Existen muchas características que forman la personalidad de una persona. Una de ellas es la asertividad, una característica en la comunicación interpersonal. La asertividad es esa parte de la comunicación en la que aceptamos nuestras ideas y sentimientos propios y somos capaces de comunicárselos al resto.

La comunicación asertiva es la capacidad de expresar ideas y sentimientos positivos y negativos de una manera abierta, y directa. Reconocer nuestros derechos sin dejar de respetar los derechos de los demás es la base de la asertividad. Esta característica de la personalidad, nos permite asumir la responsabilidad de nuestros pensamientos por nosotros mismos sin juzgar o culpar a otras personas. A la vez, nos permite confrontar constructivamente y encontrar una solución, mutuamente o en grupo, satisfactoria donde exista un conflicto.

Existen muchas características propias de la asertividad, que hacen que podamos utilizarlo más a menudo o menos dependiendo de nuestra educación previa. Cuando nos sentimos vulnerables hoy seguro de nosotros mismos es posible que utilicemos una conducta más sumisa y agresiva, antes que una conducta asertiva. Entrenar nuestra comunicación asertiva, carmen te aumenta el uso apropiado de este tipo de comportamiento.

Nos permite intercambiar viejos patrones de conducta para un acercamiento más positivo a las personas que nos rodean. La asertividad es una herramienta de comunicación útil. Ubicación contextual y no es apropiado ser asertivo en todas las situaciones. Debemos saber cuándo y con qué persona es bueno ser asertivo y cuando es mejor dialogar de otra manera.

La asertividad y sus tipos de comportamientos

Existen tres tipos de comportamientos que sueles estar ligados a la asertividad. Se puede ser una persona asertiva, persona agresiva, y una persona pasiva. Muchas personas están preocupadas de que si su asertividad no es correcta en sus palabras puede parecer un comportamiento agresivo. Las personas asertivas declaran sus opiniones, si que tú haces con las demás. Tío, para, no dan las opiniones de otros en favor de la suya. Y por otro lado, a las personas pasivas, que no dicen sus opiniones en absoluto.

Debemos tener claro que la pase la asertividad se podría resumir en una frase: te respeto y me respeto. Lo que busca una persona asertiva, en una situación que sus opiniones y las del resto tengan el mismo peso, es que si por ejemplo hay que decidir a dónde ir de vacaciones, preferencia sean escuchadas y respetadas al igual que las del resto.

¿Que necesitas para 12 características de las personas asertivas?

• Estar dispuesto o dispuesta a cambiar ciertos patrones de conducta.
• Conseguir información acerca de lo que es la asertividad.
• En el caso de que no puedas por ti mismo realizar los cambios necesarios para sentirte mejor o realizar conductas de asertividad, buscar a un especialista que te pueda ayudar.

