Estos son algunos de los puntos a tener en cuenta para conseguir que la libido se mantenga, dentro de una pareja:

Pon límite a tu medicación:

En las situaciones en las que pasamos por ciertos malestares físicos, que se pueden manifestar en cualquier área del cuerpo, tendemos a echar mano rápidamente del medicamento que esté ligado a la dolencia, para aliviarla inmediatamente, sin barajar antes la posibilidad de poder optar por tomar remedios de origen natural que a pesar de que tienen un efecto más lento, también son muy efectivos. Y es lo que deberíamos hacer o al menos limitar el uso de ciertos fármacos, sobre todo si notamos que la libido ha disminuido.

Ya que existe una conexión muy directa entre ambos aspectos, los medicamentos tienen efectos como el adormecimiento, la relajación que tienen como consecuencia que la persona no se encuentre en plenas facultades, para sentir el deseo sexual, que en condiciones normales tendría.

Los efectos los tienen por igual los hombres que las mujeres, sin embargo, en el caso del hombre los efectos secundarios pueden afectar más, provocando disfunciones de tipo eréctil, eyaculación precoz, problemas que si no se solventan se convierten en un quebradero de cabeza para una pareja, ya que la parte del sexo se suele decir que tiene un peso del 60% o incluso más en las relaciones sentimentales.

Alerta con la alimentación:

Las hormonas de tipo sexual suelen sufrir las consecuencias de los abusos de la comida insana, como pueden ser los dulces, el exceso de azúcares en particular la fructosa, ya que estos intervienen en el gen que las regula, provocando un descenso de la libido. Por lo tanto, se tiene que reducir su consumo si se quiere evitar que afecte a la vida sexual.

El consumo generoso de vitamina D, es buenísimo para evitar que el órgano sexual masculino desempeñe sus tareas de forma óptima, ya que evita que se acumule placa en las arterias que son la causa de futuros problemas de índole sexual. También es recomendable tomar suplementos de vitamina B5, o consumiendo cereales, verduras y legumbre.

La práctica de ejercicio de manera regular, en los ratos libres que hay durante la semana, sobre todo los enfocados en pequeños espacios de tiempo donde se trabaja a gran intensidad o se maneja la fuerza, siendo alternados con descansos entre bloque y bloque, son los más adecuados. Ya que al practicar este tipo de ejercicio el cuerpo libera las hormonas de crecimiento correspondientes, por lo que se producirá un aumento de la libido, teniendo así sus niveles equilibrados.

Las adiciones también son muy negativas por lo que deben eliminarse y tratarse cuanto antes.

Conócete y confía en tus posibilidades:

Aunque no parezca un factor importante, la autoestima que una persona tenga le influye en cualquier aspecto físico y mental, en este caso si confías en ti mismo y en tus posibilidades, conociéndote y aceptándote tal cual eres, sin dejarte llevar por miedos internos ni quebraderos de cabeza que pueden ser una barrera a la hora de disfrutar plenamente de una relación sexual, entonces ya estarás mejor predispuesto emocionalmente para sacar lo mejor de ti mismo y demostrárselo a tu pareja. La seguridad en uno mismo y el reconocimiento del cuerpo, en base a qué partes son aquellas que al estimularlas nos provocan más placer, nos ayuda mucho a la hora de sentirnos satisfechos y en saber llevar a cabo las relaciones sexuales, haciendo que estas sean un momento siempre ansiado por tu parte, por lo que la libido se mantendrá en altos niveles. Tener autoestima también influye para bien pues uno es capaz de poner límites y saber dónde quiere o dónde no quiere entrar dentro del mundo de lo sexual y sobre todo y más importante poder compartirlo con el otro, para que no se convierta en un problema ni derive en situaciones incómodas.

Las expectativas que uno tiene sobre todo si no se conoce bien a uno mismo, hacen que la persona se haga ideas mentales, pues si se cree todas las cosas que ha leído o ha visto en la ficción, y las toma como 100% auténticas, se condiciona a que estas ocurran de la forma que sea, como por ejemplo que la relación sexual tenga un tiempo determinado, o llegar siempre al clímax, y cuando esto no pasa se desmotiva y el estado de ánimo afecta por consiguiente en su vida sexual. Por lo que su libido se verá reducido, para que esto no pase la persona ha de ser realista, dejarse llevar y aprender de la experiencia o incluso informarse a través de especialistas o de fuentes de total rigor que le aporten un conocimiento correcto sobre ello, para que así esas expectativas estén dentro de lo normal.

