Cómo enamorar una amante

Muchas veces las relaciones de pareja se vuelven monótonas, rutinarias, al punto de aburrirte completamente. Esta es una de las principales razones por las cuales los hombres tienden a buscar a una amante. Esta aventura los hace recordar viejas pasiones, lo divertido y picante de lo que se habían estado perdiendo últimamente. Al principio todo empieza como un simple juego, pero ¿qué sucede cuando en el juego intervienen los sentimientos?

Aquí es cuando la cosa cambia radicalmente, ya no es solo el hecho de follar, sino que deseáis algo más. Las ganas de estar con esa persona que no es tu esposa son cada vez más y más intensas. Y llegas al punto de preguntarte ¿cómo hago para enamorar a mi amante? No es tarea sencilla. Es probable que ella no sienta lo mismo y que solamente desee sexo de ti. Si eres un hombre casado y tienes una amante a la que deseas enamorar, estos consejos te serán de gran utilidad.

posturas-para-hacer-el-amor

También puede que te interese leer «Cómo excitar a las mujeres sin penetrarlas«.

Cómo enamorar a una amante

Es sumamente común que te sintáis atraído sentimentalmente por tu amante, en especial cuando el matrimonio ya es insoportable. La razón es obvia, encuentras en ella lo que en tu esposa no; te da más cariño, te presta atención, se preocupa por ti. Estos pequeños detalles han hecho crecer tu atracción al punto de querer estar solo con ella. Esto puede ser beneficioso para ti porque ya no estarías siendo infiel y buscarías tu felicidad.

El problema radica cuando ella no está interesada en ti de la misma manera, pero eso puede arreglarse. Puede que ella solo vea su relación como algo pasajero y no como algo que pueda florecer a futuro. O puede que piense «si se lo ha hecho a ella puede hacérmelo a mi». Este tipo de ideas son las que debes desvanecer de su mente, ¿cómo? Pues a continuación os damos algunos consejos:

  • Se atento con ella. Nada cautiva más a una mujer que un hombre les demuestre interés. Hacedla sentir que es importante en tu vida y no una simple aventura carnal. Cuando se vean, haz cumplidos sobre su apariencia, su cabello, su ropa o cualquier cambio que notes en ella. Envíale mensajes de buenos días, buen provecho, buenas noches, poco a poco empezará a notar que vuestro interés es real.
  • Invítala a salir a otros sitios. No quedes con ella solo para follar, llévala a pasear a la plaza, al parque o vean una película en el cine. Procura que estas salidas no tengan un fin sexual, sino simplemente el de divertiros y olvidar lo cotidiano. Al principio pondrán parecerle raras, pero conforme pase el tiempo le cogerá gustillo, querrá salir cada vez más seguido. Pero tampoco seas muy intenso con esto, porque podrías terminar atosigándole.
  • Comienza a darle obsequios o presentes. Puedes empezar con algo simple como un chocolate, galletas o dulces, y si es más de la comida salada una pizza o unas tapas. A medida que pase el tiempo puede obsequiarle flores, perfumes, ropa, zapatos y otras cosas que le gusten. Tampoco le regales un vestido de novia en la segunda cita, porque de seguro saldrá corriendo. Anda siempre con calma para no ahuyentarla.
  • Cuida vuestra apariencia. No descuidéis nunca la presentación personal, la ropa limpia con olor fresco, un poco de perfume o colonia, el corte de cabello, la barba. Seguir luciendo atractivo para ella hará que crecer su interés por ti, la hará pensar cosas como «menudo galán el que tengo conmigo». Esto te conviene al cien por ciento si realmente deseas enamorar a tu amante.
  • Sonríe siempre que la mires. Así como un hombre puede enamorarse de una mujer por su sonrisa, a las mujeres también puede enamorarlas la sonrisa de un hombre. Mírala cuando esté distraída, y sonríe desde antes que ella se de cuenta y te voltee a ver. Esto le transmitirá empatía y le hará saber que te sientes feliz al estar con ella.
  • Evita hablar de tu esposa o actual pareja cuando estés con ella. Las mujeres suelen ser muy celosas aún cuando son las amantes, por ello no debéis mencionar a tu esposa en vuestras conversaciones. Hazlo solo cuando sea extremadamente necesario, o cuando la amante te pregunte acerca de ella. De resto haz como si tu esposa no existiera o no la conocieras. Esto le demostrará a tu amante que te olvidas de cualquier otra mujer al estar con ella.
  • No digas te quiero o te amo tan pronto. Es un error garrafal y podría arruinar todo lo hecho hasta ahora. Espera el momento adecuado, cuando sepas que ella siente lo mismo y entonces podréis deciros te quiero/amo mutuamente.

Si decides dar el siguiente paso y ella te corresponde, felicidades, has conseguido enamorar a tu amante. En caso de que ella no quiera llevarlo más allá no pasa nada, aunque es recomendable cortarla en ese momento para no salir lastimado. Esperamos que nuestros consejos te hayan sido de ayuda o servido como referencia para progresar en esta complicada tarea.

posturas-hacer-amor-sillon

Seguid nuestro contenido con «Cómo hacerse una paja«.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.