¿Te has preguntado alguna vez porqué es tan difícil hacer que una mujer se venga? Esta es una pregunta que con frecuencia se hacen los hombres, pues no todos (ni mucho menos la mayoría), saben cómo hacer que una mujer se venga. Pero ¿por qué es tan difícil hacer que una mujer se venga? ¿Por qué es tan difícil generar un orgasmo a una mujer? ¿Y más aún, cómo hacer eyacular a una mujer efectivamente?

La respuesta es muy sencilla: Porque tú no sabes cómo. Así es, en la vida real, no es tan difícil hacer que una mujer se venga, sólo hay que saber cómo estimularla, en dónde y de qué manera hacerlo, pues el orgasmo de la mujer no es tan difícil de alcanzar.

De hecho, los orgasmos de las mujeres tienden a ser más potentes y prolongados que los de los hombres. Sólo que cuando se trata de estimularlas no siempre se sabe cómo, o tenemos la cabeza llena de ideas que nos ha metido la pornografía y creemos que como lo vemos en las pelis, es la misma forma en la que debemos aplicarlo en las mujeres.

Pero esto es un grave error. La pornografía es ficción, y asumir que lo que vemos allí es lo que funciona en la vida real no tiene sentido. Para provocarle un buen orgasmo a una mujer, es necesario trabajar más en ella. Además no debemos generalizar gustos, lo que le gusta a una, no por ello le tiene que gustar a otra, y con frecuencia los hombres cometen el error de repetir con una pareja lo que le gustaba a la ex o lo que vieron en una porno o les aconsejaron otras personas.

A veces es por esos errores que se dificulta mucho lograr el éxtasis en una mujer. Si este es tu caso, no te apures, nosotros te diremos una forma genial y muy efectiva de conseguir que tu pareja tenga muchos orgasmos y disfruten del mejor sexo de toda su vida.

¿Que necesitas para hacer que una mujer se venga?

