Cómo satisfacer a una mujer con la mano

El fingering es una de las mejores maneras de poder llegar a lograr que una mujer pueda llegar a alcanzar el orgasmo. Esto se debe a que gracias a ello se puede llegar a lograr la estimulación de prácticamente cualquier parte de su cuerpo. De esta manera, haciéndolo de la forma correcta se puede llegar a lograr un momento de clímax de gran intensidad y durabilidad.

Por este motivo, en este artículo te vamos a explicar cómo satisfacer a una mujer con la mano, de manera que puedas lograr tu objetivo. Probar cosas nuevas en el sexo es clave para poder mantener unas relaciones sexuales que sean satisfactorias.

El fingering es el arte de saber cómo tocar el cuerpo de la mujer para incrementar el nivel de excitación de esta y así hacer que se potencien los orgasmos.

Cómo realizar fingering

Si quieres saber cómo estimular con tus dedos y manos las partes sensibles del cuerpo femenino, a continuación te vamos a dar una serie de consejos e indicaciones que son clave para poder conseguir tu objetivo de lograr su máxima satisfacción.

Higiene y cuidado de las uñas

En primer lugar, antes de lanzarte a tratar de lograr la estimulación de la mujer con tus manos, es importante que revises la higiene de tus uñas y manos. Esto es fundamental a  la hora de tocar las zonas íntimas de la mujer.

Si lo haces con las manos sucias o las uñas demasiado largas puedes llegar a hacer que sufra de problemas de infección, irritaciones o heridas, lo que será muy negativo para su salud.

Juegos preliminares

Alcanzar el orgasmo femenino exige siempre de un juego previo, por lo que es fundamental que tengas en cuenta su lubricación. Para ello puedes hacer uso de lubricantes de sabores o estimular la lubricación natural. Para ello opta por acariciar su cuerpo y los besos.

No debes cometer el fallo de tratar de estimular de forma directa los pechos o el clítoris con las manos sin que previamente hayas alcanzado una lubricación apropiada en la mujer. En ese caso podría sufrir de cierta incomodidad.

Pon atención en los senos

Si quieres lograr que el placer de la mujer sea máximo, debes usar el fingerir sobre los pechos, logrando estimularlos. Para ello es aconsejable que le des un masaje muy suave por toda la zona.

Para empezar debes hacer movimientos circulares de adentro hacia afuera y posteriormente en la dirección contraria, con una fuerza y velocidad apropiada. Ten en cuenta que los pezones son muy sensibles. Por ello, acarícialos con suavidad.

Juega con el clítoris

Una vez que el nivel de lubricación de la mujer sea apropiado, será el momento en el que puedas dar un paso más allá y empezar a estimular el clítoris.

Al hacerlo debes tener en cuenta que se trata de una parte muy sensible de la mujer. Por ello puedes empezar haciendo suaves movimientos circulares con tus dedos sobre él. De esta manera irás logrando que aumente la acumulación de sangre en esta zona y la sensibilidad, lo cual podrás apreciar con un aumento de su tamaño, lo que es un signo de su excitación.

Luego podrás hacer movimientos un poco más rápidos, al mismo tiempo que atiendes a las reacciones de la mujer. A través de sus gemidos y gestos podrás saber si lo que haces le gusta o si no es de su agrado. Haz círculos con un poco de presión, pero muy poco a poco, evitando que puedas provocar algún tipo de molestia.

La clave es aumentar la intensidad progresivamente y de tener persistencia en los movimientos. Si le está gustando mucho sigue haciéndolo hasta que quiera ir más allá, de manera que evites estropear el momento de excitación.

Penetración con los dedos

Lograr estimular su cuerpo con tus dedos puede ser de gran eficacia para lograr el orgasmo interno de la mujer. De hecho, puede llegar a ser más efectivo que la propia penetración. Por ello, tras acariciar el clítoris puedes introducir tu dedo medio en su vagina.

Debes hacerlo como si fuese tu miembro. Si le gusta puedes añadir velocidad y ritmo a la hora de sacarlo y meterlo, siempre de una manera que no sea brusca y poco a poco. También puedes penetrar un dedo y acariciarle el clítoris con otro para mayor placer.

Punto G

Cuando la excitación de la mujer alcanza su punto más álgido, es el momento en el que tienes que tratar de alcanzar el punto G. Este se encuentra situado en el interior de la vagina y lo podrás detectar porque su textura es diferente.

Al tocarlo puedes llevar a la mujer a un siguiente nivel de excitación y placer. Al tocarlo debes buscar movimientos y roces suaves con tu dedo hasta que puedas ir dando un poco más de intensidad. No obstante, esto dependerá de las reacciones de la mujer.

El fingering es una práctica sexual que puede dar grandes momentos de placer en el caso de que se realice de una forma adecuada.

¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.