Cuando nos referimos a las relaciones íntimas, hay una frase que a algunos hombres les puede parecer graciosa mientras que, para otros es una pesadilla. Hablamos de “el tamaño importa…”.

Si eres de los que sientes que esta frase te atormenta, presta atención a este artículo donde vamos a hablar de cómo hacer un ejercicio de Jelqing.

Esta técnica se basa en distintos ejercicios para conseguir un aumento del tamaño del pene, ya sea en su circunferencia, o longitud, sin que se produzca una pérdida de rigidez en su capacidad de erección (en este artículo podrás leer todo lo relacionado con los problemas de erección)

Estas técnicas pueden variar desde ejercicios manuales de estiramiento hasta dispositivos y procedimientos quirúrgicos.

Hay que tener en cuenta, antes de pasar a la explicación de estas técnicas que los estudios, que se han realizado al respecto, no pueden demostrar si funcionan o si se trata sólo de una serie de mitos al respecto de este tema tan preocupante para algunas personas. Tampoco existe ninguna prueba de que cualquier técnica que no sea quirúrgica aumente de forma permanente la longitud o grosor del miembro masculino. En cuanto a los ingredientes de ciertos preparados farmacéuticos que se venden con este objetivo, tampoco existe nada que asegure la eficacia de los mismos.

Debemos tener en cuenta que hay riesgos provocados por algunos de los procedimientos que podemos llegar a practicar al querer aumentar el tamaño del pene (te puede interesar este artículo sobre diferentes posturas para penes pequeños). Algunas consecuencias pueden ser el desgarro de la piel y la cicatrización, o la pérdida permanente de la función sexual.

Por lo tanto, dicho todo esto, muchos profesionales médicos se muestran muy escépticos sobre todo lo relacionado con este tema.

Hechas todas estas aclaraciones, vamos a meternos de lleno en el tema que nos ocupa, que no es otro que el de cómo hacer un ejercicio de jelqing.

Instrucciones para hacer un ejercicio de Jelqing

Veamos una serie de instrucciones previas a la realización de estos ejercicios:

  1. Lo primero a tener en cuenta es que este tipo de ejercicios no es apto para las personas que padecen del llamado micro pene. En estos casos, la intervención quirúrgica es necesaria, ya que el agrandar el tamaño del pene para estas personas es algo obligatorio no sólo para el acto sexual, sino para las funciones básicas urinarias.
  2. Se le llama Jelqing a la técnica cuyo fin es conseguir el agrandamiento, de forma natural, del pene (aquí te dejo un artículo sobre cómo hacer el pene más grande). Se realiza a través del aumento de la presión arterial y circulación dentro del mismo. Obviamente, esta técnica requiere una acción constante durante un periodo de tiempo determinado.
  3. La técnica del Jelqing consiste, en pocas palabras, en ir apretando suavemente el pene a la vez que se realiza un movimiento desde la base del cuerpo cavernoso del pene hacia el glande.
  4. Antes de realizar ningún tipo de ejercicio, debemos tener en cuenta que al igual que cuando hacemos deporte o ejercicios físicos, debemos comenzar con un calentamiento previo del miembro. De esta manera conseguiremos que la sangre se distribuya de manera uniforme.
  5. Podemos hacer este precalentamiento de varias maneras: remojando una toalla en agua templada, nunca demasiado caliente para prevenir lesiones, y envolvemos el pene con ella. Otra manera de hacerlo es tomando una ducha caliente durante unos tres minutos.
  6. Una vez hecho este calentamiento previo, debemos tener en cuenta que antes de realizar los ejercicios de jelqing, el pene debe estar en un punto intermedio de erección, es decir, ni flácido ni en una erección completa. En ambos casos sería muy complicado realizar este tipo de ejercicios.
  7. El siguiente paso es lubricar la zona de forma correcta y homogénea. Realizaremos este paso para prevenir la irritación del pene, ya que los movimientos que tenemos que realizar pueden provocar esta circunstancia al principio, sobre todo. Si no tenemos a mano un lubricante específico para el pene, podemos utilizar gel suave o vaselina.
  8. Por último, antes de comenzar con estos ejercicios, hay que cuidar la postura correcta de nuestra mano. Es fácil conseguir la postura adecuada si hacemos el signo de OK con la mano.
  9. Es decir, juntamos la yema de los dedos índice y pulgar de manera que formemos un círculo. Este círculo que hemos hecho, debemos colocarlo en la base del pene para poder empezar los ejercicios.
  10. Con esta postura de la mano, que hemos indicado en el punto anterior, la colocamos en la base del miembro y estiramos poco a poco hacia arriba. Debemos realizar este movimiento de manera lenta y sin hacer mucha fuerza. Vamos a conseguir, de esta manera, que la sangre fluya uniformemente. Mientras realizamos este movimiento, debemos hacer presión sobre el músculo PC, es decir, el músculo que presionamos al cortar la orina.
  11. Este movimiento debemos realizarlo hasta llegar al glande, donde debemos parar y dejar de presionar el músculo PC. De esta manera, habremos realizado nuestro primer movimiento de forma correcta.
  12. Aunque parezca un movimiento sencillo, no debemos olvidar que todos los pasos descritos anteriormente, deben ser realizados de manera totalmente correcta y sin omitir ninguno de ellos.
  13. La frecuencia correcta de realizar este ejercicio es durante unos 15 minutos No es necesario cambiar de mano, pero si al realizarlo, se nota cansancio, se puede hacer con la otra mano. Este ejercicio se debe repetir al menos 4 días a la semana. Es importante seguir esta rutina, sin aumentarla o disminuirla para unos resultados correctos. Además, tampoco se debe realizar otras sesiones de este ejercicio en el mismo día.
  14. Recuerda que es muy importante mantener el nivel adecuado de erección. Si vemos que aumenta o disminuye, tendríamos que detener el tiempo, para volver a conseguir el nivel deseado. Una vez alcanzado, volvemos a seguir con la rutina.
  15. Para finalizar, al igual que es importante el calentamiento antes de empezar, hay que realizar algunos de esos ejercicios para terminar con la rutina.

