Si estás buscando cómo es la terapia de pareja seguramente es porque tienes un conflicto con tu pareja y estás buscando una manera de solucionarlo. Aunque no lo creas es normal que existan dificultades dentro de las parejas tanto en los noviazgos como en los matrimonios.

A veces los conflictos pequeños terminan por cobrar mucha importancia y crecer conforme pasa el tiempo, pues al no ser atendidos correspondiente mente terminan agravándose y afectando la relación con la pareja.

Es bastante común sobre todo en las parejas que ya llevan varios años de relación, que se empiecen a generar tensiones con frecuencia llegando incluso a generarse cierto hastío hacia la pareja. Pero esto no quiere decir que el noviazgo o matrimonio haya fracasado.

Saber cómo es y cómo saber que se necesita la terapia de pareja es muy importante para aquellas personas que deseen seguir su relación y siguen enamoradas, pero están conscientes de que hay conflictos que están complicando la armonía dentro o de la pareja.

Por eso el día de hoy queremos enseñarte cómo es la terapia de pareja para que, en caso de necesitarla puedas hacerte una idea de qué es lo que tú y tu pareja vivirán una vez que acudan con el psicólogo.

¿Que necesitas para es y saber si se necesita?

  • pareja
  • ayuda psicológica

Instrucciones para es y saber si se necesita

¿En qué consiste la terapia de pareja?

  1. Existen dos formas de recibir terapia de pareja, una es cuando las dos partes de la pareja asisten juntos y voluntariamente a la terapia, en estos casos los progresos tienden a tener mayores beneficios para mejorar la relación. Sin embargo, también puede asistir una sola parte de la pareja a terapia, aunque en estos casos los beneficios obtenidos para la pareja tienden a ser menores y las probabilidades de mejorar la pareja disminuyen.Terapia de Pareja: Cómo es y Cómo saber si se necesita
  2. En terapia el psicólogo evaluará la situación en la que se encuentra la pareja según el panorama. El psicólogo observará las discusiones, peleas, comentarios y argumentos de cada una de las partes de la pareja y dará su punto de vista y la posible solución o consejos para poder remediar esos conflictos.
  3. En este tipo de terapias se trata de enfatizar en la comprensión y la comunicación de la pareja de manera que se busca que la pareja hable abiertamente de sus problemas por más mínimos y absurdos que puedan parecernos siempre respetando las opiniones que se tengan que dar y tratando de sentir simpatía y comprensión por la persona, de esta manera resulta más posible solucionar esos problemas que pueden ser los que están desgastando la relación.Terapia de Pareja: Cómo es y Cómo saber si se necesita
  4. También se darán consejos sobre formas de convivir con una pareja para aumentar o reavivar el cariño y confianza que se tenga entre ambos. Se trata de buscar que la felicidad que nos proporciona nuestra pareja sea constante, sana y justa. Es importante comprender que la pareja no es una pertenencia y no está asegurada como parte de nosotros, sino que se tendrá que trabajar la convivencia y el afecto día con día, demostrando cada parte de la pareja en igualdad y reciprocidad que pueden ser una pareja funcional y sincera.

¿Cómo saber si debemos ir a terapia de pareja?

A continuación te mostraremos algunas situaciones, si consideras vivir alguna de estas situaciones quiere decir que debes ir a terapia de pareja:

  • Me irrita pasar tiempo junto con mi pareja.
  • No me gusta convivir con mi pareja.
  • Me molesta lo que dice.
  • No me interesan sus problemas o actividades.
  • No me dedica tiempo.
  • Siento que mi pareja no me escucha.
  • Creo que se ha perdido el deseo sexual.
  • No sé decir si realmente amo a mi pareja.
  • Me siento obligado/a a estar con mi pareja.
  • Creo que nuestra relación afecta a otras personas.
  • Creo que no le importo a mi pareja.
  • Consume demasiado mí tiempo.
  • Soy celoso/a.
  • Es celosa/o.
  • Siento que me manipula.
  • Me ha sido infiel.
  • Siento que me engaña.
  • Discutimos con frecuencia.

Si te identificaste con alguna de las situaciones anteriores, definitivamente debes considerar la terapia de pareja como una opción a seguir.

Factores a considerar antes de ir a terapia de pareja

  1. La terapia de pareja no necesariamente tiene el único fin de reanudar y reparar las relaciones dañadas, la terapia de pareja también sirve para terminar sanamente y sin rencores aquellas relaciones que son disfuncionales y que definitivamente por el bien de ambos no deben continuar. Si tú sientes que no quiere seguir con tu pareja, recurrir a la terapia de pareja para finalizar amistosamente tu relación puede ser lo ideal.cómo es la terapia de pareja
  2. Si por el contrario realmente quieres reanudar la relación que tienes con tu pareja, debes considerar que si tu pareja no está dispuesta a continuar con la relación, ésta posiblemente deberá ser finalizada. La terapia de pareja debe ser cosa que les beneficie a los dos, no sólo a uno, si tu pareja no quiere continuar contigo es porque el amor ha muerto de su parte y el hecho de que tu continúes queriendo a alguien que no te quiere es sólo un desgaste emocional por tu parte que terminará afectándote seriamente.Terapia de Pareja: Cómo es y Cómo saber si se necesita
  3. Forzar a tu pareja a ir a terapia tampoco es lo adecuado, si bien como mencionamos anteriormente, la terapia puede darse incluso a una sola parte de la pareja y no los dos, para conseguir los beneficios más saludables que puedan ayudarnos a regenerar nuestra relación, es preferible a asistir con nuestra pareja. Forzar a nuestra pareja podría terminar por generar más tensiones y un poco de repudio hacia ti.

Consejos para es y saber si se necesita

  • Mientras exista deseo de reanudar la pareja nada se ha perdido y nada se ha ganado, si tenéis el deseo de tener una relación saludable este tipo de actividades pueden ayudaros a mejorar y reparar la relación que tengáis.
  • Este tipo de terapias también las pueden tomar los noviazgos prematrimoniales ya que ayudan a tener una visión más madura y concreta de lo que podría ser la vida dentro del matrimonio y la forma en la que se va conllevar.
  • La terapia de pareja también sirve para las personas divorciadas puesto que si hubo tensión y problemas serios antes del divorcio, se pueden tratar de solucionar los conflictos emocionales que se hayan generado a causa de estos problemas, de manera que incluso después de la separación ambas partes podrán tener una vida más llevadera y sana en relación a la separación.
  • También puede ser adecuado tomar terapia de pareja si sientes que tu relación aunque no la consideres mala esté afectando a tus hijos en caso de tenerlos, pues muchas veces aunque los padres no lo noten pueden estar creando tensión familiar que estrese o afecte la salud emocional de sus hijos.
  • Cuando hablamos de casos de violencia doméstica antes de considerar reparar la relación y regresar con esa persona debemos tomar en cuenta que cuando una relación es avanzada (es decir lleva varios años) y hay violencia a veces resulta más difícil terminar la relación porque se genera un vínculo de dependencia en la pareja que impide percibir la importancia de la situación que se está viviendo. En estos casos muchas veces es mejor considerar la separación.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.