¿Qué es el dogging?

El dogging es una práctica sexual que consiste en tener relaciones sexuales en lugares públicos, suele ser de forma anónima y sin ataduras. Los sitios más utilizados para practicar el dogging generalmente son parques, descampados, campings, bosques, playas y otros sitios cercanos a las zonas urbanas, además de baños públicos y zonas de descanso de las carreteras y autovías. Este tipo de práctica se ha empezado a poner de moda porque, según las personas, mantener relaciones sexuales en un coche es muy incómodo y solo da opción a unas determinadas posturas. Lo que hace único al dogging es que, además de practicar sexo en la calle y con una alta probabilidad de ser descubiertos, es habitual que se unan otras personas, a veces evolucionando a una orgía. Las personas que les gusta mirar cómo otros tienen relaciones sexuales son gratamente bienvenidos, por lo que esta práctica es una mezcla de exhibicionismo, aventura y libertad sexual.

En español, este término se traduce como cancaneo. Dogging es un anglicismo y se utiliza para las relaciones heterosexuales, siendo la palabra cruising la que se utiliza cuando se está refiriendo a relaciones homosexuales.

Doggers

Doggers es el nombre que se le da a las personas que practican el dogging o cancaneo. El perfil de las personas que practican el dogging suele ser heterosexuales, con edades comprendidas entre los 18 y los 70 años, de todas las clases sociales y con cualquier tipo de empleo. Como se puede ver, no hay restricciones de ningún tipo y cualquiera que quiera y se sienta a gusto con ello puede practicar el dogging.

Requisitos para practicar el dogging

  • El primer requisito fundamental para practicar el cancaneo es tener una buena comunicación con las personas con las que se va a realizar.
  • Cuando el dogging se hace dentro de los coches hay una serie de señales que indican distintas cosas. Por ejemplo, cuando los doggers dejan las luces interiores del coche encendidas quiere decir que quieren ser observados. Cuando quieren que otra persona se una a ellos, dejan la puerta del coche abierta, indicando que pueden entrar a participar en las relaciones sexuales. Si las ventas o las puertas están un poco entreabiertas, es una señal para que te acerques y toques el cristal para preguntar si puedes mirar o unirte a ellos. Por el contrario, si las personas que se encuentran dentro del coche no quieren ser vistas, observadas ni que terceras personas se unan a participar, las ventanas y las puertas estarían cerradas y las luces apagadas.
  • Si es usted la persona que está mirando como otra pareja está practicando sexo, debe esperar a ser invitado para poder participar en la relación sexual.
  • Las zonas donde se practica el dogging son zonas apartadas, por lo que es necesario no molestar a las personas que estén caminando por la calle y no sean doggers.
  • El uso del preservativo en este tipo de prácticas es fundamental ya que no es corriente que se conozca a las distintas personas con las que se tiene sexo. Esta es la mejor forma de evitar las infecciones o enfermedades de transmisión sexual (ETS) y los embarazos no deseados.
  • Es muy importante que no se revele ningún dato personal como el DNI, cuentas bancarias, redes sociales o cualquier tipo de información que no quieras que nadie sepa. Ten en cuenta que el dogging suele ser una práctica donde las personas se reúnen de forma exporádica y luego no suelen volver a verse. Para conectar con otros doggers por internet puede hacerse un correo electrónico específico para ello, que no revele ni su nombre, ni sus apellidos, ni su número de teléfono. También es importante que, si mantiene relaciones sexuales en su coche cuando está practicando dogging, no tenga a la vista sus datos.
  • Es esencial que nunca acudas a las citas de dogging con objetos de valor encima ni pertenencias queridas, pues no sabes a ciencia cierta quienes son las personas que te vas a encontrar allí.
  • Por último, cuando termine una cita de dogging, al salir, asegúrese de que nadie le sigue.

Hay muchas personas que encuentran este tipo de prácticas depravadas, pero cada vez hay más gente que se está uniendo al dogging y son muchos los foros, sitios webs e incluso grupos de whatsapp los que se están formando para hacer quedadas con otros doggers. Como se ha comentado anteriormente, los grupos de whatsapp no están recomendados ya que las otras personas tienen acceso a tu número de teléfono, y esto es todo lo contrario a la esencia del dogging, que es mantener relaciones sexuales con personas desconocidas y de forma completamente anónima.

Por otra parte, cada vez son más las parejas que se deciden a acudir a estas sesiones de sexo, pero antes de practicar el cancaneo con tu pareja, es de vital importancia que ambos esteis completamente conforme y que, pase lo que pase, no va a afectar a vuestra relación de pareja.

 

¿Te ha gustado?
13 usuarios han opinado y a un 76,92% le ha gustado.