Como rehabilitarse frente a algunas adicciones (alcohol o drogas), rehabilitarse tras una fractura o herida, enfermedad… cada tema necesita una rehabilitación concreta y alguna de ellas podéis leerlas aquí por si os puede servir de ayuda. Frente a estos casos, lo importante es saber, que de todo, se sale. Hay que tener ánimo, no venirse abajo, ser algo optimista (aunque en estos casos no resulte fácil) y sobretodo, seguir a pies juntillas, las recomendaciones médicas.

Algunos de los consejos o recomendaciones que daremos serán en cuanto a las adicciones, a las lesiones y algunas enfermedades.

Instrucciones para rehabilitarte

Las etapas para la recuperación en las adicciones:

  1. Transición.
  2. Estabilización.
  3. Recuperación.
  4. Mantenimiento.

Recuperación de lesiones:

  1. Para recuperarse de una lesión por ejemplo del tipo deportivo, hay que intentar prevenir las lesiones con ejercicios adecuados o con ciertos cuidados para evitarlos en medida de los posible. Muy utilizado y útil es la hidroterapia que ayuda y mucho a prevenir precisamente las lesiones deportivas.
  2. Aplícate hielo sobre la zona inflamada. Nunca en contacto directo (aplícate un paño o toalla par que no toque la piel).
  3. Pon la zona en alto. Inmovilízala un poco y no te fuerces. No camines o no muevas el brazo. Acude al centro médico y que ellos te miren la zona en cuestión. Tal vez sea una torcedura o una rotura.

¿Que necesitas para rehabilitarte?

Para prevenir las lesiones deportivas. Las lesiones o las molestias más frecuentes en lo referente a lo deportivo, son casos como lesiones de rodillas, dolores y molestias musculares, roturas de ligamentos, roturas de menisco. Hay muchas más, pero estas por lo general, siempre son las más recurrentes.

¿Qué hacer cuando ya se ha producido la lesión? Ante todo, acudir de inmediato al médico. Seguir sus recomendaciones a pies juntillas (siempre) y sobretodo, hacer reposo y una buena curación. Muchas de las nuevas lesiones o recaídas son producidas por una mala curación.

Muchas de las nuevas lesiones o recaídas son producidas por una mala curación. Tras haberse curado la lesión hay que tener mucho cuidado con volver a la intensidad física. Siempre hay que preguntar a un buen profesional y no hacer lo que queramos. Es muy importante para no tener daños físicos de por vida.

En cuanto a la recuperación de las adicciones, siempre se siguen ciertos pasos. Hay que ir a un profesional (depende siempre del grado en el que se encuentre) pero una adicción si no se termina tratando bien, puede volver a recaer. Por tanto, hay que terminar el proceso siempre. Sin medias tintas.

Estabilización. En esta segunda fase se intenta conseguir una recuperación contra los efectos que hayan causado las adicciones y el uso o abuso de las sustancias.

La recuperación. Poco a poco hemos llegado a una etapa donde empiezan los cambios. No tanto a nivel externo sino el más importante, nivel interno. En cuanto a los sentimientos, los pensamientos y la conducta.

En la misma fase de la recuperación (porque hay niveles), en la recuperación media, se puede decir que se empiezan a notar los cambios a niveles ya externos. Se intenta o se debe cambiar de modo de vida y poco a poco sin grandes cambios exagerados para no entorpecer la rehabilitación, incorporarse a los nuevos estilos de vida saludable/sana.

Y por último, encontramos la recuperación avanzada. En esta última etapa de la recuperación, se empiezan con los conflictos personales, familiares y cualquier tema personal que no haya quedado resuelto.

Mantenimiento. Cuando se ha conseguido llegar hasta aquí, está prácticamente, todo el camino logrado. Pero mucho cuidado, es igual de importante o más, esta etapa. De aquí dependerá que no eches a perder todo lo que has conseguido hasta ahora o por lo que has luchado y tanto te ha conseguido. En esta etapa, deberás mantenerte sano, intentar seguir crecer y adaptarte.

Por ejemplo: la abstinencia (siempre total) no sirve unos días o un poquito. Debe ser para siempre y de manera total.

En cuanto a la recuperación de las lesiones (tipo deportivas) se le llama el reentrenamiento. No siempre todo el mundo lo hace y es uno de los problemas más comunes y donde la mayoría de personas vuelven a recaer o tienen con el tiempo, lesiones mucho peores.

Con el reentrenamiento se intenta conseguir una mayor destreza o mejora y de nuevo una habilidad en los músculos, tendones, ligamentos, etc. Cuando hay lesiones graves cuesta y hay que tener mucho cuidado con los saltos, golpes, velocidad, cambios drásticos de movimiento…

Para realizar un adecuado tratamiento desde la etapa inicial (importante las etapas y prevenciones) en cuanto a las lesiones es importantísimo en cuanto a la inflamación, la inmovilidad y perder el tono muscular. Evitarlo en medida de lo posible. En caso de personas acostumbras al deporte de alto rendimiento o deportistas, debido a su buen tono muscular, tienen una buenísima actitud (Importante como ya advertimos) y la recuperación es mucho más rápida. No caen en frustraciones ni se desaniman. Saben que es muy importante recuperarse de manera adecuada.

Hay que minimizar la inflamación. En cuanto hay una lesión (dependiendo del tipo) aparece inflamación, dolor medio/grave, limitaciones de movimiento o incluso imposibilidad para andar. El hielo en cuanto haya inflamación hay que aplicarlo de inmediato. Aplícate hielo (nunca en contacto directo con la piel para no quemarla), eleva un poco la zona y limita el movimiento.

Un fisioterapeuta o un osteópata te recomendará (tras revisar tus lesiones) tal vez que realices unos ejercicios muy suaves. Esto se hace para fortalecer la zona afectada y mejorar el tono muscular.

Se les llaman ejercicios anaeróbicos y también en algunos casos utilizan corrientes eléctricas.

Cuando ellos consideren, empezarán los ejercicios de fuerza. Tales como: caminar y pequeños saltos o pequeñas carreras (muy muy suaves) si la lesión ha sido en miembros inferiores. En caso de ser en la parte superior, los ejercicios serán de lanzar objetos al suelo y deberás ir recogiéndolos. También siempre, ejercicios muy suaves.

Un buen profesional nunca te reincorporará de inmediato a la actividad. Saben lo importante y vital que son esos momentos y se juegan tu salud. Siempre hay que pasar las etapas. No pueden saltarse aunque a ti te parezca que ya estás recuperado. Que no te duela o no tengas molestias, no significa que esté ya curado.

Consejos para rehabilitarte

Los consejos que podemos dar (aunque no son sencillos pero se deben hacer) cuando necesitas salir de adicciones o ciertas enfermedades, es siempre evitar salir con las personas inadecuadas.

Busca nuevos lugares, deja el ambiente por el que te movías, olvídate de esas amistades que no te convienen, acude a reuniones de autoayuda si necesitas apoyo, hazte voluntario para ayudar a otras personas que han pasado por lo mismo que tu o similar y su vez, te ayudará mucho a ti poder comprobar como se te veía también a ti y por todo lo que tu has pasado y luchado para salir adelante. Cuesta mucho salir de una adicción pero se sale de ello.

 

¿Te ha gustado?