Cada vez más el sexo está dejando de ser un tabú para convertirse en algo de la vida cotidiana, sin embargo aunque el sexo sea más aceptado a nivel social, esto no quiere decir que las personas estén conscientes de cuál es la mejor forma de practicar sexo seguro, pues muchas no saben ni cómo poner un preservativo a la hora de mantener relaciones y esto puede ser un gran problema si uno desea evitar riesgos de enfermedades de trasmisión sexual o embarazos indeseados.

La televisión, las redes sociales, las personas, y en general el ambiente siempre está bombardeándonos con temas candentes o sobre sexo, pero esto no quiere decir que tengamos conocimientos suficientes sobre educación sexual o los riesgos a los que nos podemos estar sometiendo si no sabemos cómo poner un preservativo o cuáles son los mejores métodos anticonceptivos para las personas que están iniciando con una vida sexual activa.

La mayoría de las personas no están informadas ni con lo más básico sobre estos temas de seria importancia y la abstención no es la solución siempre. Es mejor contar con conocimientos de prevención y cuidados para así no caer en riesgos de enfermedades peligrosas o embarazos indeseados o de alto riesgo que puedan poner en riesgo la salud de la pareja o de uno mismo. Por ello es que quiero que aprendas cómo poner un preservativo correctamente y cuáles son las pautas a seguir más importantes para poder conseguir esto.

Es hora de tomar nota y atender bien lo que estás a punto de aprender pues estas instrucciones y consejos de suma importancia, serán muy relevantes a la hora de mantener sexo con tú pareja o sexo casual. Recuerda que es muy importante cuidar tu salud, no dejes que por un momento de placer se pierda tu felicidad, tu salud o tu vida.

¿Que necesitas para poner un preservativo?

  • Condones
  • Pareja

Instrucciones para poner un preservativo

  1. Comencemos con saber qué son los preservativos y cuál es su función. Los preservativos son métodos de barrera que nos ayudan a evitar hasta cierta medida posibles contagios de infecciones de transmisión sexual o embarazos no planificados. La eficacia de los preservativos para proteger de un embarazo puede llegar a ser hasta del 99% si se usa adecuadamente siguiendo las pautas necesarias de colocación y uso para evitar cualquier tipo de accidente durante el coito. Por ello es un método que es bastante recomendable para todo tipo de parejas.
  2. Debemos entender que los preservativos o condones así como pueden protegernos de muchas infecciones y enfermedades de transmisión sexual, así como también de embarazos, la efectividad de los mismos dependerá en gran medida de si están siendo usados adecuadamente o no. Sin embargo cabe resaltar que el uso del condón, incluso siendo el uso adecuado del mismo, no protege contra todas las enfermedades de transmisión sexual, sobre todo de aquellas donde la fuente de infección no pueda ser cubierta por el condón como en el caso de las llagas y chancros derivados de la sífilis o gonorrea.
  3. Entiende que tipo de preservativos hay en el mercado. Existe una amplia variedad de preservativos que podemos conseguir dependiendo de nuestras necesidades, algunos vienen texturizados, otros vienen lubricados, otros vienen con sabor… En fin, el tipo de preservativos que elijas dependerá de tus gustos, del gusto de tu pareja, o de las necesidades que tú tengas. Existen condones que están especialmente fabricados para evitar que se rompan durante el acto, a menudo son más resistentes que el resto pero el grosor puede variar. Es mejor que elijas el tipo de preservativo que se adapta mejor a tus necesidades.
  4. Ten en mente que el uso de condones no tiene porqué ser una interferencia para el placer. Existe un mito ampliamente conocido que afirma que utilizar preservativos durante el coito disminuye la sensibilidad y con ello el placer, esto es parcialmente falso. Como ya hemos mencionado, hay una gran variedad de condones que se puedan apegar a nuestras necesidades, incluso pueden ayudarnos a proporcionar mayor placer y diversión durante la relación, por eso no debemos usar este pretexto para evadir el uso del preservativo. Las alergias tampoco son pretexto. Para aquellas personas que son alérgicas al látex, existen preservativos hipoalergénicos de poliuretano que pueden ser utilizados en su lugar.
  5. Aprende a colocarlo correctamente y en el momento correcto. En el caso del condón masculino, éste debe ser colocado cuando la erección masculina está en su plenitud. De ninguna manera debemos colocar el condón cuando tenemos una elección pequeña y menos aún, cuando nuestro miembro está flácido. Esto sólo aumentará las posibilidades de que el condón se salga durante el coito y pierda totalmente la efectividad de protegernos. Debemos poner el condón encima de la punta de nuestro pene, presionar la punta para evitar cúmulos de aire y posteriormente deslizaremos la goma para deslizar el condón y así poder cubrir todo el miembro. Es de suma importancia que esté bien colocado, si el condón está al revés no podrá deslizarse o se puede romper. 
  6. Es importante no reutilizarlo y se debe cambiar cada vez que sea necesario. Ya sea que sea que se esté practicando sexo oral, vaginal o anal, en cada ocasión hay que cambiar el preservativo para así evitar que se deteriore y pueda ser una fuente de infecciones o romperse. Aprende a retirarlo con cuidado y sin brusquedad. Para esto vamos a desenrollarlo de abajo hacia arriba un poco y luego retirarlo deslizándolo con tu mano hacia afuera procurando que el semen se quede adentro del condón y no ensucie el resto de tu pene, de lo contrario podría ser menos efectivo si hay una siguiente sesión de coito.
  7. Si te manchaste tendrás que lavar tu miembro y orinar para evitar que no queden residuos de fluidos o espermatozoides en la zona que puedan implicar un posible embarazo o infección. También tienes que recordar que incluso se no hubo eyaculación, tendrás que cambiar de condón una vez hayas terminado para la siguiente sesión de sexo, pues así evitamos que los fluidos que queden en él puedan implicar algún riesgo o el condón romperse por el desgaste.

Consejos para poner un preservativo

  • Recuerda que para poder utilizar un condón es necesario saber cómo abrirlo y para esto tendrás que romper con cuidado y con las manos limpias, una de las esquinitas de la bolsita donde viene guardado. Debe ser con mucho cuidado y sin usar las uñas o de lo contrario podrías romper el condón o rasgarlo y ya no te servirá, por lo cual tendrás que abrir uno nuevo con más cuidado para poder utilizarlo.
  • Nunca utilices los dientes, tijeras ni ningún otro instrumento punzocortante para abrir el empaque del condón, este tipo de cosas sólo lograrán perforarlo, utiliza sólo los dedos y ten algo de paciencia, recuerda que es mejor esperar un poco y disfrutar después, a dejarte llevar por las prisas y el deseo y terminar haciendo algo indebido o peligroso.
  • También existen los condones femeninos, así que si a tu pareja le interesa usar un condón femenino, recuerda que puedes navegar en nuestra web para ver más artículos relacionados con cómo utilizar un condón femenino correctamente, así que no esperes más para informarte y entra a nuestro sitio para poder encontrar la información necesaria y así poder disfrutar del sexo pero con responsabilidad.
  • En el caso de usar un condón femenino, hay que evitar el uso del condón masculino durante el coito, o la fricción puede generar roces incómodos o hacer que se revienten o desgasten los condones.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.