El sexo forma parte de la vida y en ciertas etapas de nuestro desarrollo se convierte en una auténtica necesidad. ¿Sabes que existen señales de que nuestro cuerpo necesita sexo? Pues así es. Existen algunos signos inequívocos de que necesitas practicar sexo para que tu organismo se encuentre mejor. Desde doncomos queremos hacer un recorrido por las 6 señales de que nuestro cuerpo necesita sexo. Las 6 más sencillas de observar. Esperamos que te sirva de ayuda para encontrarte mejor.

Si te interesan los temas sobre sexo, estamos seguros que los siguientes artículos de nuestra página web te resultarán muy interesantes:

6 Señales de que nuestro cuerpo necesita sexo

Señal 1. Tener dificultades para dormir puede ser una señal de que tu cuerpo necesita sexo

Sabemos que existen muchos motivos para quitarnos el sueño. Desde un mal día en el trabajo, a un examen a la mañana siguiente que no hemos aprendido bien. Puede que estés estresado o puede que tu cuerpo necesite sexo. Puede que no lo sepas pero tener relaciones sexuales ayuda a nuestro organismo a segregar una hormona que es conocida como oxitocina. La oxitocina nos ayuda a alcanzar un sueño placentero y relajante. Además, parece que esta hormona también está involucrada en el establecimiento de relaciones sociales, y en la creación de vínculos entre las personas. Así que ya sabes, si no eres capaz de conciliar el sueño y quieres tener una mejor relación de pareja hacer el amor puede ayudarte. ¡Y mucho!dificultades para dormir

Señal 2. Tener elevado el estrés y un alto grado de mal humor

Seguro que en tu oficina os habéis reído más de una vez de alguna compañera, compañero o superior que tiene muy mal humor y acumula gran cantidad de estrés. Seguro que en esos casos habéis pensado que lo que le hace falta es pasar una noche de sexo salvaje para encontrarse mucho más alivad@. Pues tú y tus compañeros no estáis nada lejos de la realidad.

Los altibajos en el carácter, los cambios de humor y un estrés muy elevado pueden ser señales inequívocas de que nuestro cuerpo necesita sexo con urgencia. Aunque está claro que este no es el único motivo por el que podemos notar estos cambios de humor en nuestro carácter, está demostrado que pasar un periodo largo sin practicar sexo o sin obtener satisfacción por él, puede provocar graves episodios de estrés. Y este puede ir acompañado de un mal humor creciente. Si se practica poco sexo el riesgo de tener pero carácter, mayor irritabilidad y tendencia al pesimismo aumenta considerablemente.

Así que ya sabes, si empiezas a notar un humor de perros y a sentir irritación ante todo lo que te rodea, quizá, igual que ese compañero o compañera del que te reías en el trabajo, tú también necesites una buena dosis de sexo.estrés y mal humor

Señal 3. Aumento de las fantasías sexuales

¿Te has despertado alguna vez después de un increíble sueño erótico que a veces incluso a podido llegar al orgasmo? ¿Te ha pasado en ciertas ocasiones ir en el autobús tranquilamente y no parar de imaginar que practicas sexo? Cuando tenemos fantasías sexuales recurrentes y no paramos de pensar en hacer el amor, ¡está claro que nuestro cuerpo nos está pidiendo a gritos practicar sexo!

No lo tomes a broma. Las fantasías sexuales se pueden terminar por convertir en algo recurrente y obsesivo que resulte agotador para ti y que no te permite saciar tus necesidades. Si esto te sucede, prepara a tu pareja para una noche de auténtica pasión. Aunque estéis cansados siempre hay ciertos trucos que funcionan para asegurarse una noche de sexo. Un buen vino, una cena romántica, una bonita música y unas palabras eróticas a la luz de las velas. Haz que tu pareja se sienta deseada y que tenga las mismas ganas de practicar sexo que tienes tú. Veréis cómo, al día siguiente, os encontráis mucho más relajados y rendís mejor en el trabajo. O simplemente disfrutáis de un fin de semana de vértigo haciendo una y otra vez el amor.más fantasías sexuales

Señal 4. Aumenta el sentimiento de soledad y la inseguridad

Cuando uno no se siente deseado ni querido, comienza a flaquera la confianza en sí mismo. La falta de sexo puede hacer que afloren un sinnúmero de inseguridades y que nos sintamos mucho más solos.

Aunque parezca mentira, el sexo tiene un poder enorme sobre la seguridad en uno mismo. Logra que aumente de manera exponencial y hace que, tanto hombres como mujeres, nos sintamos deseados y queridos. Algo que nos permite luchar contra la soledad y la idea de que no tenemos a nadie cerca que se preocupe por nosotros.

