Cómo conquistar a una mujer casada

Lograr ligar con una mujer puede llegar a ser algo complicado, aún más si se trata de seducir a una mujer que está casada. Esto hace que haya que recurrir a diferentes trucos y estrategias para poder lograr tu cometido.

Si has conocido a una de estas mujeres que te atrae y que tiene pareja, en este artículo te vamos a enseñar cómo conquistar a una mujer casada. Aunque te será más complicado que ligar con otras féminas, es posible hacerlo.

Las claves para seducir a una mujer casada

Si tu objetivo es el de ligar con una mujer casa, la principal clave es buscar que esa persona se encuentre atraída por un aspecto que mejore lo que ya tienen. Pueden fijarse en un hombre que tenga un mejor físico, que les haga reír o simplemente que sea un hombre que les preste atención, aspectos que podrían verse afectados durante el matrimonio y que les lleve de alguna forma a buscarlo fuera de él.

Hay muchos puntos a tener en cuenta a la hora de conquistar a una mujer casada, que también dependerán de cada caso en particular.  Sin embargo, debes tener en cuenta que un punto fundamental es tratar de mostrarte diferente, pero no de una forma extrema.

Para que una mujer casada sienta interés por ti, independientemente de que tú también lo estés, debes tratar de ser, como decimos, diferente, pero al mismo tiempo sin dejar de ser tú mismo. No debes caer en el error de hacerte pasar por una persona que no eres, ya que aunque esto podría servirte durante unos días, a la larga será negativo para ambos.

Otro aspecto a tener en cuenta es que es necesario cubrir los puntos débiles de su  matrimonio actual. Cuando una mujer u hombre busca una relación fuera de su matrimonio habitualmente es porque algo sucede en su vida matrimonial, es decir, porque algo no va bien. Sin embargo, también puede ser que solo busque nuevas sensaciones, caso en el que te será más sencillo lograr tu conquista. En cualquier caso, como decimos, todo dependerá de cada caso en particular.

Conoce los puntos débiles de su relación

Para saber como afrontar cada situación, es importante que conozcas sus puntos débiles. Puede darse el caso de que se trate de pequeños detalles o en cambio que falle todo en general. Si ocurre esto último será mucho más fácil saber cómo conquistar a una mujer casada, ya que te encontrarás menos impedimentos.

No obstante, para descubrir estos puntos débiles tendrás que hacerlo de forma disimulada y sutil. Si busca algo fuera del matrimonio es probable que tampoco le guste hablar de ello, aunque también dependerá de la personalidad de cada mujer.

Una vez los hayas descubierto será el momento de pasar a la acción, si bien debes tener claro que es necesario tomarse toda la situación con precaución y calma, sobre todo porque muchas mujeres tienen miedo a traicionar a su marido, incluso aunque ya no estén enamoradas de él, y prefieren estar completamente seguras antes de dar ese paso.

Una buena forma de empezar con la conquistar es invitarla a cenar o a tomar una copa. De esta forma podréis empezar a conoceros de forma más profunda. Ten cuidado de a dónde vas con ella, ya que si te encuentra su marido es probable que la relación se corte de raíz.

La paciencia será clave en toda la conquista, ya que de un día para otro no se va a separar de su marido. La relación debe ir avanzando progresivamente y consolidándose. Si todo va bien, acabarás conquistándola.

 

Cómo saber si le gustas a una mujer casada

Dicho todo lo anterior, es posible que aunque a ti te guste una mujer casa, tengas dudas de si realmente esto es recíproco. Por este motivo, si quieres saber cómo conquistar a una mujer casada y saber si le gustas, hay una serie de puntos que debes analizar:

Mirada

Su mirada y el contacto visual es una de las mejores maneras de poder establecer un canal de comunicación entre ambos y te permitirá saber si relamente le interesas o no. Si te mira de forma frecuente, insiste y continuada, vas por buen camino.

El cruce de miradas es clave. Si la mujer mantiene la mirada y no retira los ojos, tendrás buenas opciones de conquistarla.

Lenguaje corporal

El lenguaje corporal es otra de las señales que te pueden indicar que todo va bien, o que sucede todo lo contrario. Si eres de su interés verás como camina de forma más sensual o se toca el pelo cuando la estás mirando.

Si además se aproxima a ti de forma sutil o se coloca en posiciones estratégicas para mantener la conversación contigo, son buenas señales.

Su comodidad

Un tercer factor que te puede indicar que le gustas es que al hablar con ella, te muestre facetas o aspectos de su personalidad que podrían pasar inadvertidas en principio.

Irás por buen camino si te revela algunas partes de su personalidad que poca gente conoce, de forma que estará mostrándote que tiene comodidad al hablar contigo. Esta es una prueba de que le gustas y que además está cómoda.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.