Instrucciones para 12 características de las personas asertivas

  1. Incluye tus sentimientos cuando hablas: Puedes expresar tus gustos personales intereses espontánea en lugar de declarar las cosas en términos neutros es decir, muchas veces decimos frases como: Me gusta esta sopa o me encanta tu blusa, bar de esta sopa está buena o esa blusa es preciosa. Una persona asertiva utiliza en sus frases sus sentimientos incluyendo me siento o pienso cuando es apropiado.
  2. Habla de ti mismo: Si haces algo que vale la pena o interesante, dejar que tus amigos o compañeros lo sepas. No monopolices la conversación, pero puedes mencionar tus logros cuando sea apropiado.
  3. Saluda enérgicamente: Decide si eres una persona extrovertida y amistosa con la gente y con la que no. Así que lo bueno es que sonrías brillantemente y los saludos de una manera amistosa. Es bueno hacer un saludo amable pero sin ser exagerado, en lugar de murmurar solamente un simple hola o asentir en silencio.
  4. Aceptar elogios: Puedes aceptar los cumplidos de manera graciosa en lugar de estar en desacuerdo con ellos. Tampoco es necesario castigar a quien nos ha hecho el elogio, pero tampoco recompensarlo si no nos apetece.
  5. Utilizar nuestro lenguaje no verbal más apropiado: Nuestras expresiones faciales e inflexiones de voz, transmiten los mismos sentimientos que las palabras que decimos y las que no. Es por ello que siempre es mejor mirar a la gente directamente a la cara cuando hablamos con ellos, de estar mirando alrededor cuando intentamos establecer una conversación.
  6. Presentar nuestro desacuerdo de manera suave: Cuando no estamos de acuerdo con alguien, no debemos pretender callar e ignorar nuestros pensamientos para mantener la paja. Podemos transmitir nuestro desacuerdo suavemente realizando preguntas, mirando hacia otro lado, haciendo muecas, etc. Nuestro lenguaje no verbal nos ayudará a que las personas que están a nuestro alrededor, de que no estamos muy de acuerdo con las decisiones que se están tomando. Esto nos hará más fácil el camino a la hora de comenzar a hablar sobre las razones por las que no estamos de acuerdo.
  7. Pedir una aclaración: Si alguien nos da unas direcciones ilegible, instrucciones o explicaciones que no entendemos, podemos pedirle a esa persona que las vuelva a rescribir y nos la explique de otra manera. El lugar de irnos confundidos y sintiéndonos mal y frustrados, podemos decir por ejemplo, que las instrucciones no están claras y que necesitamos más información.
  8. Pierde el miedo a preguntar por qué: Si una persona nos pide que hagamos algo que no parece razonable o con lo que no nos sentimos bien, no nos debemos sentir frustrado o con miedo de preguntar por qué. Si la respuesta que recibimos no nos agrada o no soluciona nuestras dudas, estamos en nuestra libertad de no realizar la actividad que nos están pidiendo.
  9. Comentar nuestro desacuerdo de manera activa: Estamos de acuerdo con alguien o con algo, podemos expresar nuestro desacuerdo diciendo cosas como: Tengo una opinión diferente de esta cuestión, tu opinión deja fuera los siguientes factores, etcétera.
  10. Mirar por nuestros derechos: No podemos dejar que otros se aproveche cuando nos sintamos indispuesto y con las defensas bajas, ya que podemos no persistir tanto por nuestra sensación de culpa. Debemos exigir nuestros derechos y pedirte tratados con justicia. No debemos tener miedo a exigir cosas básicas como: Yo era el siguiente en la fila, tengo que irme a cierta hora, has llegado tarde, etcétera. Todos tenemos derechos y deberes que debemos llevar a cabo, y la asertividad lo que busca es que todos seamos respetados a la vez que respetamos a los demás.
  11. Ser persistente: Si tenemos una queja o duda, podemos continuar reafirmándola a pesar de la resistencia de otras personas, hasta que obtengamos la satisfacción o resolución que buscamos. No podemos permitir que una o dos personas nos hagan renunciar o perder la ilusión de lo que estamos haciendo. Si por un camino no conseguimos lo que estamos buscando, existen varias vías para conseguirlo.
  12. Evitar justificar cada opinión: Cuando mantenemos una conversación con otra persona, y alguien lo toma como un debate o una discusión y no para de preguntarnos el porqué de todo lo que decimos, podemos detener el cuestionamiento y negarnos a seguir hacia delante. Ya que no debemos estar justificando continuamente cada una de nuestras opiniones, lo que sentimos o lo que nuestros valores o principios son, no tienen porque tener la aprobación de otras personas.

12 características de las personas asertivas

Consejos para 12 características de las personas asertivas

• Si estamos en una situación en la que nunca hemos puesto en práctica la comunicación asertiva, son muchas las ventajas que podremos obtener, no debemos cerrarnos a este tipo de comunicación ya que es algo que se entrena.
• La asertividad es un tipo de comunicación que aumenta nuestra autoestima y nos ayuda a mantener nuestras relaciones interpersonales.
• Si tenemos problemas de ansiedad y frustración, trabajar la comunicación basada en este tipo de comportamiento nos puede ayudar a reducirla.
• La comunicación asertiva nos protege de ser aprovechados por otras personas, ya que pondremos nuestros sentimientos y pensamientos por delante de los de otras personas pero siempre respetando los suyos.
• Poner en marcha este tipo de comunicación verbal y no verbal, nos ayudará con nuestra expresión delante de grandes grupos de personas, a reconocer nuestros pensamientos y sentimientos propios, etcétera.
• Tener un tipo de comunicación asertiva también nos permite recibir críticas de una manera más cómoda para estar ansiosos o a la defensiva, y la crítica manipuladora. Hacer esto es necesario reconocer la crítica, estar de acuerdo en que puede haber algo de verdad en lo que dicen, ve permitirle a la otra persona del juez de nuestra vida y sin dejar que nos afecte 100%.
• La asertividad, y el trabajo qué podemos hacer para que nuestro comporta sea cada vez más asertivo, también nos permite mirar más cómodamente los aspectos negativos de nuestra propia personalidad sin sentirnos ansiosos ni hostiles. Aceptar nuestros errores y que la persona también pueden cometer los suyos, y que no existe la obligación de disculparse.
• Para trabajar la autoestima a través de la asertividad, es bueno ser sinceros al 100% con nosotros mismos y saber reconocer tanto las características positivas como negativas que tenemos con respecto a nosotros mismos y a las personas que nos rodean. Es posible que necesitemos recapacitar y recordar críticas que nos hayan hecho otras personas, para saber si tenía algo de razón y, a su vez, recordar elogios que habremos ignorado o despreciado en el pasado.

Si te gustó este post, te recomendamos leer también Cómo sacar temas de conversación interesantes y Cómo ser divertido.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.