adecuadamente. En general a las personas y sobre todo los jóvenes, les trae sin cuidado el nivel de conocimientos estudiantiles o la utilidad de los mismos.

Si en verdad quieres saber cómo ser inteligente y hacer que la gente lo note, entonces sin duda alguna tienes que leer todas las instrucciones que te estaremos dando a lo largo de este artículo. Te mostraremos como descubrir tu inteligencia y como permitir que la gente lo pueda notar con mucha facilidad. También te enseñaremos algunas maneras en las que puedes aplicar tu inteligencia natural y desarrollarla de la manera más óptima y provechosa.

¿Que necesitas para ser inteligente?

  • Pensar

Instrucciones para ser inteligente

  1. Tenemos que comenzar con separar conceptos. La mayoría de las personas piensan que ser inteligente significa tener muchos conocimientos, esto es un error bastante común. Que tú no tengas conocimientos sobre una o varias materias no te hace una persona menos inteligente. La inteligencia es algo con lo que nacemos y lo cual podemos ir desarrollando pero no es lo mismo ser sabio (tener conocimientos y saber de muchas cosas), a ser listos o inteligentes (aplicar nuestras habilidades intelectuales y tener un desarrollo pleno de las mismas). Una persona puede ser totalmente ignorante, no saber leer, no saber hablar claro, tener un acento muy vulgar, pocos conocimientos estudiantiles o generales, básicamente ser un inculto, pero no por ello ser una persona que no es inteligente.
  2. En cambio podemos conocer a personas que tienen un amplio nivel de conocimientos, que pueden ser muy buenos oradores, con un acento limpio y educado, conocimientos más allá del promedio y un alto nivel cultural, pero no por ello significa que sea una persona muy inteligente. De nada nos sirve tener miles de conocimientos si no sabemos cuál es la funcionalidad de los mismos y para que nos funcionan a nosotros en particular. Tampoco estamos diciendo que las personas cultas no sean inteligentes, sino que la inteligencia en sí no depende de la cultura sino que es algo propio de cada individuo.
  3. Tienes que aprender a identificar tu tipo de inteligencia. Aunque para muchas personas esto pueda sonar un poco esotérico, existen varios tipos de inteligencia. Algunas personas tienen una inteligencia pragmática más desarrollada que la emocional, su manera de pensar es lógica y cuadrada, resuelven todo como si tratara de un problema matemático o un esquema, analizan las cosas de una manera fría y aplican este tipo de actitudes tanto en la vida laboral y estudiantil como en la vida personal. Para este tipo de personas resulta un poco más difícil comprender la parte afectuosa o sentimental de las situaciones, pues siempre recurren a la parte lógica y racional, dejando al lado lo que a su parecer no tiene mucho sentido. Pueden parecer personas un poco frías o tontas en cuanto a lo que socializar se refiere, pero simplemente les cuesta un poco más expresarse y entender la parte emocional.
  4. Por otro lado tenemos a personas que tienen una inteligencia emocional más desarrollada que la pragmática. Son personas que no necesariamente tienen la mejor manera de razonar o resolver cuestiones estudiantiles o materias exactas como lo serían las matemáticas o algunas ciencias, pero que tienen bastantes cualidades positivas a la hora de resolver otro tipo de problemas como los son problemas emotivos. En general este tipo de personas tienen la cualidad de manejar el lado emocional propio y ajeno, a veces son personas muy buenas en manipular y hacer que otros hagan su voluntad, o también pueden ser personas que nos brindan un apoyo psicológico muy fuerte. Son personas que nos pueden entender psicológicamente mejor que otras, de hecho son personas quienes tienen una facilidad natural para entender la psicología de las personas.
  5. Puede que tú tengas un tipo de inteligencia más desarrollada del otro, no es que las personas que son inteligentes de manera pragmática no lo sean de la manera emocional, sino que a veces un tipo de inteligencia puede estar más desarrollada que otra. Tienes que averiguar qué tipo de inteligencia es la que tienes más desarrollada para así poder trabajar en tu caso particular. Si notas que te es más fácil resolver problemas matemáticos, químicos o físicos, pero que no eres particularmente bueno en comprender a las personas o tiendes a ser más racional que emotivo, posiblemente tu tipo de inteligencia más desarrollada sea pragmática.
  6. Si por el contrario notas que te es más fácil entender a las personas, convencerlas de hacer algo, conocer su forma de pensar, sus problemas y estados emocionales, o te es más fácil comprender qué tipo de sentimientos están experimentando o han experimentado a lo largo de su vida, posiblemente tu inteligencia esté más desarrollada al lado emocional.
  7. Si ya sabes qué tipo de inclinación es la que tiene tu inteligencia entonces te será más fácil desarrollarla. Las personas con inteligencia pragmática son mejores en los temas prácticos y lógicos, aprendiendo idiomas, realizando tareas lógicas y exactas. Si este es tu tipo de inteligencia puedes aprovecharlo aprendiendo un nuevo idioma, aprendiendo computación, informática, medicina, ingenierías, etc. Y si tu inteligencia es emocional no te desanimes, las personas con inteligencia emocional también pueden ser racionales, pero quizá tardes un poquito más o tengas que repasar alguna tarea de ciencias o idiomas. Sin embargo podrás notar con mayor facilidad la llegada y gestación de un problema familiar, social, de pareja, etc., te será más fácil predecir y comprender conflictos, puede que tengas mayor facilidad para la política, historia, criminalística, derecho, sociología, psicología, literatura, etc.

Consejos para ser inteligente

  • Nota te dejes llevar por los comentarios de la gente, todos los seres humanos somos inteligentes, a no ser que hayas nacido con algún defecto cerebral o carencia.
  • Prueba con varias cosas, varias materias, lo que te apetezca. Aquellos caminos que se te faciliten más podrán dictaminar qué tipo de inteligencia tienes más desarrollada.
¿Te ha gustado?