Cómo estimular el punto K femenino

En una relación de pareja tiene un peso más que notable todo lo relacionado con las relaciones sexuales, de forma que es necesario conocer la forma en la cual se puede estimular a la pareja. En este sentido seguro que has leído mucho sobre la estimulación del clítoris y el punto G a la hora de masturbar a una chica, ya que ambos son dos puntos básicos para lograr que alcance un gran placer.

Sin embargo, hay que saber que las mujeres tienen más puntos erógenos en su cuerpo y que les pueden llegar a provocar orgasmos. Entre los menos conocidos se encuentra el punto K, también conocido como «pasaje misterioso». No es sencillo llegar a él por su ubicación y, además fue uno de los últimos en ser descubiertos.

En este artículo te vamos a explicar cómo estimular el punto K femenino. Si tienes dudas al respecto, te ayudará a saber los trucos que necesitas saber para poder alcanzar el máximo placer.

¿Dónde está el punto K de la mujer?

Antes de enseñarte a que sepas cómo estimular el punto K femenino, es imprescindible que, obviamente, sepas ubicarlo. La sexóloga Barbara Keesling fue la que lo descubrió allá por el año 1998. Decidió llamarlo punto K, siendo un punto erógeno que ofrece grandes orgasmos. De hecho, la encargada de descubrirlo llegó a asegurar que es la zona erógena que ofrece mejores orgasmos, incluso por delante del punto G y del clítoris.

Aunque la sensación en esta parte de la vagina puede llegar a ser más intensa que en otros de sus puntos conocidos, el principal problema que se puede encontrar al tratar de estimularla es que es complicado llegar a él, al estar bastante escondido.

El punto K se encuentra localizado al fondo de la vagina, justo donde empieza el cuello del útero. Además, la postura del útero puede llegar a provocar que la zona quede cubierta y comprimida, haciendo que sea aún más complicado poder llegar a acceder a ella.

No obstante, afortunadamente existen una serie de posturas y trucos que permiten poder llegar a él y, por lo tanto, poder saber cómo estimular el punto K femenino.

Cómo estimular el punto K de la mujer

Una vez que ya conoces dónde se ubica, te preguntarás cómo puedes llegar a alcanzar el punto K. La realidad es que tanto el pene como algunos juguetes sexuales o consoladores en ocasiones no llegan a él, además de que es imposible llegar con los dedos. Por este motivo te vamos a dar una serie de opciones a las cuales puedes recurrir para lograr su estimulación.

Ejercicios de Kegel para el suelo pélvico

El suelo pélvico es muy importante a la hora de lograr la estimulación del punto K femenino. La razón de ello es que el ejercitar este músculo supone una gran cantidad de beneficios, ya que ayuda a fortalecer la zona; y se eleva el útero, lo que permite que esta parte erógena se encuentre en una posición más accesible.

Al realizar los ejercicios de Kegal se fortalece el suelo pélvico y se facilita el acceso a esta zona a la vez que se consigue tener un mayor control sobre estos músculos. Además al entrenar esta parte se logra generar una mayor cantidad de flujo sanguíneo; y esto acaba derivando en una mayor estimulación y sensibilidad.

Si se tiene un buen control sobre este músculo y la vagina, se puede controlar el momento en el que se alcanza el clímax; y es posible hacerlo a la vez que la pareja e incluso llegar a tener varios orgasmos.

Posturas para la estimulación del punto K femenino

Aunque a priori saber cómo estimular el punto K femenino con el pene pueda llegar a ser complejo, la realidad es que sí es posible lograrlo, aunque para ello se debe recurrir a posturas que permitan una penetración profunda. De esta manera podrás llegar al final de la vagina.

De esta forma, hay que destacar que las mejores posturas para poder conseguir que una mujer tenga un orgasmo al estimular el punto K son:

  • La profunda
  • La fusión
  • El perrito
  • El misionero (con piernas elevadas)
  • La mariposa
  • El Sometido
  • La sorpresa

Es muy importante que a la hora de llevar a cabo la penetración, la mujer tenga las rodillas flexionadas, ya que de esta forma es posible llegar al fondo de la vagina. Esto también se debe aplicar en el caso de que se esté produciendo la masturbación.

Consoladores para estimular el punto K femenino

Si te interesa saber cómo estimular el punto K femenino, también tienes la posibilidad de recurrir al uso de juguetes sexuales o estimuladores. En este sentido las mejores opciones son los consoladores como vibradores creados para ello y dildos, que son más largos y que vibran más cuando detectan una penetración mayor.

De igual forma, este tipo de juguetes sexuales son más eficaces para alcanzar el orgasmo con la estimulación gracias a las posturas anteriormente mencionados.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.