Es normal que una noche de exceso se suba la diversión, las caricias y demás mimos con nuestra pareja. Algunas veces dentro del calor de toda la situación, esto puede hacer que se nos suba la mano y terminemos gozando de una gran fiesta. Una de las consecuencia se hace bastante presente en la mañana siguiente, cuando nos damos cuenta que nos ha salido un hermoso chupetón.

Si quieres saber cómo hacer un chupetón en este artículo te lo contamos.

Los chupetones suelen ser bastante parecidos a un hematoma, pero con la diferencia que son un poco más difíciles de quitar. Suelen ponerse en sus primeros días bastante rojos, haciendo que todas las personas que nos conocen se den cuenta de ello. Nuestro primer instinto suele ser tratar de tapar esa marca con la ropa, lo cual es una estrategia efectiva hasta cierto punto.

Pero no te preocupes, en este artículo hemos preparado 5 remedios o soluciones que son sumamente efectivas a la hora de tratar con un chupetón. Comienza desde ya a tomar nota y aprender a combatir este problema de los chupetones de una vez por toda.

¿Que necesitas para quitar un chupetón?

  1. Chupetón
  2. Frío

Instrucciones para quitar un chupetón

Bien sea que te estés preparando para la escuela, el trabajo, una reunión importante, no dejes que los chupetones tomen ventaja, no pierdas oportunidades por ello, pero tampoco dejes de disfrutar de la vida con tu pareja, no hay necesidad. Te decimos el porqué, porque con estas ocho maneras sencillas y sumamente rápidas y eficaces, no tendrás que preocuparte nunca más de los chupetones.

Conoce los métodos más efectivos para aprender como quitar un chupetón,

  1. El método del frio: es uno de los métodos más utilizados y conocidos, se debe aplicar lo más pronto posible después de que se ha detectado la aparición de un chupetón. El método del frio nos permite, reducir la zona de acción del chupetón que hemos recibido, haciéndola así más pequeña y más tratable.El método del frio consiste entonces, en colocar hielo o compresas frías en la zona afectada con el chupetón. Debemos de tener la precaución de no colocar el hielo a la compresa directamente en la piel, ya que esto ocasionara que la piel sufra una quemada que no deseamos, ya que no solo dañara nuestra piel, sino que además no reducirá el chupetón, sino más bien lo incrementara considerablemente. Coloca entonces una toalla suave el hielo o compresa y coloca en el área afectada y deja actuar hasta que no sientas el frio en la superficie de tu piel. Una de las variantes por las cual se puede sustituir el hielo o la compresa, es por una cucaracha que ha sido enfriada previamente, la cual se buscara frotar contra el chupetón, de manera que la sangre pueda fluir, liberando el área de afección.
  1. Lápiz labial: este no se trata de un método conocido, pero si nos ayuda en la circulación de manera efectiva de la sangre en la zona en la que ha nacido el chupetón. Se conoce también como el método que rompe la sangre. Este método es utilizado, varias veces al día, no más de 4 una vez se ha descubierto la existencia del chupetón. ¿De qué manera trabaja este método? Para hacerlo debemos de contar con una pintura de labio, cuyo estuche sea de forma de cilindro. Luego colocaremos la tapa de nuestro chupetón, y una vez ubicado procedemos a hacer una presión sobre la piel, teniendo cuidado de no lastimarnos ni ejercer una presión muy fuerte. Gira la tapa del lápiz labial, manteniendo la presión. Este procede dura una media entre 20 y 30 segundos y se suele repetir en un intervalo de tiempo de 10 minutos.
  1. El cepillo de dientes. Es un método sumamente similar al método del lápiz labial, con la diferencia que se hace con herramientas un poco más rusticas. Intervalos de tiempo cambiados con respecto a este mismo método del lápiz labial. Para cumplir con este método debemos de utilizar un cepillo de dientes que posea cerdas gruesas y preceder a masajear o a cepilla la superficie donde se encuentren los chupetones. Una vez se cepilla, proceso que debe de durar aproximadamente 10 minutos, debemos además agregar una compresa fría. Puedes repetir el método del cepillo de los dientes, 2 veces a lo largo de todo el día.
  1. Intenta con la crema de dientes. Seguimos hablando de productos dentales. Resulta que la mayoría de las cremas de dientes, que existen en el mercado poseen menta, la cual es una las herramientas que más aportan en la correcta circulación sanguínea. Para aplicar este método debeos de contar con algún producto dental que contenga mental, preferiblemente crema de dientes, pero también puede funcionar de manera exitosa el enjuague bucal o en el peor de los casos una loción de menta. Se aplica entonces sobre la superficie en donde se encuentra el chupetón, y se comenzara a sentir un hormigueo, esto quiere decir que está funcionando de las mil maravillas. Debes dejar actuar por 10 minutos y luego remover la pasta dental y los residuos con la ayuda de un paño húmedo con agua caliente. Este método no puede ser utilizado con mucha frecuencia, ya que suele generar problema a la piel, reflejándose a través de alergia, irritación de la piel, etc.
  1. Masajear la zona: al hacer un masaje se estimula de manera eficiente la circulación de la sangre, la ruptura de la sangre acumulada, que son la que les dan el color rojo característico de los chupetones. Para aplicar esta técnica debemos de contar con un paño húmedo con agua caliente, ya que una vez hemos realizado el masaje, debemos de colocar este paño en la zona, de manera que cierre y relaje el lugar.

Consejos para quitar un chupetón

Cuando mencionamos aquí, algunos métodos que tienen que ver con frio o calor, debemos de hacer una acotación, los métodos fríos deben utilizarse principalmente no se han cumplido las 24 horas después de que nuestro chupetón a aparecido.

  1. El uso de componentes fríos es más efectivo si se aplica de inmediata. En el caso del uso de calor, este método es mucho más eficiente después de pasados ya los primeros dos días en que descubrimos a nuestro chupetón. Suele ser más efectivo, entonces cuando el chupetón esta por desaparecer, de manera que se logran relajar los músculos de la zona afectada y lograr una mejor circulación en el área.
  2. Recuerda que todas las presiones que lleves a cabo para tratar a tu chupetón pueden utilizarse en tu contra, generándote más daños a tu piel, provocando inflamaciones y rayando las superficies de tu piel.
  3. Intenta no ser agresivo o de recibir chupetones de personas que sean muy agresivas, en muchos casos los chupetones pasados de fuerza pueden traducirse en rasguños, serios moretones y en algunos casos incluso quemaduras.
  4. En este artículo te contamos cómo disimular un chupetón y seguro que será de tu interés.

¿Aprendiste algo nuevo? ¿Conocías alguno de estos remedios? Compártenos tu experiencia con chupetones y no olvides pasarles este artículo a tus amigos para que también aprender como quitar un chupetón.

 

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.