Al tener una falta de sexo importante podemos terminar por desarrollar nuestras inseguridades, un nivel más elevado de estrés e incluso comenzar a sentir dificultades para tomar decisiones acertadas.

Si ves que tu vida comienza a ponerse patas arriba y no sabes muy bien por qué te asaltan tantos sentimientos de soledad, es probable que necesites practicar sexo para sentirte mejor.soledad

Señal 5. La falta de sexo hace que nuestra piel esté mucho menos brillante

Aunque parezca mentira, así es. La falta de sexo hace que nuestra piel esté mucho menos brillante. Piensa que si practicas sexo de manera frecuente ayudas a que los poros de la piel se abran de manera natural. De este modo se pueden eliminar más fácilmente todas las impurezas que dan lugar a las imperfecciones de la piel. Por ejemplo la aparición de muchos granitos.

El sexo es un aliado perfecto para facilitar la eliminación de toxinas por medio del sudor y la circulación sanguínea. Igual que sucede con otras actividades físicas. Por ejemplo el deporte. Cuando notes que tu rostro no brilla de manera natural y que han comenzado a salirte un montón de granitos (y eso que tú no eres propens@ al acné), es probable que tu organismo te esté advirtiendo de que tienes una importante falta de sexo.

En estos casos ya sabes lo que tienes que hacer. Arréglate y seduce a tu pareja. Y si no tienes pareja, busca la grata compañía de otra persona. Siempre puedes hacer amigos o amigas con los que practicar sexo de manera recurrente.piel menos brillante

Señal 6. Problemas de salud que hacen que enfermes con mayor facilidad

Cuando hay una falta de sexo el organismo produce menos serotoninas y endorfinas. Estas hormonas son conocidas como las hormonas de la felicidad y trabajan en nuestro organismo como analgésicos naturales. Estas hormonas actúan como analgésico directamente sobre el sistema nervioso central.

Cuando se practica poco sexo se enferma con más felicidad porque le organismo no produce estas hormonas. Si llevas una racha en la que coges todos los catarros o simplemente te encuentras bajo de salud, quizá tengas un remedio a mano verdaderamente sencillo: hacer el amor.más enfermedades

Beneficios de practicar sexo

¿Sabías que practicar sexo adelgaza?

Pues así es. Hacer el amor es uno de los ejercicios más recomendados para quitarse de encima esos antiestéticos kilitos de más. Y una manera sensual y muy divertida de hacer la operación bikini. Aproximadamente por cada 10 minutos de sexo se consumen 50 calorías. Así que ¡echa la cuenta y haz que tus relaciones sexuales duren horas!

¿Sabías que practicar sexo puede protegerte de padecer cáncer?

Ciertos estudios ponen en relación que la práctica de sexo protege a los seres humanos de padecer algunos de los cánceres más agresivos a los que hemos de enfrentarnos en nuestras vidas. Por ejemplo el cáncer de mama o el de próstata. Al parecer, en el caso del cáncer de mama la mayor segregación de oxitocina y DHEA que se produce durante el orgasmo puede ayudar a las mujeres a protegerse frente a este tipo de tumores.

En el caso del cáncer de próstata eyacular frecuentemente puede ayudar a los hombres a evitar que aparezca este cáncer.

Practicar sexo… pero no a toda costa

Cuando el cuerpo necesita sexo muchas veces, para luchar contra la soledad y esa necesidad, se toman decisiones que puede que no sean las más acertadas. Por ejemplo, llamar en horas intempestivas a antiguas parejas con la esperanza de practicar sexo. Tomar una copa de más y acostarte con alguien que no conoces y con quien no habrías acabado si no fuera por esa necesidad.

El sexo está bien, pero no a toda costa. Si te gusta divertirte con tu cuerpo, adelante, pero usa siempre métodos anticonceptivos que puedan protegerte contra las enfermedades de transmisión sexual. Sin duda el mejor en estos casos es el preservativo.

Si tienes una pareja estable y las relaciones sexuales no son satisfactorias, no tires la toalla. Esto puede suponer que todavía no os conocéis tanto como debierais a nivel sexual. Pero no te preocupes, porque siempre que haya claridad por ambas partes en cuanto a los gustos y necesidades, la llama volverá a prender con gran rapidez.

Esperamos que te haya sido de utilidad este artículo para conocer estas 6 señales de alerta con las que saber que tienes una falta de sexo. Nos encantaría leer tus propias experiencias y otras alertas que conozcas en el apartado de comentarios.

¿Te ha gustado?
13 usuarios han opinado y a un 92,31% le ha gustado.