No importa que tipo de relación tenías con esa persona, tener que olvidar a alguien es algo que a veces pasa. Y no nos queda más remedio que afrontar la situación y seguir con nuestras vidas.

Si estas leyendo este artículo es porque ya has tomado la decisión definitiva de olvidar a alguien. Bien, si esto no es así, no pasa nada. El primer paso que debes dar es decidir que ya no quieres tener nada que ver con una persona. Existen muchas razones para que una persona deje de formar parte de nuestras vidas. Simplemente hay veces que, por más que nos gustaría que la situación fuera distinta y las cosas cambiaran, ya no se puede.

Ya sea una relación de amistad, de amor o familiar, si crees que esa persona no te aporta nada en tu vida, apártala. Muchas veces nos sentimos culpables de alejar a las personas, sobretodo si se trata de algún familiar cercano. Pero no te dejes engañar, si te está haciendo daño mantener en tu vida ciertas relaciones, debe deshacerte de ellas.

Este artículo también te puede interesar: Cómo olvidar un amor

Como comprenderás, el proceso de olvidar no ocurre de la noche a la mañana. Y también entra en juego el carácter de las otras personas y el tuyo propio. Además, cada persona es capaz de olvidar más rápido o más despacio. E, incluso, una misma persona puede olvidar más rápido a una persona y más despacio a otra. En este sentido, no hay reglas universales.

Pero, aunque cada uno olvida según sus capacidades, en este artículo te enseñaremos algunos consejos para que te sea más fácil olvidar.

¿Cómo olvidar a alguien?

Instrucciones para olvidar a alguien

  1. Mantén las distancias. El primer paso que debes dar para desterrar a alguien definitivamente de tu vida es alejarte de él. Tanto física, emocional, como tenconológicamente. Es importante que no mantengas contacto para que, al no verle, sientas menos la pérdida. Porque, aunque sea necesario que no esté en tu vida, ha sido una persona importante para ti y es normal que te duela. En el plano emocional, intenta no pensar en él o ella. Cuando un pensamiento sobre ese alguien acuda a tu mente, intenta pensar en otra cosa. Si piensas una y otra vez en todos los recuerdos que has tenido con esa persona, entrarás en un círculo vicioso del que te será más difícil salir. Si empiezas a apartar recuerdos en cuanto aparecen y te centras en cosas del momento presente, podrás ir olvidando poco a poco. Por último, actualmente, podemos saber todo lo que una persona hace a través de las redes sociales. Esto no es nada bueno cuando estás intentando olvidar a alguien. Si ves que no eres capaz de no acceder a sus redes sociales, mejor elimínalo de todas. De todas formas, ¿para qué quieres tenerlo en tus círculos si ya no está en tu vida?
  2. Haz una lista. Para asegurarte de todas las cosas buenas y malas que aportaba a tu vida esa persona, haz una lista de pros y contras. Una cosa que tendemos a hacer los humanos es idealizar a las personas que ya no están en nuestro entorno. Por eso, cuando has decidido que quieres olvidar, en muchas ocasiones sientes que has tomado una mala decisión. Esta es la principal razón de las recaídas amorosas, amistosas y familiares. No te dejes llevar por tus sentimientos e idealizaciones. Coge papel y boli y haz dos columnas. Una que se titule PROS y otra que se titule CONTRAS. Y ve escribiendo todo lo que se te ocurra. Sobretodo apunta todas esas situaciones en la que te sentiste mal junto a ese alguien. Apunta la razón por la que decidiste olvidarle y subráyala bien para que no se te olvide. Cuando hayas terminado las dos columnas, compáralas. Seguro que, si decidiste dejar de verle fue por una buena razón y el lado de los contras tendrá más cosas apuntadas.
  3. Fija la vista en el futuro. De nada sirve estancarse en el pasado y lamentarse de que las cosas no salieron bien. Mejor céntrate en tu futuro y logra tus objetivos. Si esa persona te hacía daño estando en tu vida, seguramente no te dejaba avanzar. Este es el momento para seguir con tu vida y lograr todas las cosas que tenías pensado hacer. Además, estar constantemente enfadado con otra persona, discutir con frecuencia y tener problemas por ella hacía que tu vida fuera más gris y triste. Cuando estás triste durante algún tiempo, se te empiezan a quitar las ganas de hacer cosas nuevas y seguir haciendo las cosas que te gustan. Aprovecha esta situación de ruptura para reflexionar sobre tu vida, piensa en cómo es ahora y cómo quieres que sea. No esperes a mañana, empieza hoy mismo a trabajar en ti mismo o en ti misma.
  4. Busca distracciones. Lo mejor para olvidar a alguien es mantener ocupada la mente. Si tienes mucho tiempo para pensar en la otra persona, no harás otra cosa. Mira este cambio en tu vida como una oportunidad para empezar a hacer cosas nuevas. Sobretodo te recomendamos que hagas actividades físicas. El esfuerzo y la concentración que requieren algunos deportes te vendrá genial. Puedes apuntarte a un gimnasio y además conocerás a gente nueva. Puedes apuntarte a esas clases de baile que siempre quisiste tomar, empieza a ir a clases del idioma que más te guste o busca alguna actividad en tu ciudad que te agrade. El caso es no pasar mucho tiempo dándole vueltas a la cabeza en soledad. Aprovecha para engancharte a una serie, empieza a leer todos esos libros para los que nunca tenías tiempo y mírate las películas que tienes pendientes. Pero ten en cuenta que todo esto debes hacerlo manteniendo el equilibrio en tu vida. Es decir, no te pases todo el tiempo haciendo cosas que te distraigan. También tienes que afrontar la realidad para superar este desenlace de tu vida.
  5. Busca apoyo en tus seres queridos. Tener a alguien que te saque de casa o se acerque a visitarte cuando estás mal es algo que siempre se agradece. Cuéntale a tus amigos y tus familiares la situación en la que te encuentras y seguro que estarán dispuestos a echarte una mano. Queda a menudo con ellos, sal de casa, que te de el aire. Queda con ellos a comer o a tomar algo. Desahógate cuando sea necesario con ellos, pero intenta no hablar siempre de lo que te pasa y empieza a vivir la vida.
  6. Haz algunos cambios. Esto te ayudará a estar distraído un rato y además, al tener otro cambio en tu vida, podrás sobrellevar mejor que estás olvidando a alguien. Por ejemplo, cambia los muebles de tu casa, pinta alguna habitación o compra mobiliario nuevo. Al tener otros cambios en tu vida, olvidar a alguien no te parecerá algo tan drástico.

Siguiendo estos consejos podrás conseguir olvidar a alguien con mayor facilidad. Intenta pensar que la decisión que has tomado es la correcta. Que a quien primero tienes que querer es a ti mismo/a. Tener una persona en tu vida que te hace daño no sirve para nada. Olvídala y vuelve a comenzar tu vida.

Esperamos que este artículo te haya servido de gran ayuda.

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.