Cómo evitar ser agresivo

Antes de pensar en hacer algo indebido cuando te sientes molesto, piensa en si eres agresivo o no y cómo vas a actuar si te entra el sentimiento de la ira en tu cuerpo, por algo que en realidad llevas días tratando de sacar de tu cuerpo y explotas a la primera oportunidad que encuentras.

Para evitar ser agresivo, es importante tomar en cuenta una serie de pasos que te ayudarán a controlar tu ira y frustración para lo cual debes estar atento, cuando sientas que estás a punto de sacar ese cúmulo de sensaciones que has mantenido durante mucho tiempo callado.

Cada persona tiene una capacidad de aguante bastante elevado, pero llega hasta un límite donde debe buscar las maneras de sacarlo y lo hace a través de la ira, que no es buena consejera en muchos de los conflictos que se le puede presentar a alguien.

Dependiendo cómo te sientas y en la situación en la cual has mantenido la compostura, no dejes que nada ni nadie haga que tu carácter explote y se salga de control, recuerda que puedes afectar tu salud de una manera grave asimismo herir los sentimientos de los demás.

¿Que necesitas para evitar ser agresivo?

  • Respeto.
  • Pensar antes de actuar.
  • Facilidad de cambio.
  • Motivación al logro.
  • Hacer ejercicios de meditación.
  • Autoestima alta.
  • Pensar en los demás.
  • Aceptar que hay un problema.
  • Actitud positiva.
  • Pedir disculpas.
  • Aceptar los errores.

como-evitar-ser-agresivo2

Instrucciones para evitar ser agresivo

Controlar la ira muchas veces es un tanto difícil, sobre todo cuando las personas son impulsivas y tienen un carácter bastante fuerte, que origina en descontrolar tanto el ambiente de trabajo como la tranquilidad de quienes le rodean en su día a día de actividades.

como-evitar-ser-agresivo

Las personas agresivas no piensan que afectan a los demás y arrollan con su ímpetu a quienes se encuentran a su alrededor diciendo palabras hirientes que luego no se pueden olvidar, por ello antes de actuar hay que pensar bien y reclamar de forma tranquila sin herir los sentimientos de los demás.

