La masturbación es una práctica muy sana y natural que se ha realizado desde los inicios de la humanidad como exploración personal de nuestros propios deseos. Para muchos hacerse una paja es algo rutinario y muy trivial nada del otro mundo; pero para otros se puede llegar a convertir hasta en un vicio.

Lo cierto del caso es que para hacerse una buena paja no hay que complicarse mucho la existencia. Es natural para cada hombre en el desarrollo explorarse el pene y las demás zonas erógenas. Sin embargo, a veces la práctica de la masturbación se puede llegar a convertir en algo repetitivo y aburrido.

Ahora bien, si eres de los que practica la masturbación con recurrencia como forma de placer personal y quieres descubrir diferentes formas de hacerte una buena paja; a continuación, te vamos a explicar cómo puedes llegar a alcanzar nuevas sensaciones.

Estas prácticas las puedes realizar tu solo o con tu pareja; porque al fin y al cabo el disfrute de la masturbación es un placer sexual que puede compartirse.

Instrucciones para hacer una paja (Chicos)

  1. En primer lugar, para poder masturbarte necesitas un lugar cómodo y privado. Saliendo de algunos gustos extremos como el exhibicionismo, la masturbación generalmente es un acto muy privado, por lo cual tienes que estar cómodo y solitario.
  2. En la práctica de la masturbación la higiene es fundamental. Por ello, lavarse las manos es algo importante, pues tus manos estar en contacto directo con tu pene. Y no solo tus manos, si vas a utilizar otras herramientas o juguetes, también es recomendable que los hayas desinfectado y desodorizado primero.
  3. Luego de revisar que todo esté en calma y limpio, puedes proceder a ubicarte en la postura en la que deseas masturbarte. Todo depende del tipo de masturbación.

paja

Postura tradicional

  1. La postura tradicional para la masturbación masculina es de pie con la mano completa alrededor del pene. Generalmente debes hacer ciertos movimientos pélvicos que estimulen tú erección mientras generas rose con tu mano o con ambas manos.
  2. Para que sea más placentero puedes utilizar algún lubricante en tu mano. Puede ser incluso tu propia saliva, aceites o cremas mentoladas que ayuden a intensificar el calor de la zona genital.
  3. Esta postura resulta muy natural, pero a veces se puede tornar aburrida si se practica con frecuencia. Por ello, usualmente se complementa con estimulación visual, que puede ser ver una película porno o ver fotos sexuales en tu móvil con una mano mientras con la otra te masturbas.

Postura en reposo

  1. Algunos prefieren hacerse una paja recostados en su cama, porque de pie les parece muy cansado. Al estar echado podrás intensificar toda tu energía y dirigirla a tu zona pélvica; no como la postura de pie que exige resistencia en las piernas.
  2. Puedes hacerla de dos maneras: boca arriba o boca abajo.
  3. Boca arriba es el mismo procedimiento de movimiento con la mano y pelvis en estimulación a tu pene como si estuvieras en la posición tradicional de pie; incluso puedes colocarte una almohada para reposar tu cuello y ejercer menos fuerza.
  4. En cambio, boca abajo, puedes utilizar la almohada como herramienta de apoyo para estimular tu pene rosándola cada vez que realizas los clásicos movimientos pélvicos de la masturbación masculina.

Pesos muertos

  1. Algunos insisten en que la mejor paja se hace con la ayuda del algún peso muerto o presión extra sobre el pene. En cuestión de gustos hay de todo; pero para los que quisieran probar esta opción lo pueden realizar de la siguiente manera:
  2. Colócate en cuatro y cuelga de tu pene algún peso. Para hacerlo puedes utilizar un condón. Rellenado la punta con arroz o piedras pequeñas, luego haces un nudo y después te colocas el condón.
  3. Esto ejercerá un pequeño pero muerto que te ayudará a templar tu miembro mientras lo estimulas con tus propias manos. Esto también lo puedes realizar de pie. Pero ten cuidado con el exceso de peso.

¿Que necesitas para hacer una paja (Chicos)?

paja

  1. Para hacerte una buena paja lo que necesitas es disfrutar de la sensación sin tabúes.
  2. Puedes utilizar estimulación visual como fotos, películas porno o incluso ver a tu pareja masturbarse también.
  3. Para llegar a conocer múltiples sensaciones en tu pene te recomendamos el uso de herramientas caseras y naturales para cuando frotes tu pene. Por ejemplo, la miel es excelente como lubricante, calienta y además cuida tu piel. También puedes utilizar aceites aromáticos y cremas mentoladas.
  4. Otros trucos pueden ser la masturbación con agua caliente o fría dependiendo de tu gusto, puedes practicarlo en la ducha y el agua te ayudará a estimular. Y si hablamos de la ducha no recomendamos mucho el jabón para masturbarte, porque, aunque la sensación jabonosa es agradable la fricción puede llegar a producir alergia en la delicada piel del pene.
  5. Finalmente necesitarás una toalla para limpiar el semen luego de eyacular.

Consejos para hacer una paja (Chicos)

  1. Primero que todo te aconsejamos que en tema de masturbación abras tu mente.
  2. Cuando de querer meter la polla e algún sitio se trata hasta una tarta puede ser agradable; pero recuerda tener siempre las medidas higiénicas necesarias para el acto y después de este, ya que se trata de tu zona genital que es muy delicada.
  3. Puedes probar con múltiples lubricantes. En las tiendas y farmacias consigues de todo tipo, pero si quieres algo más natural te recomendamos la miel, mermeladas, chocolate derretido, el aceite de oliva o hasta tu propia saliva. Olvídate de utilizar aceites estéticos o siliconas para el cabello en tu zona genital porque te vas a irritar. También olvídate de los jabones y detergentes al menos que sean con base neutra de glicerina.

paja

  1. Para que tu masturbación sea más placentera te animamos a hacerlo en pareja. Puedes hacerlo tu solo y que ella te observe o hacerlo los dos y observarse mutuamente. Incluso pueden masturbarse uno al otro y combinar con sexo oral. Eso será una experiencia única.
  2. Recuerda que puedes jugar con texturas en almohadas o incluso tipos de tela. La temperatura también ayuda, así que puedes utilizar compresas tibias para colocar en tus testículos mientras estimulas tu pene.
  3. También puedes utilizar estimulación anal, dejando caer un poco de miel hasta más allá de los testículos y masajear esa zona con una mano mientras con la otra estimulas tu pene. No hay de que avergonzarse o reprimirse, todo el mundo sabe que los hombres les encanta la estimulación anal, y si lo realizas tú mismo podrás sentirte más confiado.
  4. Existen miles de formas en las cuales puedes hacerte una paja, la verdad el método es lo que menos importa si no el resultado. Por ello, lo importante es descubrir tus propios gustos y lo que en realidad te excita por muy extraño que parezca. Solo piensa que al fin y al cabo es algo personal que nadie se tiene porqué enterar y si a ti te gusta y te satisface que hay de malo en practicarlo.

Es conocido que la práctica frecuente de la masturbación puede llegar a insensibilizarte sexualmente con tu pareja; por ello te invitamos a que no se te vuelva un vicio esto de la paja en privado y por favor lo compartas con tu pareja.

¿Te ha gustado?