Comunícate frecuentemente con tu pareja:

En ocasiones, se suele dar ciertos aspectos por hecho y no se llegan a tratar temas, que en fondo son imprescindibles para la pareja. En todas las relaciones del mundo existen las discusiones temporales, pero estas no se deben dejar ahí aparcadas, sino que se debe dialogar y entre los dos poner de vuestra parte para solucionarlo, porque los enfados, los choques de caracteres, o las opiniones enfrentadas suelen ser las causantes de las peleas. Sin embargo, una pareja madura debe saber solventar este tipo de situaciones para que así todo este bien y no vaya a más, pues muchas veces sin quererlo un simple comentario o un acto puede desencadenar en una ruptura o en un estancamiento que afecta directamente a la reducción de la práctica del sexo, debido a una disminución de libido. Por consiguiente, si esto se quiere evitar, debe existir una buena y fluida comunicación entre ambas partes, hay que ser sinceros y no guardase nada dentro, lo importante siempre es ir con la verdad por delante sin dar demasiadas vueltas a la posible respuesta de la otra parte, si de verdad hay amor, debe haber confianza, comprensión empatía.

Saber escuchar algunos lo consideran un arte, pero es muy necesario para que la relación sea buena y eso tenga buenos resultados en la cama, cuando una pareja se tiene en cuenta mutuamente trata siempre de ayudar al otro, es una de las garantías de que su relación será exitosa a todos los niveles. Es importante no intentar siempre quedar por encima o que solo una de las partes hable y se sincere, debe ser por parte ambos, aportando consejos o incluso pidiendo ayuda profesional si es necesaria.

Evita la acumulación de estrés:

No todo el mundo se da cuenta tan fácilmente, que el estrés ha calado tan hondo que se ha convertido en un factor condicionante en su vida, pues en el momento en que se ponen como prioridad cualquier tarea dejando a un lado el sexo, debido a la acumulación de tensión y nervios, se está quitando tiempo e incluso evitando que las relaciones sexuales se produzcan. El estrés no es sencillo de sobrellevar para todo el mundo, y es necesario saber gestionarlo para tener una buena calidad de vida. La persona estresada suele tener insomnio, cansancio extremo, dolores de cabeza entre otras múltiples dolencias causadas todas desde el estado mental y emocional que se tiene, incluso se autocastiga porque siente que no rinde lo suficiente y que está perdiendo el apetito sexual, sin conocer exactamente la razón. Es por ello, que cuando una persona empiece a sentir algunos de estos síntomas, intente buscarle una solución. Las soluciones que hoy en día están al alcance de todos, son por ejemplo; las técnicas de relajación como son la meditación o el yoga entre otras. Cualquiera de ellas son caminos que conducen hacia la paz interior y sobre todo el descanso, haciendo que la persona se libere de eso que le atormenta, y se aleje del enemigo llamado estrés.

 No descuides el aspecto:

Aunque muchos pueden pensar que el físico no es relevante, si lo es y mucho. No es necesario ser el más bello del mundo para conquistar o seducir a otro, pues existe un abanico muy amplio de gustos por suerte en la vida, y cada oveja está destinada a encontrar a su pareja. Pero nadie puede negar que la primera impresión, no solo cuando conoces gente, sino el aspecto que tienes cada día siempre es algo que no se debe descuidar. Hay quién por la rutina de la pareja cree que ya lo tiene todo hecho y que no necesita atraer a su pareja, pues si están juntos es porque esa atracción sexual ya existe. Sin embargo, es un aspecto que no hay que dar de lado y que hay que incentivar, y eso se consigue primero con el cuidado personal, vestir de forma adecuada, oler y asearse a diario, son algunos de los puntos clave a tener en cuenta, pues a nadie le gusta que su pareja tenga un aspecto descuidado, además de que eso a la larga se acaba convirtiendo en un punto negativo, pues disminuye la libido y por consecuencia acaba alejando a la otra parte, reduciendo así sus ganas de mantener relaciones sexuales.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.