No hay nada mejor que expresarle a tu pareja todo lo que sientes por ella con un buen beso. Además, los besos apasionados suelen ser el principio de todo, y es una parte importante para lograr la excitación.

No obstante, no todo el mundo sabe cómo hacer besos apasionados, o incluso han llegado a la rutina y se han olvidado de ello, por tanto igual es preciso volver a aprender para sorprender a esa persona tan especial y añadir algo de “chispa” a vuestra relación.

Si deseas saber cómo hacer besos apasionados y volver loca a tu pareja sigue leyendo este artículo de doncomos.com donde vamos a mostrarte cómo conseguirlo siguiendo unas claves muy importantes para conseguir dar besos apasionados.

Los besos

Antes de lanzarte a hacer besos apasionados debes ser un buen besador, así que si crees que no tienes una buena técnica a la hora de dar besos es mejor que aprendas primero cómo dar buenos besos para después seguir avanzando y aprender cómo hacer besos apasionados.

La práctica mejora la habilidad, así que si tienes pareja pero estás mejorando tu habilidad puedes probar con ella aquello que has aprendido e ir probando si a los dos os gusta. Si no tienes pareja puedes practicar con la almohada o con tu mano (sí, suena tonto, pero ayuda).

Besos apasionados

Normalmente los besos apasionados comienzan en un estado de comodidad, una situación, momento, lugar, en el que ambos os sintáis bien. Lo más importante es que estéis bastante cerca, ya que cuando más cerca estéis, el beso resultará más natural y la pareja se sentirá más cómoda, y no como si fuese atacado desde una larga distancia. Una buena forma de empezar estos besos apasionados es estando sentados juntos, abrazados, o estando de pie abrazándose.

Este artículo también te interesará: 12 Maneras de Besar

Los buenos besos apasionados siempre comienzan de menos a más intensidad, por tanto debes comenzar dándole a tu pareja unos suaves roces con tus labios. Estos besos sin lengua pueden resultar muy excitantes, y no solo debes dárselos en los mismos labios, sino que también puedes darle estos inocentes besos en la comisura de los labios, en el mentón, por el cuello y cerca de la oreja (tanto el cuello como las orejas son zonas erógenas para la mujer y para el hombre, por tanto son buenos lugares para comenzar a dar besos apasionados). De esta forma conseguirás estimular el deseo, la imaginación, la excitación, y que el ambiente en el que os situéis comience a subir la temperatura.

Una vez que has dedicado unos minutos a subir la temperatura y a besar suavemente a tu pareja ya puedes subir de nivel y centrarte en sus labios. Para ello vamos a empezar por morder suavemente y succionar poco a poco los labios de tu pareja. Esta parte del beso también incrementa la pasión y son muy sensuales, lo que puede incrementar la excitación. Esta técnica debe emplearse de forma suave, ya que si lo haces un poco brusco puede resultar doloroso en vez de placentero, y en vez de subir la temperatura puede acabar con el momento de pasión.

Una vez que os sentís tentados de subir a otro nivel será el momento de jugar con la lengua. Para ello prueba a introducirle la lengua a tu pareja poco a poco (si lo hicieses rápida y bruscamente resultaría desagradable y también se podría perder el momento de pasión).

Primero puedes comenzar pasando tu lengua por los labios de tu pareja y después ve abriendo la boca poco a poco para ir introduciendo lentamente la lengua en la boca de tu pareja. Prueba a jugar con la lengua de tu pareja, a hacer leves movimientos circulares con tu lengua, … échale imaginación.

A partir de ahora notaréis un estado de excitación muy intenso, lo que os llevará a besaros aún con mayor intensidad. No te reprimas ahora y comienza a mezclar besos tiernos con leves mordidas, chupa los labios, usa la lengua, con una buena combinación de estas técnicas puedes lograr unos besos realmente apasionados y conseguir llegar a un nivel máximo de excitación.

Por supuesto también puedes aprovechar el poder de tu lengua para lamer las zonas erógenas de tu pareja, como el cuello y la zona de la oreja. Usa tu boca para lograr que con los roces y los movimientos le expreses a la otra persona lo que estás sintiendo y elevar el grado de excitación de tu pareja así como tener un momento de mucha pasión.

Además de los movimientos que realices con tus labios y tu lengua, no te olvides que para conseguir unos besos realmente apasionados es importante que el ambiente sea el correcto y que todo fluya, por tanto, no podemos concebir besos apasionados sin caricias que lo acompañen. Las caricias son muy poderosas para estimular y para demostrar la pasión que sientes por tu pareja, además de que con ellas conseguirás incrementar la pasión y la excitación de tu pareja.

Acaricia a tu pareja del modo que sabes que le encanta, incluyendo la espalda, el cuello, la cara, etc.

Una buena combinación de besos y caricias os llegarán a alcanzar máximos niveles de excitación y placer en la pareja, lo que resulta una buena forma de reconectar con tu pareja o incluso de probar cosas nuevas que os lleven a mejorar la relación de pareja y de conseguir nuevos niveles de excitación probando cosas diferentes. Si sigues estos consejos seguro que los dos disfrutaréis a niveles máximos de vuestra conexión y de vuestra relación.

Trucos para dar besos apasionados

En el caso de que seas mujer podrías comenzar este beso tan apasionado pasando tu brazo alrededor del cuello de tu pareja, para ello puedes subir tu mano acariciando el brazo hacia el hombro para por fin rodear su cuello. Usa la otra mano para acariciar su cuerpo o para ayudarte a bajarle un poco si tu pareja es mucho más alta que tú y te resulta complicado realizar este movimiento.

Cerrar los ojos a medida que te acercas para besar a tu pareja implica mayor sensualidad al momento y permite que ambos os sintáis más cómodos a la vez que las sensaciones del beso se sientan mucho más intensos.

Si tu pareja se retira antes de tiempo y no puedes continuar con tu beso apasionado no dudes en hacerle algún comentario diciéndole lo que deseabas, no como una acusación, sonríe y dícelo de una forma cálida, acogedora. Es posible que si no estéis acostumbrados a daros besos apasionados, tu pareja no se lo espere.

En el caso de los hombres, un truco para acercar tu pareja a ti y que el beso fluya es pasando tus brazos alrededor de su cuerpo y colocar las manos en su espalda, de forma que puedas empujarla levemente hacia ti. Y que note el calor de tu cuerpo.

Te hemos querido mostrar cómo hacer besos apasionados para que los pongas en práctica con tu pareja y podáis disfrutar de mayores grados de excitación y de pasión en vuestra relación. Recuerda que puede llevarte un poco conseguir una buena técnica, pero practica, seguro que en breve tiempo estaréis logrando vuestros objetivos. Además cada miembro de la pareja puede comentar qué le gusta y qué no, de forma que los besos sí sean realmente apasionados para ambos.

¿Te ha gustado?