Cómo masturbar a un hombre

Las relaciones sexuales implican tener en cuenta diferentes aspectos, sobre todo cuando se busca la satisfacción de la otra persona. La masturbación es una de las técnicas más empleadas tanto en los preliminares como en otro tipo de situaciones íntimas.

Aunque los gustos en el terreno sexual son un mundo, una buena forma de conocer a tu pareja es participar en la masturbación y hacer que forme parte de las relaciones sexuales. Por esta razón, te vamos a explicar los aspectos clave para saber cómo masturbar a un hombre de la mejor forma posible.

Consejos para masturbar a un hombre

Para conseguir los mejores resultados a la hora de masturbar a un hombre y conseguir su máxima excitación y placer, es necesario tener en cuenta diferentes tips. Te hablamos de ellos

Comienza de forma suave y aumenta de intensidad progresivamente

A la hora de comenzar la masturbación es importante que el ritmo comience siendo muy suave para poco a poco ir aumentándolo al mismo tiempo que avanza su excitación. Para empezar, es, de hecho, recomendable que comiences estimulando las zonas de alrededor del pene.

Una vez que comience a excitarse, es el momento para pasar a estimular de una manera directa el pene. Para empezar puedes realizar movimientos lentos y luego ir aumentando la velocidad poco a poco. Al hacerlo estate atenta a la reacción de tu pareja, de forma que puedas ir conociendo lo que le gusta más y lo que no. Tenlo en cuenta tanto en los movimientos como en la intensidad.

Prueba técnicas diferentes

Para poder disfrutar al máximo de esta experiencia sexual, puedes ir probando diferentes movimientos y técnicas e ir cambiando durante toda la masturbación. Puedes experimentar utilizando diferentes movimientos, pero también velocidad o técnicas, usando una o las dos manos; usar partes del cuerpo que no sean las manos, cambiar posturas…, siendo la imaginación la que marca los límites.

Una técnica que acostumbra a funcionar muy bien es la llamada «Stop and go», que consiste en que, cuando el hombre está a punto de eyacular, te avise para que en ese momento pares de realizar la masturbación. Luego volverás al poco tiempo a reiniciarla progresivamente de menor a mayor intensidad, y así en varias ocasiones para incrementar el placer y eyaculación final.

Explora sus zonas erógenas

Aunque habitualmente se presta toda la atención en el pene al referirnos a masturbación, hay que tener en cuenta que el cuerpo del hombre tiene otras zonas erógenas que pueden ayudar a estimular durante este momento íntimo. Por ejemplo se puede recurrir a estimular los testículos, el perineo, o hacer caricias en el pene, los pezones, el cuello, las orejas, el interior de los muslos o el ano.

En este sentido, debes tratar de comunicarte con tu pareja y buscar aquellas zonas que le gustan más para que puedas disfrutar plenamente de la masturbación y el encuentro sexual.

Usa lubricante

Habitualmente se habla de lubricante sobre un hombre a la hora de la penetración anal, pero la realidad es que es recomendado para la masturbación. Su uso reduce las posibilidades de sufrir dolor y, además, aumenta el placer, ya que hay muchos productos en el mercado que ofrecen efectos como frío o calor.

Crea un ambiente propicio para el encuentro

El ambiente es clave a la hora de llevar a cabo la masturbación, al igual que lo es al mantener cualquier otro tipo de relación íntima. Para conseguir el mayor placer es importante preparar el lugar.

Si tienes la posibilidad, es importante que cuides al detalle dónde lo vas a realizar, como poner música, cuidar la iluminación y prepararlo de forma que él se pueda sentir cómodo y relajado. De esta forma estará totalmente en disfrutar del placer.

No obstante, no debes pensar que tan solo se puede hacer en una habitación, sino que puede realizarse en otros lugares como en la ducha. En esta es posible usar el chorro de agua para tratar de incrementar el placer.

Al igual que sucede con las técnicas, todo depende de la creatividad e imaginación que tengáis, ya que puede que encontréis otros lugares en los que os genere mayor excitación disfrutar de la masturbación.

Juegos y juguetes

Los juegos o los juguetes sexuales, como algunos accesorios cotidianos y habituales del mundo sexual como el uso de un anillo vibrador; o bien jugar con texturas como el terciopelo, te pueden ayudar a la hora de incrementar el placer. Además, hay diferentes juguetes sexuales para hombres que permite aumentar la erección o estimularlo de diferentes maneras.

De esta manera puedes tenerlos en cuenta de cara a tratar de lograr un mayor placer mientras masturbas a un hombre. Así podrás disfrutar de nuevas experiencias que os gusten a ambos. Todo se trata de experimentar e ir conociendo vuestros gustos para que las relaciones sexuales entre ambos sean más placenteras.

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.