Una relación implica muchas cosas y algunas de ellas parten de conocer a tu pareja. Sus gustos, preferencias sexuales y su postura ante el sexo, es decir, si es o no posesiva.

La persona posesiva suele tener problemas de autoestima y confianza en sí misma. Por este motivo siente la necesidad de controlar a su pareja y desconfía de todo lo que hace, a causa de esa baja estima. Su pensamiento es el de que podría perderte en cualquier momento y hará lo que este en sus manos para evitarlo.

Puede que te guste o que no, pero lo importante es que sepas cómo es la persona con la que estás y una vez hecho decidas si te gusta y quieres seguir o si hay ciertos aspectos que te gustaría que cambiase.

Ser posesivo no es bueno ni malo siempre que el control que ejerces sobre tu pareja no sea excesivo y a ésta no le importe. Lo fundamental es que ambos os entendáis. Como todo, en su justa medida no es malo, pero si notas que tu pareja es demasiado posesiva y sobre todo que eso te está afectando, toma medidas.

Hay varias formas de saber si tu pareja es posesiva.

Instrucciones para saber si mi pareja es posesiva

  1. Te controla. No le gusta que hables con tus amigos sin saber con quién estás manteniendo contacto. Además estará pendiente de tu móvil y redes sociales para saber con quién hablas en todo momento.
  2. Lo mío es mío. Es una de las típicas frases de una persona posesiva. No les gusta compartir y tampoco les gustará que salgas con un grupo de personas, aunque sean amigos, del sexo opuesto.
  3. Celos. Son una marca muy clara de que tu pareja es posesiva. Sospechará de todo tu círculo de amistades, creyendo que podrías engañarle con alguno de ellos. Aunque los celos también los sentirá hacia personas de tu mismo sexo, ya que todo el tiempo que estés con ellos no lo estarás pasando con tu pareja y ella sentirá que tus amigos te alejan de él.
  4. Elección. A las personas posesivas les suele gustar tener ellos la razón y que se elija lo que ellos decidan. Si nunca te deja tomar las decisiones o le da igual lo que tú opines porque siempre se acabará haciendo lo que tu pareja quiere, esa persona está siendo posesiva.
  5. Distancia. Si tu pareja es posesiva no le gustará que hagas viajes muy largos o que os distanciéis un tiempo muy grande y es que le gusta estar siempre contigo y sabiendo lo que estás haciendo.
  6. En contacto. En caso de que te vayas a algún sitio, ya sea de viaje durante unos días, o incluso unas horas, querrá hablarte a todas horas para saber dónde estás, qué estás haciendo y demás. Siempre te va a querer tener controlado.
  7. Sexo. Como a las personas posesivas les gusta que tú estés para ellos, mostrará su dominancia y ganas de poseerte en la cama. En el sexo querrán tener la voz cantante.
  8. Cercanía. Como siempre querrá que estés que ella, intentará introducirte en su grupo de amigos. Una forma de que estés con personas diferentes pero siempre con tu pareja.
  9. Cambiarte. Al ser posesivo y no querer que nadie más esté contigo y disfrute de ti como lo hace tu pareja, intentará cambiarte, ya sea tu forma de vestir, el peinado o la cantidad de maquillaje que llevas.
  10. Tóxico. Independientemente de lo que haga tu pareja, si crees que es una persona tóxica para ti porque intenta cambiar tus gustos, reducir tu círculo de amistades o sientes que intenta ser demasiado posesiva, déjalo. Haga lo que haga que no te haga sentir cómodo será la mejor clave para tomar medidas.

Consejos para saber si mi pareja es posesiva

  • Si notas que la persona con la que estás es demasiado posesiva y esto no te gusta, toma medidas. Primero coméntaselo, quizá es así porque no se da cuenta o porque no cree que te moleste. Si así no funciona, quizá la mejor opción es que termines con esa relación pues está acabando con tu círculo de amigos y no estás bien.
  • Escucha a tus amigos. Normalmente no es positivo que ni tus amigos ni familia se meta dentro de una relación, pero en este caso deberás escucharlos y es que los actos de una persona posesiva se perciben mejor desde fuera.
  • Puede que tu pareja sea posesiva pero hasta un cierto límite, es decir, que no le guste que estés con otras personas pero no llegue a controlarte en exceso, que le cueste que os alejéis pero tampoco esté todo el tiempo controlando que haces…hay diferentes grados de posesión y como en todo un poco no es malo, de hecho si quiere que estés a su lado puede ser una muestra de cariño, aunque hay veces que éste no se demuestra de la mejor de las maneras. Pase lo que pase habla con tu pareja y puede que lleguéis a un entendimiento.

¿Que necesitas para saber si mi pareja es posesiva?

  • Una pareja
  • Hablar con ella
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.