Cómo controlar y mantener una erección masculina

Cuando se habla de la existencia de problemas de erección, tanto para mantenerla como para controlarla, es habitual que se vincule de una manera directa con todos aquellos hombres que padecen eyaculación precoz o que han sufrido de un «gatillazo«.

Por este motivo, a lo largo del presente artículo te vamos a explicar lo que debes saber cómo controlar y mantener una erección masculina, de forma que te puedas adaptar a cada situación y así poder hacer frente a estos problemas que pueden llegar a provocar la existencia de problemas psicológicos por parte de quienes lo sufren.

No obstante, debes tener en cuenta que es importante que, ante un problema que sea crónico, lo mejor que se puede hacer es acudir a un profesional que pueda determinar un tratamiento específico en función de cada situación en particular.

Consejos para mantener la erección masculina

Si el problema con el que te encuentres es que no eres capaz a mantener la erección durante la relación sexual; y esto te provoca daños psicológicos o a la hora de relacionarte, debes saber que hay formas de hacer frente al mismo.

Existen diferentes pautas recomendadas para tratar de tener un mayor control sobre la misma y hacer que las relaciones sexuales se puedan concluir de la manera adecuada. Para combatir la disfunción eréctil es recomendable tener en cuenta los siguientes aspectos y consejos.

Reduce el estrés

Una de las principales causas de este problema es el estrés. Por ello es aconsejable que reduzcas el nivel de estrés de tu vida diaria. En función de cada caso en particular tendrás que lidiar de una manera u otra con este problema. La cuestión es modificar todas aquellas rutinas que te producen estrés.

Descansa lo suficiente

Para mantener la erección masculina mientras mantienes sexo, también debes dormir bien y durante el tiempo suficiente. Se recomienda superar las 6 horas diarias de descanso de calidad.

Reduce el consumo de alcohol y tabaco

Es recomendable que evites el consumo excesivo de alcohol. Cuando se consumen grandes cantidades de alcohol, puede hacer que haya dificultades para poder mantener la erección.

Lo mismo ocurre con el tabaco, que está comprobado que aumenta las posibilidades de sufrir un problema de disfunción eréctil.

Haz ejercicio físico

Cuando se realiza ejercicio físico, se consiguen liberar sustancias químicas en el cerebro como son las endorfinas. Estas favorecen al estado de ánimo y permiten disfrutar del sexo en mayor medida.

Cómo bajar rápidamente una erección involuntaria

También puede darse el caso de que en una situación indeseada se produzca una erección involuntaria. Esto resulta para muchos hombres algo incómodo y que puede llegar a hacer sentir cierta vergüenza.

Si es tu caso y en un momento determinado quieres bajar rápidamente una erección, algunos consejos para bajarla son los siguientes:

Trata de distraerte y camina

Si tienes la posibilidad de salir del lugar en el que te encuentras y alejarte de esas personas con las que estás sufriendo este problema, trata de distraerte e irte a caminar a otro lugar mientras piensas en otras cosas. De esta forma lograrás dejar a un lado esos pensamientos y bajará la erección.

Haz ejercicio físico

En el caso de que tengas la posibilidad, el hacer ejercicio físico en ese momento te podrá ayudar a reducir la erección involuntaria. Esto puede ser algún tipo de estiramiento, correr…, de forma que estarás más relajado en todos los aspectos.

Cambia de postura

Cambiar de postura también te puede ayudar. Puedes cruzar las manos, colocar las manos en el bolsillo o adoptar cualquier otra posición que te haga sentir con mayor relajación y que la erección disminuya.

Cómo controlar la eyaculación precoz

Para finalizar también te vamos a dar unos tips para el control de la eyaculación precoz, un problema que afecta a muchos hombres mientras practican relaciones sexuales.

Técnicas de relajación

La eyaculación precoz viene dada en muchas ocasiones por motivos de preocupaciones que rondan la cabeza del hombre. Por ello, es aconsejable recurrir a técnicas de relajación y respiración. Para ello debes empezar por colocarte en una posición cómoda y empezar a hacer una respiración abdominal.

Esta es muy sencilla, ya que tan solo tienes que respirar de forma lenta y profunda, notando como se hincha el abdomen. Tras retener el aire durante unos instantes, lo exhalas de forma lenta por la boca. También puedes recurrir a otras técnicas de relajación como la meditación.

Ejercicios de Kegel

Otra de las maneras en las que puedes hacer frente a la eyaculación precoz es a través de los llamados ejercicios musculares de Kegel, que se realizan de la siguiente manera:

  • En el momento en el que vayas a orinar, debes cortar la acción de micción durante unas cinco veces. Cada vez que cortes debes tratar de aguantar durante al menos dos segundos y así sucesivamente hasta que puedas tener un mayor control. También puedes hacer contracciones a lo largo del día en tu pene para tratar de ejercitar los músculos.
  • Posteriormente debes ir incrementando el número de contracciones diarias, hasta que llegues a alcanzar el medio centenar de ellas a lo largo de todo el día.
¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 66,67% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.