Pasos para evitar ser agresivo

  1. Cuenta 1, 2, 3. Antes de entrar en una discusión en la cual quizás no sea la mejor opción debes contar desde el 1 hasta el tres o incluso hasta más números dependiendo tu índice de agresividad en o que necesites llamar la atención de alguien en algún momento. Si se hace algo cuando estamos llenos de ira, las consecuencias pueden llegar a ser fatales y por consiguiente actuar de manera violenta y enérgica, antes de conocer los hechos como han sido, llegando a no tener razón y después no saber qué hacer.
  2. Busca ejercicios de relajación. Una de las otras formas de evitar la agresividad es la de hacer ejercicios mentales de relajación para evitar tener un arranque de ira que pueda traerte problemas con los que te rodean, haciendo que pierdas la confianza, amistad e incluso el trabajo.
  3. No hace falta que te tomes tan a pecho las cosas, ya que no es necesario molestarse por algo que muchas veces es muy pequeño, quedando muchas veces la persona en un estado de efusividad e impotencia que no encuentras cómo sacar de tu interior.
  4. No dejes que la ira se apropie de tu cuerpo. La ira es mala señal para quienes tienen una actitud agresiva hacia cualquier persona u objeto; por ello debes intentar por todos los medios dejar atrás lo que sientas por alguien y aprender a lidiar con los sentimientos que tienes a flor de piel y que quieren salir a como de lugar. Al enojarte muchas veces te ciegas y cometes faltas que son imposibles de olvidar, haciendo muchas veces que los que te rodean dejen de buscarte o querer estar a tu lado, así que debes buscar ayuda de inmediato si no sabes manejar tu ira.
  5. Trabaja en tus reacciones. Antes de actuar debes pensar en ponerte en los zapatos de los otros, puesto que muchas veces afectamos los sentimientos de los demás y no nos damos cuenta de ello sino cuando ya es demasiado tarde para poder remediar las cosas. Intenta en todo momento comenzar a trabajar en tus reacciones y cuando sientas que la ira va llegando a cada parte de tu cuerpo, deséchala poco a poco y no dejes que se apropie de tus sentidos, ya que los catos que cometas después pueden ser dañinos.
  6. Piensa antes de actuar. Es mejor tener una noción de lo que vas a sentir antes de actuar, por ello imagina en tu mente lo que sientes cuando alguien te trata de mala forma, cosa que te hará sentir mal y así la persona objeto de tu ira se puede llegar a sentir del mismo modo que tú. Por ello, frena tus impulsos y piensa antes de actuar para que no dañes tanto tu reputación, como los sentimientos de la persona que va a recibir tu enojo, que no merece que lo sienta y tampoco que lo reciba de tu parte, porque es mejor decir las cosas severamente, pero sin ira.
  7. Aprende a controlarte. Es mejor tener en cuenta la posibilidad de mantener una actitud controladora en algún momento que sientas la ira desde el centro de tu ser y que quiere salir de forma furiosa, a lo que puedes responder evitando la confrontación o saliendo de la habitación. Muchas veces salir de una discusión no quiere decir cobardía, temor o miedo, más bien es de sabios frenar los impulsos que nos llevan a tener ira o resentimiento contra alguien o algo, sin temor a ser pusilánime; lo mejor es evitar en todo momento la hostilidad.
  8. No actuar de manera impulsiva. Una situación de impulsividad puede convertirse en una confrontación donde los ánimos pueden ser llevados a situaciones extremas de discusión, llegando a tomar una actitud que puede traer consecuencias sin pensar en ellas y demostrando no tener raciocinio. Cuando se toma alcohol, la cosa puede legar a niveles más altos de agresividad en personas que tienen este tipo de carácter, por ello es importante estar lejos de individuos que son así, o por lo menos buscar ayuda necesaria para evitar que esto pueda suceder.
  9. Respirar profundo. Deja que el aire entre por tus pulmones desde las fosas nasales unas diez veces o más cuando sientas que te estás violentando, aguanta un poco la respiración evitando que salga de forma intempestiva y suelta la bocanada de aire que has tomado lentamente por la boca. Al respirar de esta manera estarás ayudando a que los sentimientos de ira que tienes, salgan de manera natural con la respiración y así tienes la posibilidad de mejorar tu estado de ánimo, ayudándote en el estrés y en las acciones que pueden provocarte rabia y molestias.
  10. Salir del ambiente donde te encuentras. Cuando sientas que la ira te va a llegar por cualquier cosa, aléjate del sitio donde te encuentras y busca la facilidad de poder salir a la calle y respirar, sentir los rayos del sol, ver a las personas y entrar en otro ambiente que te haga cambiar de humor. Cuando sientas que te has calmado, trata de regresar al conflicto que te espera con buen humor y sin la ira que te embargaba anteriormente, verás que podrás tener respuestas más factibles y viables en la resolución de los problemas que has tenido.
  11. Evitar el objeto de tu agresividad. Sal y aléjate de todo lo que pueda afectar tu mente e ideas, sobre todo con la persona u objeto que ha sido el causante o la chispa que te ha hecho molestarte, cosa que va a hacer que cambies tu forma de pensar de inmediato y puedas abordar la situación con otra percepción. Muchas veces el alejarte por un espacio de tiempo moderado, hará que los dos piensen bien las cosas y eviten llamarse la atención de una manera tan fuerte que terminen en encuentros demasiado impetuosos y con ira de por medio, de allí surge la idea que alejarte es mejor.
  12. Eliminar estrés. Es importante tener presente que al eliminar el estrés que llevas durante un tiempo prudencial y descansar te hará sentir menos ira y agresividad, ayudando a tener un mejor carácter y posición en favor de encontrar soluciones que te hagan sentir mejor cada día. Intenta en todo momento descansar más cuando te sientas cansado o que el nivel de estrés está llegando a su límite, y así podrás tener la oportunidad de tener la mente trabajando en mejorar tu forma de ser para evitarte los encuentros con ira y violencia con quienes te rodean.
  13. Intenta dialogar con alguien. Si se trata de tu pareja, puedes tener la suficiente confianza en contarle lo que está pasando y por ello, la comunicación es un evento viable para lograr calmar esos sentimientos de agresividad que están a punto de salir sin que puedas lograr calmarlos. Por ello, siente la necesidad de hablar en todo momento con la persona que tengas al lado, y que te sepan escuchar ¿Para qué? Para que los consejos que te ofrezcan te ayuden a sacar los sentimientos de ira que te están llenando por completo.

Consejos para evitar ser agresivo

  • Busca ayuda profesional.
  • No dejes que los demás te incomoden.
  • Trabaja en la posibilidad de dedicar momentos a la meditación.
  • Lleva una dieta balanceada sin picantes y otros irritantes.
  • No dejes que nadie te diga lo que no debes hacer, busca tú mismo la solución.
  • Trata de alejarte de los problemas antes que te puedan llegar a tocar. Ocúpate de solucionarlos pero no te preocupes.
  • No dejes que nadie perturbe tu tranquilidad y paz mental con informaciones malsanas.
  • Sé feliz en todo momento y no te preocupes tanto.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.