Es muy posible que te estés preguntando  Cómo y a qué sabe el semen; puede que sientas desagrado con sólo pensarlo, o te dé una enorme curiosidad; también es cierto que algunas parejas lo disfrutan y otras tantas quieren conocer del tema antes de hacerlo, ya sea porque quieren probar, o porque su pareja se los ha pedido y quieren darle gusto. Muchos hombres se excitan bastante con la idea de que su mujer pruebe su semen.

Lo cierto es que no se puede decir con exactitud a qué sabe el semen, porque realmente el de cada hombre sabe diferente; tiene mucho que ver con lo que come y el estilo de vida que lleva. La consistencia y la cantidad que sale al momento de la eyaculación también puede variar; estas últimas características están relacionadas con el tamaño que tenga la próstata y también con la frecuencia con que el hombre tiene relaciones sexuales.

Es bueno saber que hasta el momento no existe ninguna investigación científica que diga que es malo tragar semen, por el contario, sí se ha hablado de sus beneficios (claro está, si la persona que lo produce no tiene enfermedades de transmisión sexual).

Lo que sí es claro es que el sexo oral se practica en las relaciones sexuales y es muy utilizado como juego previo, claro que no necesariamente tiene que llegar al punto de que la pareja pruebe el semen.

El semen es un fluido de color blancuzco y bastante espeso; es el líquido donde se encuentran los espermatozoides, el cual es producido en las glándulas que se encuentran en el aparato reproductor del hombre, mayormente en la próstata y también en los testículos; este líquido es expulsado cuando el hombre llega a la eyaculación. Está compuesto de varias sustancias y sólo el 1% es de esperma, tiene entre sus componentes, agua (96%),  azúcar, ácido cítrico, vitamina C,  enzimas, minerales y proteínas, así como bicarbonato, fosfato, zinc, entre otros, de ahí que se realicen estudios de los beneficios que puede tener el semen.

Entre los beneficios que se le atribuyen al semen, al momento de ser consumido, encontramos: la piel de todo el cuerpo se hidrata más; alivia algunos tipos de dolores como en los ovarios, en la parte baja de la pelvis y en la cabeza; puede ayudar en los problemas oculares, en el crecimiento sano de las uñas y a prevenir infecciones urinarias, y lo mejor de todo, previene el cáncer de piel.

El semen contiene bastantes proteínas y vitaminas, las cuales al ser expulsadas pueden volver a ser absorbidas por el cuerpo al ser ingeridas, eso siempre y cuando no hayan pasado más de diez minutos, ya que se puede descomponer y así perder sus propiedades y hasta estar en mal estado. Este líquido contiene sodio, VC, C1, C2 y C4. Algo bastante curioso es que los estudios han demostrado que ingerir el semen es mucho más beneficioso para la mujer que si lo hiciera el mismos hombre, lo mismo pasa con los flujos vaginales, son mucho más beneficiosos para el hombre.
Cómo y a qué sabe el semen

Instrucciones para y a qué sabe el semen

  1. Describir su sabor resulta bastante difícil, algunas personas no les gusta su sabor, a otras sí y otras dicen que no es ni bueno ni desagradable; en lo que sí se puede concordar es que es tibio, de consistencia viscosa y espesa.
  2. El sabor es un poco amargo y un poco salado, pero hay quienes dicen que puede llegar a ser agrio o dulce; como ya hemos mencionado, esto depende de la persona que lo produce.
  3. Aunque se dice que tiene mucho que ver con lo que se come, los urólogos dicen que es muy difícil que el sabor del semen de un hombre cambie, pero mujeres experimentadas pueden dar fe de que sí se puede (ahora, ¿a quién creerle, al que estudió, o a la que ha probado bastante?). Dicen que los hombres que son vegetarianos tienen un semen con mejor sabor.
  4. Los hombres que llevan una dieta saludable basada en vegetales y frutas, tendrán un semen con un sabor más suave que hace que lo más normal es que el gusto al paladar no sea desagradable.
  5. Los hombres que tienen vicios nocivos para la salud como consumir con frecuencia bebidas alcohólicas, los que fuman o ingieren drogas, tendrán un sabor un poco más desagradable y amargo en su semen.
  6. El semen más dulce será el de los hombres que consumen más carbohidratos y alimentos azucarados.
  7. El semen con sabor ácido será el de los hombres que les encanta comer carne y vegetales como acelgas, espinacas o coles. Así mismo pasa con los que en su dieta tienen la ingesta de muchos suplementos y vitaminas.
  8. Alimentos que al parecer hacen que el semen tome mal sabor: café, coliflor, brócoli, carne roja, cebolla, ajo y especias en general, repollo y en mayor medida los espárragos, pues pueden causar incluso mal olor en el semen y también en la orina. Los lácteos, el pollo y los alimentos fritos harán que el flujo salga más salado y fuerte. El chocolate, a pesar de lo que se pueda creer, hará que sea más amargo en su sabor y aroma. El huevo tampoco es conveniente.
  9. Alimentos que al parecer mejoran el sabor del semen: la piña, el apio, el mango, el melón, la sandía, el cilantro, el perejil, la menta, las ciruelas, limón, naranja, lima, manzana y pomelo. Alimentos con alto contenido en azúcar como helados y pasteles (sin entrar en el abuso).
  10. Por todo lo anterior, el semen puede tornarse amargo, ácido, dulce, suave o intenso, según la persona que eyacula y también el sabor podrá ser desagradable o no según la persona que lo prueba.
  11. Así que a la pregunta de a qué y cómo sabe el semen, podemos contestar que a lo que come la persona del género masculino.
    Cómo y a qué sabe el semen

Consejos para y a qué sabe el semen

  • Si en alguna ocasión decides probar el semen, debe ser porque así lo quieres y no como una obligación o exigencia de tu pareja.
  • No olvides que por medio del sexo oral también se pueden contraer enfermedades de transmisión sexual, así que sé muy cuidadoso (a) y hazlo sólo con relaciones estables.
  • Si quieres hacerlo, pero quieres cambiar un poco el sabor del semen, puedes usar dulces que te gusten dentro de tu boca, puedes tener un pequeño caramelo en tu boca mientras practicas el sexo oral, eso sí debes tener mucho cuidado con el dulce que escojas, los de forma redonda o muy grandes podrían causarte accidentes y ahogarte y tu noche de placer podría terminar en urgencias. Así que busca la forma adecuada y que sean pequeñitos.
  • Algunos nutricionistas recomiendan el consumo de tomate para aumentar la cantidad de semen y dicen que las fresas pueden mejorar su textura y sabor.
  • Es importante la ingesta de abundante agua en el día, hasta dos litros, para así eliminar las toxinas que afecten de forma negativa la secreción corporal. También pueden ayudar las infusiones de manzanilla, hierbabuena y té verde.
¿Te ha gustado?
38 usuarios han opinado y a un 92,11% le ha gustado.