Si buscamos en el Diccionario Real Academia de la Lengua la palabra chupetón, encontraremos lo siguiente: “Acción y efecto de chupar con fuerza”.

En términos de relaciones, el chupetón es un colorado que queda en nuestra piel después de que se aplica el efecto de chupar con fuerza; pueden ser muestra de posesión o de amor. Si quieres saber cómo hacer un chupetón continúa leyendo este artículo.

El chupetón, o también llamado chupón, es como una especie de mordisco pero donde no se utilizan los dientes sino los labios.

El morado o colorado  que se forma realmente es un hematoma, el cual se ha dado por una fuerte succión que se ha hecho con la boca sobre la piel de la otra persona; se da debido a que se rompen los capilares que están por debajo de la piel y causan lo que se denomina una contusión Hickey, por lo tanto es una práctica que no es muy conveniente, pues no es saludable, así que si se va  a hacer, debe ser de forma esporádica y no una práctica común. Es lo equivalente a cuando te golpeas y te haces un morado (moretón o hematoma).

El chupetón se relacione con la excitación y actividad sexual de la pareja la cual la lleva a hacer este tipo de cosas; lo más común es que se haga en el cuello, lo que no indica que no se pueda realizar en cualquier lugar del cuerpo; puede tardar hasta horas en aparecer en todo su esplendor y días en desaparecer, esto también dependerá mucho de la persona.

Los chupetones pueden darse de manera consciente y no casual como un deseo de marcar a la pareja o darse de manera inconsciente y fortuita como parte de un momento de excitación. Sea como sea, dejará una marca que durará varios días, así que hay que asegurarse de que a la pareja no le molestará.

En todo caso, esta práctica de besos apasionados puede ser una buena sensación, es como una forma de marcar a alguien como tuyo o tuya, y así mismo, a quien lo recibe le puede agradar, siempre  y cuando las cosas se hagan bien.
Cómo hacer un chupetón

¿Que necesitas para hacer un chupetón?

  • Una pareja a quien hacerle el chupetón.

Instrucciones para hacer un chupetón

  1. Beso: comienza por besar de una manera normal a tu pareja, hazlo como siempre, dale caricias tiernas y luego bésala con pasión. Continúa besando con efusión por sus orejas y su cuello y empieza a succionar un poco.
  2. Actitud de la pareja: mide a tu pareja, a ver si se siente complacido (a) de lo que está pasando, o por el contrario se quiere alejar, si ves luz verde, continúa con el siguiente paso.
  3. Lugar: el mejor lugar a elegir será el brazo o el más típico que es en el cuello, pero se debe pensar bien si lo que se quiere es dejar un chupetón visible o si se prefiere en un sitio donde la ropa lo cubra más fácil.
  4. Labios: cuando tengas determinado dónde quieres hacer el chupetón, procede a hacerlo; para esto pon tus labios sobre la piel de tu pareja, abre la boca solo un poco (simula la letra o).
  5. Chupar: comienza a chupar su piel como si estuvieras haciéndolo en su boca, como un beso; pon tu lengua contra la piel de la persona y succiona, tira a medida que chupas. La idea es que absorbas, no que muerdas, pues no te dará los mismos resultados; mueve de izquierda a derecha y viceversa.
  6. Tiempo: has esto por lo menos durante 40 segundos.
  7. Saliva: trata de no producir mucha saliva, contrólala, pues no será muy agradable para tu pareja estar llena de ésta.
  8. Aparición: el chupón no aparecerá en tu pareja de inmediato; debes esperar unos minutos; incluso pasadas unas horas se puede poner de un tono más aparente y más grande.
  9. Remate: una vez concluyas, pasa tus labios suavemente y luego dile algo bonito en su oído.
    Cómo hacer un chupetón

Consejos para hacer un chupetón

  • La idea no es lastimar, debes hacerlo muy suavemente.
  • No procedas a hacerle un chupón a tu pareja si esta no lo desea, es mejor que sea algo consensuado; pueden optar por hacerlo en un lugar que no sea visible, como por ejemplo en el vientre, muslos, piernas, entre otros.
  • Algunas personas pueden sentir dolor en el momento en que se les está dando el chupetón; si estás recibiendo el chupetón y no te gusta, dile a la persona que se aparte; si eres quien lo está dando y te das cuenta de su disgusto, respeta su decisión.
  • Si  la persona a la que se le da un chupetón sufre de anemia, éste saldrá a relucir más rápido y más vistoso; si sufre de hemofilia ni se te ocurra hacerle esto.
  • Los chupetones son algo producido por un tipo de beso, pero generalmente son vistos en la sociedad como una actividad sexual, así que antes de proceder a hacerlo o recibirlo, piensa bien en las consecuencias que puede tener en caso de que sea visible.
¿Te ha gustado?
1214 usuarios han opinado y a un 91,02% le ha gustado.