  • Confianza
  • Consideración
  • Lubricante
  • Condones o anticonceptivos

Instrucciones para hacer que una mujer se venga

  1. Olvida las ideas pornográficas. La pornografía es para excitar, esa es su única función. No la uses como una fuente de inspiración para estimular a tu pareja, pues a no ser que a ella le interese eso, las cosas que pasan en el porno a menudo fallan cuando se aplican en la vida real a una mujer. Así no funciona. No olvides que mientras más confianza sienta esa mujer en ti y en sí misma, más fácil le será excitarse. Dile cumplidos, esto siempre funciona para ayudar a relajar la situación y para excitar. También no seas muy rápido. Los juegos previos, las charlas y algunos chistes, también son de gran ayuda para generar una atmósfera de confianza.
  2. Para que una mujer gima con fuerza tienes que excitarla mucho, sólo así lo hará, así que olvida las fantasías y aprende qué es lo que realmente le excita. Hay chicas que son más tímidas que otras, ya sea por cultura o por complejos personales, y no les apetece expresar sus deseos o gustos sexuales. Por eso será necesario que le expliques que entre los dos hay confianza, que no divulgarás sus intimidades y que puede decirte con tranquilidad qué le gusta.
  3. No temas preguntar. Otro gran error de los hombres es no preguntar. Muchos creen que preguntar a la pareja qué desea o qué le gusta, es mostrar una señal de debilidad y de falta de hombría a la hora de mantener relaciones sexuales. Este es un error pésimo. Pregúntale a tu pareja qué le gusta, qué desea, con que fantasea, qué ha sido lo más sucio que ha fantaseado y hasta dónde quiere llegar. Acuerden y negocien qué prácticas están dispuestos a realizar y siempre que sea algo que los dos puedan disfrutar y probar. Al hacer eso ella podrá sentir más confianza y excitarse más rápido.
  4. Haz lo que le gusta y no seas egoísta. Si lo sabemos, es necesario que ambos disfruten, por eso dedica parte de tu actividad sexual a satisfacerla. No te dediques a satisfacerte a ti mismo, esto es de lo más repugnante y egoísta que un hombre puede hacer, dedicarse a su propio placer usando a su pareja, en lugar de disfrutar y compartir el placer con ésta misma. Si notas que a ella le gusta algo que estás haciendo sigue. Permite que ella disfrute.
  5. Tampoco te estanques. Algunas personas tienen la mala costumbre de estancarse a la hora de tener sexo. ¿A qué me refiero con esto? Pues me refiero a que hay personas que si notan que a una persona le gusta algo repiten eso mismo una y otra vez, hasta que se vuelve aburrido y predecible. No hagas eso, varía las cosas. Así incluso si tu pareja está disfrutando mucho, podrá ponerse ansiosa esperando que sigas mientras tú haces algo más que también disfruta.
  6. No te olvides de hablar durante el sexo. Hay cosas que en verdad excitan a una mujer y el sonido es una de esas cosas. Por ejemplo tu voz, decirle cosas al oído puede excitarla mucho, desde palabras bonitas hasta el lenguaje más sucio que te puedas imaginar. Así es, varios estudios psicológicos y científicos, entre ellos un estudio realizado en 2013, revelaron que la diferencia entre la percepción del sonido entre un hombre y una mujer es diferente. Las mujeres pueden excitarse incluso más por oír ruidos o palabras (tal como lo demuestra el sextalking), que por otro tipo de actividades sexuales o estímulos. Contrario a esto, los hombres son más propensos a los estímulos visuales, de allí que los hombres ven más pornografía que las mujeres.
  7. Tu chica tiene todo un cuerpo, no sólo vagina. Parece absurdo tener que redundar en este tema, pero hay hombres que piensan que la única forma de hacer que una mujer se venga es penetrándola. Entiende algo, menos del 20% de las mujeres llegan al orgasmo sólo con penetración vaginal. Así que si tu chica dice que se ha venido únicamente por penetración, ten en cuenta que hay un 80% de posibilidad de que haya fingido (sin ofender). Para alcanzar el orgasmo es necesaria la estimulación del clítoris y en muchos casos de otras zonas erógenas, esto incluso cuando hay penetración simultáneamente. Si a tu chica le gusta que le toques los pechos, la acaricies, la muerdas, o la estimulación anal, no temas hacerlo mientras ella esté de acuerdo y lo disfrute.
  8. Las mujeres se pueden excitar de muchas formas, las caricias y los besos son fundamentales, no sólo en los juegos previos, sino en la actividad sexual. Si notas que tu chica respira cada vez más rápido mientras la besas, acaricias o frotas con más pasión, posiblemente es porque se está excitando cada vez más. Hay chicas a las que les gustan las nalgadas y azotes, a otras sólo los besos y caricias y a otras los masajes en todo el cuerpo. No temas hacer cosas nuevas o poner un poco rudo o dependiendo tierno, si a tu chica le excita eso. ¡Recuerda que mientras sea algo consensual y no sea un delito, todo es posible!
  9. Recuerda el punto G. Esto es fundamental para quien quiere generar buenos orgasmo o hacer que su chica eyacule. Todas las mujeres cuentan con una zona especialmente sensible dentro de la vagina, que se estimula mejor por medio de la masturbación. Esta zona es una extinción del clítoris (sí, el clítoris no es sólo el botoncito que vemos afuera, sino un órgano más extenso). Si estimulamos esta zona con nuestra chica muy excitada y lubricada procurando hacer movimientos rítmicos y presiones leves hacia el frente de vez en cuando, lograremos estimular y generar un orgasmo, especialmente si estimulamos también la zona exterior el clítoris u otras partes del cuerpo. Con práctica se puede también generar la eyaculación femenina.

Consejos para hacer que una mujer se venga

  • Otro consejo muy importante que queremos darte, es que mantengas una buena higiene. A la mayor parte de las mujeres les gustan los hombres limpios. Así que báñate, limpia bien tus uñas, usa perfume, ropa limpia y fragante. ¡No seas sucio! Así no sólo evitas enfermedades, sino que haces más amena la sesión de sexo.
  • No te olvides de usar lubricante a base de agua para mejorar la sensación de caricias, masturbaciones y penetraciones, especialmente si ella no lubrica mucho.
¿Te ha gustado?
48 usuarios han opinado y a un 93,75% le ha gustado.