Cómo funciona la meditación orgásmica

Muchas personas buscan relajarse y calmarse a través de la meditación, una práctica muy conocida por todos sus beneficios. Sin embargo, lo que muchos desconocen es la existencia de la llamada meditación orgásmica.

Esta es una práctica que promueve el bienestar por medio de una atención plena y la experiencia que se siente a través del orgasmo.  De esta forma, a través de una estimulación del clítoris es posible llegar a conseguir disfrutar en tu vida de una mayor paz, bienestar y conexión espiritual.

La meditación orgásmica (OM) es una excelente técnica para poder sanar, sentirse más feliz y con mayor inteligencia, tal y como defienden diferentes organizaciones concienciadas de la importancia de la sexualidad para el bienestar. En este sentido, no persigue tanto el fin orgásmico sino el hecho de conseguir mayor estabilidad emocional y desconexión al mismo tiempo que se consigue mayor placer a nivel espiritual a través del masaje femenino genital.

La OM logra conectar el cuerpo con la sexualidad, siendo una práctica segura y sistemática que es íntima y que solo tiene lugar entre dos personas. Para poder disfrutar de ella, apenas se necesitan 15 minutos, en los que el hombre da un masaje sobre el clítoris.

Cómo se practica la meditación orgásmica

Las sesiones de meditación orgásmica siguen una serie de instrucciones que conviene conocer para poder encontrar los mejores resultados. Estos son los siguientes:

  • Las mujeres deben encontrarse desnudas de cintura hacia abajo, mientras que el hombre tendrá que ir vestido.
  • El hombre es el encargado de crear el espacio en el que tendrá lugar la meditación. Para ello hará uso de tres cojines y una esterilla de yoga.
  • La meditación se realizará con las luces encendidas.
  • El hombre deberá tener junto a él una toalla de manos, guantes, lubricante y un cronómetro.
  • La mujer se situará sobre la esterilla boca arriba, con las rodillas dobladas.
  • El hombre estará sentado a la derecha de la mujer mientras usa la mano izquierda para estimularla.
  • Se debe fijar el cronómetro en 13 minutos, ya que los otros dos están destinados para regresar a la calma.
  • El hombre debe indicar a la mujer  lo que va a tocar mientras unta los dedos índice y pulgar con el lubricante.
  • El masaje da comienzo cuando el hombre estimula el cuadrante superior izquierdo del clítoris con el dedo índice, llevando a cabo movimientos de arriba a abajo.
  • En el caso de que así lo desee, la mujer puede dar instrucciones al hombre para indicarle cómo desea que este la estimule.

Una vez que hayan pasado los 13 minutos, el hombre tendrá que situar su mano derecha sobre la izquierda y cubrir los genitales femeninos. Al hacerlo tendrá que presionar suavemente y mantener esta postura durante 2 minutos. Pasado este tiempo, la mujer irá recuperando la calma.

Aunque a priori te puedan parecer muchos puntos a tener en cuenta, la realidad es que es muy sencillo cumplir con todo ello, por lo que no deberías tener problema alguno en llevar esta técnica a cabo. Así podrás beneficiarte de todas las ventajas que es capaz de aportar

El método

Ha habido quienes han criticado a la meditación orgásmica asegurando que se trata de algo similar a una secta. Sin embargo, es un método que cuenta con fuertes defensoras, siendo muchas personas las que se han posicionado a favor de la MO asegurando que consigue transportarlas a un lugar placentero y tranquilo.

Otros medios reconocidos han recogido las opciones de mujeres que aseguran que tiene cierto parecido al sexo budista tántrico, ya que no hay contacto visual y se trata de llegar a extender el pico sensorial antes de llegar al clímax.

No obstante, se trata de un método que se diferencia de otras prácticas en que, mientras que la meditación tradicional tiene fines espirituales; con los años ha ido convirtiéndose en una técnica enfocada a lograr la salud o reducción de la ansiedad, y terapia de atención plena.

De esta manera, hay voces tanto a favor como en contra de la meditación orgásmica, si bien hay que tener en cuenta que no implica ningún riesgo para la salud, por lo que se puede practicar para poder experimentar cada persona si realmente cumple o no con sus expectativas.

No obstante, hay que recordar que el clímax no es el objetivo que se busca con la meditación orgásmica como se pueda pensar por su nombre. La finalidad es que las presiones desaparezcan y se convierta en una experiencia placentera para ambas partes.

En cualquier caso, si quieres saber cómo funciona la meditación orgásmica, ya te lo hemos explicado; además de los puntos que debes valorar para poder llevar la cabo de la manera más indicada. De esta forma, tan solo tendrás que realizar este método; y tratar de beneficiarte de todas las ventajas que lleva asociadas a nivel espiritual y que te permitirán disfrutar de un mayor bienestar.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.