¿Que necesitas para hacer un ejercicio de Jelqing?

En este apartado vamos a ver lo que necesitamos saber sobre las consecuencias que nos aportará el realizar este tipo de rutinas de ejercicios.

  • Estamos hablando de un ejercicio que nos está ayudando a entrenar un músculo como otro cualquiera y, por lo tanto, la constancia en el ejercicio nos hará ver los resultados.
  • Algunos estudios sobre esta técnica defienden que debemos comparar esta rutina con las que hacemos en un gimnasio. Por ejemplo, cuando hacemos un ejercicio de bíceps, el músculo se rompe, y al reconstruirse los tejidos que se han roto, el músculo tiende a crecer.
  • Con el ejercicio de Jelqing ocurre lo mismo que acabamos de explicar. Los tejidos sufren una serie de micro-roturas, y al reconstruirse, este músculo va creciendo, es decir el pene va aumentando de tamaño.
  • Más arriba comentamos que era importante mantener un estado de erección medio. La explicación para este consejo alude a que cuando el miembro va creciendo, se va llenando de sangre él mismo y de esta manera, lo van haciendo los cuerpos cavernosos del pene. Así, al ir llenándose de sangre poco a poco, evitamos tener problemas de disfunción más adelante.

Consejos para hacer un ejercicio de Jelqing

Para terminar, te dejamos una serie de errores que no debemos cometer al realizar este tipo de técnica.

  • El primer error, y el más importante, es querer hacer las sesiones, tanto al empezar como al terminar, sin calentar. Es muy importante, por tanto, que nos tomemos muy en serio el tema del calentamiento no solo para evitar lesiones, sino también para obtener mejores resultados.
  • Otro error es el de no usar algún tipo de lubricante. Si no lo usamos es muy seguro que se provoquen irritaciones. Como ya dijimos, puede ser un tipo de lubricante especial o en su defecto, con vaselina.
  • Las prisas nunca son buenas consejeras. No debemos pretender ver los resultados inmediatamente, porque entonces nos desanimaremos y no seguiremos con la rutina de manera adecuada. Según estadísticas de personas que han usado este método, la mayoría ha obtenido resultados al cabo de 3 semanas, hasta un máximo de dos meses. Como en todo lo referente al ejercicio físico, los mejores resultados se obtienen con paciencia y constancia.
  • También unido al tema de las prisas, está, como consecuencia, el saltarnos algunos de los pasos que hemos indicado para la realización de estas rutinas de ejercicios Jelqing. El hecho de que estos ejercicios puedan parecer fáciles nos ayuda a intentar hacerlos de manera diferente a la explicada anteriormente. Por lo tanto, al igual que la constancia a la hora de las rutinas, también debemos ser cuidadosos con la forma de hacerlos.
  • Debemos tener cuidado con nuestra mente. Normalmente la tenemos acostumbrada a que, si hacemos algún tipo de acción la reacción sea casi inmediata. Por lo tanto, si tenemos que esperar un tiempo más extenso, comenzaremos a desanimarnos. No, no y otra vez no. Paciencia, constancia y serenidad, al igual que en muchas cosas de nuestro día a día.
  • Esta calma y paciencia también debemos seguirla a la hora de hacer los movimientos del ejercicio de Jelqing. Es decir, tenemos que hacer los movimientos siguiendo los pasos que hemos explicado y con tranquilidad. No por hacerlo más rápido, vamos a ver resultados más inmediatos. Así que tómate tu tiempo para hacer el movimiento completo con paciencia, pero además con firmeza.
  • Y, por último, si vemos que el nivel de erección cambia, paremos el cronómetro, esperemos a retomar el nivel medio de erección, y una vez en el nivel adecuado, prosigamos con el ejercicio.
¿Te ha gustado?