¿Has oído alguna vez decir a la gente que cada minuto de risa profunda equivale a una hora de vida más? Pues, ¡parece ser que así es! No hay nada más sano que la risa abierta, real, la risa que sale de dentro y hace que nos sintamos mucho más felices.

Saber cómo reírse no solamente nos ayuda a encontrarnos mejor con nosotros mismos, sino que además nos permite acercarnos a otras personas, socializarnos y resultar mucho más afables y cercanos. Además, sus beneficios físicos son también envidiables. Una persona de risa franca se caracteriza por tener un abdomen duro y un corazón fuerte, además de un sistema inmunológico mucho mejor que el de una persona seria y continuamente preocupada.

Reírse es muy importante, así lo demuestra la risoterapia

Reirse se ha convertido a día de hoy en una terapia para muchas personas, una manera sana de mejorar las relaciones con los demás y con uno mismo. De hecho existe una técnica psicoterapéutica caracterizada por obtener muchos beneficios tanto mentales como emocionales a través de la risa: se trata de la risoterapia. Esta técnica se basa en la capacidad contagiosa que tiene la risa dentro de un grupo, pues está demostrado que reirse en grupo contagia a muchas personas, incluso a aquellas que normalmente no se ríen. UNICEF, por ejemplo, la utiliza como medio para reanimar a niños que se han enfrentado, y por suerte sobrevivido, a algún tipo de desastre natural.

Pero, ¿cómo reírse de manera natural?

Saber cómo reírse de manera natural sin que resulte forzado no es tan difícil como puede parecerte a primera vista. Es necesario aprender ciertos modos de comportamiento para lograr que la risa se convierta en una parte natural de ti. Si quieres aprender cómo reírse y lograr una vida mucho más sana y feliz, no dejes de leer el siguiente post. ¡Comencemos!

Cómo reír

¿Que necesitas para reírse?

Para saber cómo reírse, vamos a necesitar

  • Leer el siguiente post
  • Tomar en serio los consejos y practicarlos
  • Con estas técnicas no solamente aprenderás cómo reírse, sino que lograrás ser mucho más feliz en tu día a día y disfrutar al máximo de la vida.
  • Te aconsejamos que también leas este buen artículo sobre Cómo Reír

Instrucciones para reírse

Paso a paso para saber cómo reírse

  1. Tómate la vida con filosofía. A veces, el día a día logra que terminemos terriblemente estresados cuando llega la noche y no nos permite disfrutar de la vida. Las preocupaciones, las obligaciones diarias, los problemas económicos, laborales o personales, pueden ser una lacra terrible que termina por convertirse en una pesada carga que echamos continuamente a nuestras espaldas y que nos apaga lentamente. Pues bien, una forma de luchar contra todas estas situaciones tan agobiantes, es tomar la vida con filosofía. Intenta quitarle hierro al asunto, no te agotes pensando una y otra vez en tus problemas. La mejor manera de hacerlo es lograr ver las cosas con perspectiva. Si no eres capaz de hacerlo por ti solo, no está de más contar con alguien que te permita ver la vida desde otro prisma.Cómo reír
  2. Busca el lado bueno y divertido de las cosas. ¿Te has levantado alguna vez pensando en lo bonito que es todo lo que te rodea, en la suerte que tienes de que esa persona permanezca a tu lado, de que tu familia se encuentre bien de salud? Igual que somos capaces de ver las cosas malas, también hemos de serlo para ver las buenas. Haz este sencillo ejercicio todos los días para recargar tus pilas y que tu día a día sea mucho más alegre: nada más despertarte piensa en cosas bonitas que te rodean: un cuadro, tu pareja, la preciosa vista que ves a través de la ventana de tu habitación… pero no te quede sólo ahí, disfruta del viaje al trabajo, fíjate en las cosas curiosas que te rodean, diviértete con las incongruencias que puedes encontrar y con los pequeños detalles simpáticos que te rodean (un perro gigante con una camisetita personaliza, una casita de color verde, el cubo del vidrio decorado con imágenes divertidas…)divertirse con todo
  3. Sonríe, sonríe y ¡sonríe! Muchos estudios científicos demuestran que sonreír es terapéutico y que hacerlo todos los días es genial para nuestra salud. Intenta que tu rostro relajado no resulte triste o serio y sonríe a lo largo del día. Hazlo de manera continua. Una vez tuve una jefa que siempre me decía que al hablar por teléfono hay que sonreír aunque la otra persona no te vea, pues se nota en el tono de voz. ¡Y es verdad! Si sonríes mientras hablas tus palabras serán más agradables y cercanas, si sonríes cuando empiezas a ponerte nervioso, verás cómo, automáticamente, comienzas a relajarte de manera natural y a olvidar porqué motivo te estabas acelerando. Si sonríes a los que te rodean, serán más amables contigo y tú te encontrarás mucho más feliz con ellos. Haz la prueba y sonríe. Muy pronto se tratará de algo tan habitual en ti que lo harás de manera natural y sin ni siquiera tener que pensarlo.Cómo reír
  4. Olvídate de las noticias y escoge programas divertidos en la televisión. Haz igual con los libros. Empápate de autores simpáticos que te arranquen carcajadas en cualquier lugar. Si estamos todo el día rodeados de violencia y tristeza, no es de extrañar que nos cueste tanto reírnos. Pues bien, aparta a un lado todas las cosas negativas durante tus ratos de ocio y diviértete a tope, incluso viendo la televisión o leyendo un libro. Y para lograrlo, aquí tienes unas recomendaciones excelentes tanto para la televisión como para tus ratos de lectura: si eres un fanático de las series de humor de no más de 20 minutos, no puedes dejar de ver IT Crowd/Los informáticos y The Office, ambas traducidas al castellano. La primera es una serie británica con un humor verdaderamente contagioso, compuesta por 4 temporadas gloriosas que cuentan la vida de unos informáticos muy divertidos en Reino Unido. Gracias a la segunda, una auténtica joya de 9 temporadas, podrás adentrarte en una oficina cualquiera (a mí me ha recordado muchísimo a situaciones que he vivido yo en el trabajo a lo largo de los años) donde podrás ver en primera fila las relaciones que se crean entre compañeros de trabajo y las peculiaridades que hacen a cada uno de ellos personas tan divertidas y desternillantes en momentos concretos. Si quieres reírte, y mucho, con algunos libros muy diferentes te recomiendo que descubras muy pronto a David Safier. Para mí ha supuesto un antes y un después en libros para partirse de la risa. Cuando leí Maldito Karma, creía que me haría pis encima de lo mucho que me reí mientras lo leía. Y por supuesto, no pude dejar de leer sus demás títulos: ¡Muuu!; Yo, mí, me… contigo; Jesús me quiere o Una familia feliz. Para mí sin duda el más divertido es Maldito Karma, pero los demás te harán pasar ratos muy simpáticos. Si eres lector de transporte público, como yo, prepárate para contagiar la risa al resto de tus compañeros de vagón.cómo reír con un buen libro

Consejos para reírse

Unos últimos consejos para saber cómo reír

Tómatelo con calma, no todas las personas son capaces de reírse a mandíbula batiente si no tienen la costumbre. Pero no dejes de sonreír y mirar la vida con más calma. Relájate, ríete de ti mismo y por supuesto no te avergüences de tus risas, aunque sean graznidos extraños o resulten extremadamente fuertes. Siempre que tú seas feliz y no hagas daño a nadie, ¿qué más da lo que opine el resto?

Cómo reír

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.