Cómo saber cuando besar a una chica

Seguro que en más de una ocasión te ha ocurrido de estar junto a una chica y dudar de si darle o no un beso. Esta circunstancia puede hacer que pierdas la oportunidad de hacerlo, incluso para siempre, o que te salve de que ella trate de esquivarte. Por este motivo, te vamos a explicar cómo saber cuando besar a una chica, de forma que puedas conocer si está preparada para ello.

El beso es un paso para que haya contacto físico entre dos personas, llevando implícito, cuando se da de manera natural, para que ambas personas admitan la existencia de atracción entre ellos.

Conocer si la otra persona está receptiva a un beso es fundamental para no equivocarse a la hora de lanzarse, para lo cual hay que fijarse en diferentes aspectos como la propia conversación y el lenguaje corporal. A continuación te vamos a explicar todo lo que debes saber al respecto.

Interpreta la conversación

Es importante que, en primer lugar, prestes mucha atención a la forma en la que se relaciona contigo mientras hablas con ella. No tienes la forma certera de si quieres que la beses; pero lo que sí puedes es estar atento a la forma en la que interactúa contigo y que te puede dar algunas pistas de ello, como son las siguientes:

  • Si te mira directamente a los ojos y mantiene el contacto visual es una muestra de que, como mínimo, se encuentra interesada en la conversación que estáis manteniendo.
  • Si se ríe y sonríe de forma sincera y te hace ver que se encuentra disfrutando mientras está hablando contigo es otra pista; aunque no quiere decir que te puedas lanzar directamente a darle un beso.
  • Cuando te mira a los labios esta puede ser una señal de que quiere que le des un beso. No obstante, para ello interpretarlo de esta manera es conveniente tener en cuenta el contexto.

Además, debes tener en cuenta el nivel de entusiasmo que pone en vuestro encuentro. Esto puedes notarlo al ver si está aburrida o como con ganas de que termine la cita; o si por el contrario es ella la que te sugiere otro lugar al que ir, por ejemplo, que es un indicativo de que al menos lo está pasando bien.

También debes fijarte cómo termina la conversación. Si ella se muestra constantemente activa y te hace preguntas sobre ti, mostrándote su interés en ti, es posible que sí quiera que la beses. En cambio si hace caso omiso de tus comentarios o habla de sí misma en la mayoría del tiempo, es posible de que no se encuentre interesada.

Una señal muy clara es si la conversación deriva hacia temas íntimos, lo que hace que se pueda ver claramente el interés del uno por el otro.

Interpretación del lenguaje corporal

Es importante tener en cuenta la conversación en sí misma, pero lo es tanto o más prestar atención al lenguaje corporal, el cual te podrá llevar a saber si realmente quiere o no ser besada por ti.

Para empezar debes aprender a leer su postura, es decir, cómo coloca su cuerpo cuando estáis juntos:

  • En el caso de que lleve su cuerpo hacia ti, tales como su pecho, hombros, piernas, inclinándose hacia adelante y manteniendo los brazos abiertos, son indicios positivos.
  • Una postura abierta significa que hay interés, aunque debes tener en cuenta que no siempre puede tener el mismo sentimiento que tu.
  • Si se acerca para tocarte o se inclina frecuentemente «invadiendo» tu espacio, por norma general, es un signo de interés.

También puedes observar la forma en la que reacciona cuando la tocas. Puedes tocarle ligeramente la mano o el brazo y ver su reacción:

  • Si ella se muestra reacia y se aleja o pone rígida, significa que no se siente cómoda. En este momento no sería recomendable que la beses.
  • Si ves que ella se sonroja, sonríe o ríe, significa que está cómoda. En este caso, es bastante posible que te corresponda si le besas.
  • En el caso de que ella se acerque mucho a ti al despedirse o esté muy cerca de ti, habitualmente significa que te corresponde y que puede ser el momento perfecto para besarla.

Pregúntale

Si tras las anteriores señales aún no tienes claro si quiere o no que la beses, puedes preguntarle. Pedirle permiso puede ser visto como un gesto de consideración hacia ella. De esta forma no habrá lugar a dudas.

No obstante, puede hacer que pierdas la «magia» del beso; pero al menos sabrás que no cometerás el error de lanzarte sin que ella realmente quiera. En todo caso, siguiendo las indicaciones que te hemos dicho es muy probable que aciertes.

Si ambos estáis a gusto y ella se muestra especialmente cercana, será probable que te corresponda si te lanzas a intentar darle un beso.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.